Museos: Ideas, imágenes y decoración | homify Museos: Ideas, imágenes y decoración

Museos: Ideas, imágenes y decoración

  1. : Museos de estilo  por Manintex Pisos
  2. Lapida de Recinto: Museos de estilo  por CANTERAS DEL VOLCÁN
  3. El showroom de möblum llegó a Puebla con lo mejor del diseño: Museos de estilo  por moblum
    Ad
  4. museo casa de alfeñique: Museos de estilo  por diseño & construcciones tapia
  5. museo casa de alfeñique: Museos de estilo  por diseño & construcciones tapia
  6. museo casa de alfeñique: Museos de estilo  por diseño & construcciones tapia
  7. museo casa de alfeñique: Museos de estilo  por diseño & construcciones tapia
  8. Museo Finca Roma: Museos de estilo  por Taller La Semilla
  9. Museo Finca Roma: Museos de estilo  por Taller La Semilla
  10. Museo Finca Roma: Museos de estilo  por Taller La Semilla
  11. Museo Finca Roma: Museos de estilo  por Taller La Semilla
  12. Museo Finca Roma: Museos de estilo  por Taller La Semilla
  13. Museo Finca Roma: Museos de estilo  por Taller La Semilla
  14. Museo Finca Roma: Museos de estilo  por Taller La Semilla
  15. Museo Finca Roma: Museos de estilo  por Taller La Semilla
  16. Museo Finca Roma: Museos de estilo  por Taller La Semilla
  17. Museo Finca Roma: Museos de estilo  por Taller La Semilla
  18. Ex-Monasterio Santa Maria Atlihuetzia, Tlaxcala.: Museos de estilo  por Or Design
  19. Ex-Monasterio Santa Maria Atlihuetzia, Tlaxcala.: Museos de estilo  por Or Design
  20. Ex-Monasterio Santa Maria Atlihuetzia, Tlaxcala.: Museos de estilo  por Or Design
  21. Pavimele: Museos de estilo  por Pavimele sas
  22. Gran Museo del Mundo Maya: Museos de estilo  por Duarte Aznar Arquitectos
  23. Gran Museo del Mundo Maya: Museos de estilo  por Duarte Aznar Arquitectos
  24. Gran Museo del Mundo Maya: Museos de estilo  por Duarte Aznar Arquitectos
  25. Gran Museo del Mundo Maya: Museos de estilo  por Duarte Aznar Arquitectos
  26. Gran Museo del Mundo Maya: Museos de estilo  por Duarte Aznar Arquitectos
  27. Gran Museo del Mundo Maya: Museos de estilo  por Duarte Aznar Arquitectos
  28. Gran Museo del Mundo Maya: Museos de estilo  por Duarte Aznar Arquitectos
  29. Museo Jumex: Museos de estilo  por TAAU
  30. Museo Jumex: Museos de estilo  por TAAU
  31. Museo Jumex: Museos de estilo  por TAAU

Diseño y arquitectura de Museos

Un museo expone la realidad de una cultura vista de muchas maneras. Hay museos destinados a exponer la historia regional de ciertos lugares, otros a mostrar el arte más actual y contemporáneo, otros son para presentar piezas itinerantes y temporales y muchos otros se convierten además en institutos de investigación histórica, artística o cultural, produciendo conocimiento además de mostrarlo al mundo. Pero todos tienen en común que muestran las expresiones culturales de una o varias épocas en la historia de la humanidad.

Si bien un museo es ya un expositor de arte, ¿Cómo realizar su diseño arquitectónico, si la arquitectura en sí misma es arte? Sencillo: concebirlo como una pieza más de arte exponiéndose abiertamente al mundo entero, sin bastidores ni cristales.

Haciendo del museo un espacio artístico y atractivo

Un museo debe atraer y convertirse en un imán para la sociedad, pues su misión es dejar un rastro sólido de historia y humanidad en el público, en todas las generaciones. Por ello, un museo debe mostrar un carácter fuerte y con un estilo marcado desde su diseño exterior hasta los detalles de su interior. Debe pensarse como elemento memorable en sí mismo.

Para ello hay que considerar varios aspectos: si su destino es exponer piezas e información históricas, puede diseñarse un edificio con carácter también histórico, convirtiéndose en una réplica de algún estilo tradicional regional, o bien restaurar y remodelar algún edificio antiguo.

Puede ser en cambio un edificio de corte contemporáneo o clásico si habrá de exponer colecciones itinerantes y temporales. Si se trata de un edificio institucional y de investigación, su estilo tenderá a ser más sobrio y a respetar la tradición arquitectónica de la institución que representa o bien de la región en donde se ubique.

Si, en cambio, se trata de un museo de arte contemporáneo, presentando colecciones de arte actual y cuyos propietarios apuesten por las nuevas tendencias artísticas, revolucionarias y experimentales, un carácter ecléctico, industrial y de formas y materiales novedosos y atrevidos es la respuesta.

Lo importante es la sala de exposición pero no es lo único

Si bien el rostro que un museo habrá de mostrar inmediatamente después de su fachada es la sala de exposición, no es el único espacio que existe. Para que funcione, un museo debe contar con una zona administrativa de contacto y vinculación con el público y con otras instituciones, un área destinada al trabajo logístico del lugar, con oficinas, talleres y galerías destinados a la curaduría, a la organización y al trabajo interno.

Los servicios son imprescindibles: uno o más cuartos de servicio deben estar bien iluminados, ventilados y ubicarse inmediatamente detrás de las salas de exposición, pues de ellos depende que las obras se mantengan en perfecto estado. Controles de temperaturas y luces, equipo de seguridad, mamparas, cordones, pinturas, lámparas y anuncios deben supervisarse continuamente por lo que las habitaciones deben ser amplias y libres de obstáculos, bien iluminadas y con la temperatura correcta.

En todo museo hay piezas en resguardo, ya sea como resultado de la curaduría, como piezas creadas ex-profeso para el lugar o donaciones de artistas y público en general. Estas obras deben mantenerse en una sala especial con la temperatura, luz y cuidados necesarios para no dañarse y mantenerse íntegras. Estos espacios deben contar con mobiliario adecuado como grandes mesas para embalaje, departamentos para herramientas y armarios o repisas para colocar las piezas sin ser lastimadas.

Y como se trata de exponer arte, no podemos dejar pasar el escenario donde habrá de mostrarse. Las salas de exposición deben ser galerías con cielos muy altos y con entradas de luz natural perfectamente ubicadas, pues a diferencia de otros espacios, en el caso de los museos la luz del sol puede dañar ciertas piezas históricas. También deben ser lugares amplios y abiertos al interior, conectándose entre sí por medio de umbrales y corredores grandes y bien señalados.

La distribución de los recorridos deberá realizarse por medio de mamparas y los bastidores de las mismas piezas, así como por medio de luces dirigidas y cordones entre las piezas y los senderos. Hay que tomar en cuenta que estas salas de exposición deben ser lugares espacialmente flexibles y fáciles de intervenir, con muros y cielos lisos, plafones con una estructura sólida y pisos en colores neutrales y materiales resistentes para alto nivel de tráfico.

Los colores y la decoración habrán de cambiar constantemente, pero las formas, los encaminamientos, los umbrales y las texturas de cada superficie deberán brindar una sensación de misterio y seducción que será el complemento perfecto para el arte expuesto, dejando un recuerdo imborrable en la memoria de los amantes del arte, la historia y la cultura.