Recámaras infantiles: Ideas, imágenes y decoración

  1. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  2. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  3. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
  4. ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
    ¿Necesitas ayuda con tu proyecto?

La recámara infantil - Un lugar para soñar

Una recámara infantil es un espacio destinado a los más pequeños de la casa y, por eso, necesita ser decorada con alegría. Tienes que elegir muebles y piezas de decoración que soporten su gran vitalidad, realizados con materiales de alta resistencia. Los elementos que se incluyen en una recámara infantil tienen que ser capaces de aguantar el ritmo de sus imparables usuarios. Además, la recámara infantil se debe componer con muebles versátiles, diseñados en formas, texturas y colores que favorezcan la sensación de bienestar, el descanso y el optimismo a la vez, y que encuadren dentro de una estética moderna y actualizada. Los muebles de diseño para niños, acompañados por vistosas cortinas y alfombras del mismo estilo, serán los encargados, entre otros elementos, de convertir la recámara infantil, la sala de juegos y la zona de estudios en un universo interesante y desbordante de creatividad e imaginación.

Ideas e inspiración para la recámara infantil

Pensar en ideas creativas para decorar una recámara infantil actual plantea un reto trabajoso y, a la misma vez, muy divertido y absolutamente emocionante. En homify, además de ofrecerte una amplia gama de estilos y de piezas de mobiliario infantil, te compartimos ideas fabulosas para decorar la recámara infantil. Al navegar por esta plataforma, te sorprenderán las innumerables opciones que existen. Podrás ir guardando las fotos de cada recámara infantil o detalle que te guste y, cada vez que lo hagas, esa fotografía pasará a integrar un álbum personal con tus rincones favoritos. Además, si quieres, también puedes añadir tus propios comentarios, cambiar el orden en que hayas subido las fotos y consultar tu perfil cuantas veces desees. Siempre estará allí para ti cuando quieras reformar la recámara infantil de tu hijo, agregarle detalles exclusivos o adaptarla según vaya creciendo.

¿Cómo diseñar una recámara infantil?

El diseño de toda recámara infantil debe estimular la imaginación de los pequeños, mientras les sirve como refugio y soporte en distintos momentos de su vida cotidiana, como son las horas de descanso, de juegos y de estudio. Elige muebles para niños de líneas simples, de materiales resistentes y accesorios inspirados en los elementos y actividades en los que el niño tenga interés. Estos motivos, que serán la base de la temática de la recámara infantil, aparecerán dando su energía a los cobertores y, sin recargar el ambiente. También pueden aparecer en las alfombras y en las lámparas. Una recámara infantil clásica para niñas puede estar decorada con peluches vistosos, muñecas originales y un juego de mesa y sillas para platicar y jugar a ser grandes con las amigas. En todos los casos, procura que los niños tengan a su alcance varias repisas en su recámara infantil, para colocar sus libros, sus artesanías, manualidades y los juguetes más bonitos.

Consejos para la recámara de los niños

Desde que nacen hasta los dos años, aproximadamente, piensa en decorar el dormitorio de los pequeños con diseños simples y colores suaves. 

A partir de los dos hasta los cinco años, los niños tienden a identificar acciones, por lo que resulta maravilloso decorar la recámara infantil con cuadros murales con personajes realizando diversas actividades, como alguien jugando al fútbol, comiendo una manzana, leyendo o pintando. En esta etapa, el color de los muebles para niños y los complementos decorativos de la recámara infantil debe ser estimulante, para alentar su dinamismo. 

A partir de los seis años cobran importancia los personajes célebres o con características definidas, porque los niños se identifican con ellos en sus juegos. Pueden ser piratas, personajes de historietas, músicos, médicos, deportistas y héroes de diversas cualidades positivas. También es interesante decorar la recámara infantil con motivos de animales, figuras geométricas y cuadros de pinturas y monumentos, para que se adentren en la cultura mientras juegan. Pueden aparecer en un puff, en las cortinas, en mantas o en atractivos cojines. Para esta etapa elige colores terciarios y elegantes, como piedra, caqui o azul profundo, siempre bien combinados, para educar a los niños en estética. Incentívalos a cambiar detalles en su recámara infantil con cierta frecuencia, y apórtales muebles infantiles que favorezcan el orden y la fácil limpieza. 

Es muy importante que la recámara infantil tenga una buena ventilación y adecuada iluminación, tanto natural como artificial. Procura destinar un espacio suficiente para integrar un clóset amplio y bien compartimentado en la recámara infantil. Por supuesto, que combine con la cama y con el resto de los muebles para niños que hayas elegido.

 ¿Qué color de pared debería de utilizar para la recámara de los niños?

Tratando del tema de las paredes, es verdad que en pintura y empapelado existe una gran variedad de opciones, pero hay que valorar los gustos del niño, que es quien disfrutará de la atmósfera de su recámara infantil. Más allá de que niños y niñas suelen elegir colores diferentes para su recámara infantil, y que existen tonos más adecuados para unas edades y para otras, la condición más importante es que las tonalidades elegidas, favorezcan el bienestar de tus hijos. 

Por ejemplo, para los niños que necesitan ser estimulados en actividad, para que se muestren emprendedores y con ideas propias, el color de la pared podría ser un verde luminoso, mientras los muebles podrían presentarse en madera natural, y los textiles deberían lucir colores intensos, como anaranjado, amarillo y violeta contrastados con blanco. Por el contrario, el color de las paredes de la recámara infantil de los niños demasiado activos será aquel que les ayude a tranquilizarse, a sentirse mejor. Podrías optar por tonalidades blanco roto, rosado pálido, verde agua o toda la gama de colores pastel.

¿Qué piso es más recomendable para la recámara de los niños?

A la hora de seleccionar el piso de la recámara infantil hay que tener en cuenta dos premisas fundamentales, que son: seguridad de los niños y limpieza fácil. El suelo de la recámara infantil de un niño pequeño debe ser antideslizante. Los pisos de alfombra de buena calidad son una buena elección, se pueden evitar moretones en las rodillas de los pequeñitos y el material pueden limpiarse fácilmente. Como el color siempre debe tener protagonismo en la recámara infantil, es adecuado conseguir una alegre combinación colocando una alfombra base que cubra todo el piso, y luego colocar varias alfombras de menor tamaño en colores brillantes. 

¿Qué decoración queda mejor para mi hijo?

La que facilite sus actividades de todos los días y sea capaz de contener todos los elementos que prefieren, desde juegos de caja o accesorios de su deporte favorito hasta consolas para videojuegos y sus variados accesorios. Además, hoy en día los niños necesitan en la recámara infantil de un escritorio adecuado para la computadora y sus objetos complementarios, y una mesa de trabajo con una silla adecuada para estudiar, en un rincón apartado de tentadoras distracciones. 

Diseñando una recámara infantil pequeña

Para espacios pequeños, es imprescindible encontrar grandes soluciones, así que frente al diseño de una recámara infantil pequeña deberás agudizar tu ingenio. Si la recámara infantil es compartida por dos o más niños, emplea literas que multipliquen la capacidad de almacenaje con cajoneras y repisas. Selecciona muebles para la recámara infantil que formen un conjunto funcional y bonito, en el cual se inserten las camas, los escritorios y el clóset como un perfecto rompecabezas. Atendiendo a la esencial función de la recámara infantil, fíjate en la calidad de los materiales, los herrajes y el diseño, para brindar a los niños un entorno de agradable seguridad.

Transforma la recámara infantil en una habitación de adolescente

Tus propios hijos te irán indicando cómo y cuando ir realizando cambios en la recámara infantil. Lo más importante es que siempre prestes atención a la evolución del niño, y que respetes en todo momento su ritmo de cambio. A partir de que van aprendiendo a leer y que tienen que hacer tareas escolares, la zona de estudio toma más importancia. Al diseñar la recámara infantil de un adolescente debes definir una buena distribución de las zonas de ocio y de estudio. En la adolescencia, los niños dejan de prestar atención a una serie de juguetes que antes invadían su recámara infantil, así que podrás retirarlos, siempre con su consentimiento, por supuesto, para dar espacio a nuevos elementos, como cajoneras y mesas de estudio, que son los que solicita esta interesante etapa de su evolución personal. Piensa en dar un cambio radical a los textiles del dormitorio. De aquellos personajes coloridos podrás pasar a colores lisos y elegantes, como los azules intensos, los fucsias y los morados. Por supuesto, siempre podrás integrar cojines estampados y coloridos, para poner un toque de optimismo y frescura juvenil.