Salas de estilo clásico por Münchner home staging Agentur GESCHKA

8 horrores comunes que cometemos al decorar (y debemos evitar)

Ana Martinez Ana Martinez
Loading admin actions …

Al momento de decorar casi todos cometemos muchos errores,- y comúnmente son muy parecidos. Comenzamos a comprar más de lo que necesitamos, adquirimos cada mueble que nos gusta, sin pensar en el entorno, creemos que no hay que dejar paredes lisas, no tomamos en cuenta la iluminación, y a veces hasta olvidamos que cada decoración debe tener una razón, más allá de la simple decoración. Y  mientras buscamos crear un hogar relajado, bohemio y con estilo ecléctico, quedamos atrapados por los encantos de los muebles y caemos en los horrores más comunes de la decoración.

¡Pero todo se puede evitar! Porque es fácil elegir qué colores, muebles y elementos nos gustaría incluir en una habitación, lo complicado es lograr equilibrarlos para crear armonía en los ambientes, y elegir  la luz y la disposición perfecta de las cosas para lograr el espacio que deseamos. Y aunque no podemos puntualizar todos los errores, -si podemos resolver algunas de tus dudas. Y en esta ocasión decidimos enlistarte 8 de los errores más comunes de decoración que debes evitar. Así que, toma un trozo de papel y pluma, y prepárate para decorar con clase.

1. Pedir ayuda a los amigos

Nuestros amigos son los mejores aconsejándonos sobre la vida, los amores, y algunas decisiones importantes. Pero en la decoración, no siempre nos ayudarán a lograr lo mejor. Puedes consultar algunas opiniones, y tips sobre dónde comprar o algún especialista que te recomienden. Pero al momento de decorar, puede ser que sus opiniones y las tuyas no sean iguales, o que te convenzan de comprar cosas que en realidad no te encantan. 

Recuerda que la mejor ayuda que puedes solicitar es la de un especialista que te ayude a canalizar tus necesidades, y tus deseos para lograr obtener el resultado que deseas en la decoración de tu hogar. Y si a tus amigos hay algo que no les gusta mucho, lo mejor es ignorarlos. Después de todo, es tu propia casa.

2. Poner todo en la sala

Las salas son probablemente el área común más visitada. En ella disfrutamos de pasar un buen rato con los demás, y por eso tendemos a preocuparnos de más por tener una decoración adecuada, y capaz de impresionar a todos. Le damos más importancia y queremos que todo lo que amamos, y que deseamos que los demás conozcan de nosotros esté ahí, descuidando la decoración de otros espacios como la recámara.

¡Pero la recámara es la habitación más importante!

Así que antes de comenzar a atiborrar tu sala de recuerdos, objetos importantes y tus colecciones favoritas, deberías probar llevando las cosas realmente valiosas a tu recámara. Pues ese cuarto es el espacio más íntimo donde podrás disfrutar de los mejores placeres de la vida. Además, así podrás evitar que tu sala se vea amontonada, y tu recámara desnuda.

3. No cuidar las proporciones

La escala desproporcionada es probablemente el error más común en la decoración de interiores. Muchas veces llenamos los espacios de objetos pequeños, tratando de cubrir la mayor área posible, o lo contrario. Elegimos objetos muy grandes mientras buscamos algo minimalista. Sin embargo, la verdad es que para que la decoración luzca bien, debe incluir objetos de ambos tamaños, para que se vea más equilibrada e interesante.

Para lograr escalar a la perfección tus muebles, primero debes dividir el espacio que tienes, procurando que quede por lo menos una tercera parte libre para la circulación. Y después ir acomodando muebles de diferentes proporciones. Lo segundo es elegir una dirección de simetría. Puede ser horizontal o vertical, y a partir de ahí disponer los muebles buscando un equilibrio en la ubicación de los objetos.

4. Olvidar el punto focal

Al igual que en la fotografía, para que una área luzca bien, necesitamos identificar primero un punto focal, y a partir de ella establecer la ubicación, iluminación y dirección del resto de las cosas. En el caso de la decoración, el punto focal tiene que estar muy relacionado con el uso que le damos a cada espacio, y después por el elemento más utilizado. Por ejemplo, en una sala el área focal estará en la zona de los sillones, la mesa y el televisor, pero el foco específico podrá ser solo la TV, si lo que más hacemos es mirar programas de televisión o películas, los sillones si nos gusta descansar, o la mesa si nos encanta preparar bocadillos para las visitas. 

5. No combinar las paredes con el resto

Algunas veces pensamos que el problema con la decoración de nuestras habitaciones es que nuestras paredes son muy aburridas, están sucias, o necesitan un nuevo color. Sin embargo, el verdadero problema puede estar en que no hemos elegido adecuadamente el resto de la decoración.Y será mucho más fácil adquirir nuevas cortinas, o un tapete, o cambiar el tapiz de la sala que volver a pintar las paredes de toda la casa.

Aunque encontrar el color que nos gusta para las paredes puede ser más fácil de lograr que encontrar los muebles, textiles o tapices con en ese color. Sin embargo, puedes tomarte tu tiempo para buscarlos. Podrás iniciar combinando algunos colores contrastantes entre las paredes y estos. O bien colores complementarios. Y para lograrlo mejor puedes ayudarte de un círculo cromático, -que puedes consultar en internet, y buscar colores que se contrapongan, o que estén cerca uno del otro.

6. Mezclar de más

Mezclar y combinar es probablemente lo mejor que puedes hacer para personalizar tu casa. De hecho, para lograr una decoración moderna te recomendamos no adquirir muebles en conjunto, sino por separado. Y aunque al principio puede parecer algo arriesgado, y hasta intimidante, con el tiempo lograrás desarrollar una habilidad especial para lograr el equilibrio.

Si apenas estás comenzando con esto de la decoración, lo mejor es basarte en los colores, los materiales y las texturas para combinar. En el caso de los materiales, te recomendamos incluir elementos repetitivos en los muebles, pero en cantidades pequeñas; para los colores puedes establecer una paleta, elegir un color dominante y otros complementarios, y en el caso de las texturas, procura combinar lisas y estampadas, para evitar que se vea aburrido o abrumador.

7. Coleccionar todo

Las personas tenemos una habilidad especial para coleccionar y guardar cosas. Cada objeto que nos recuerda algo importante, o que tiene los colores que nos gustan, o que se relaciona con nuestras aficiones, lo adquirimos y quisiéramos colocarlo en la sala de nuestra casa para presumirlo a todos. 

Y si bien estos elementos forman, y representan, parte importante de tu vida, mostrarlos todos juntos no es exactamente la mejor opción. Puedes elegir los más representativos para las áreas comunes, y colocar uno o dos en otras habitaciones de la casa, para evitar que se vea desordenada. Otra buena opción es colocar repisas, estantes o vitrinas especiales para ellos y utilizarlos para decorar alguna de tus habitaciones.

8. Colgar todo en las paredes

Las ilustraciones, fotos, pinturas o cuadros son una parte integral de la mayoría de las decoraciones caseras. Y es muy fácil poner clavos y colgarlas, pero lo difícil es reparar las paredes con agujeros, o manchas de pegamento que se quedan cuando queremos modificar la decoración. 

 El método más seguro es medir 145 centímetros desde la parte inferior de la planta y hacer una marca en la pared. Esta es la altura de los ojos de la mayoría de la gente promedio y el punto central de su obra de arte debe sentarse en este punto. Si estás organizando una colección en tu pared, colocar las piezas más destacadas en esta altura . A menudo es útil cortar trozos de papel en la forma de las obras de arte y pegarlas a la pared primero para ver cómo se vería un objeto allí.

Y así como estos errores, también existen estos mitos de decoración que debes evitar para lograr el hogar que siempre has querido.

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!