De viejas ruinas ¡a casa de ensueño!

Joelia Dávila Joelia Dávila
Google+
Loading admin actions …

Hoy conoceremos una transformación ¡fantástica! En la hermosa Galicia, el despacho Intra Arquitectos, de La Coruña, se dedicó a descubrir una piedra preciosa escondida entre las ruinas de una antigua casa rural. A menudo, la arquitectura rural esconde una gran cantidad de tesoros: hermosas casas detrás de enormes muros de piedra, vegetación invadiendo las altas paredes, espacios amplios y bien iluminados… a veces son diamantes en bruto que se quedan abandonados durante años y es entonces cuando algunos corren con la suerte de que una hábil mano, creativos diseñadores y propietarios arriesgados le devuelvan el esplendor perdido.

El proyecto de hoy es una sorprendente muestra del antes y después que una rehabilitación extremadamente respetuosa con lo existente ha logrado: una casa rústica llena de posibilidades, con nuevos colores, renovados espacios, mucha luz… ¡una casa de ensueño!

Antes: fachada gris

Antes de la intervención la casa lucía así. Cierto es que la vegetación trepadora es encantadora cuando cubre los muros de una casa, pero si no se le da el mantenimiento adecuado ésta se transforma en invasiva, generando una apariencia de abandono. La humedad comienza a carcomer el material de construcción, los senderos se pierden, los accesos se cierran, ¡se convierte en una selva impenetrable! Al fondo, la fachada luce opaca y descuidada, las tejas y la piedra de los muros apenas sobreviven al clima… ¡Definitivamente el cambio era necesario!

Después: Fachada renovada

Una fachada clara, limpia y de una belleza increíble, lista siempre para ser admirada. Los balcones son hermosos nichos protegidos por detalles de herrería exquisitos, la piedra de los muros luce radiante y luminosa, el jardín se mira fresco y bien cuidado. Es una fachada de carácter rústico pero refinado a la vez, una casa que refleja un ambiente de plena paz, de calor de hogar, acogedor y maravilloso.

Antes: oscura cocina

Un espacio lleno de potencial claramente desperdiciado. En el área de comedor y cocina, las paredes aparecen sucias y desaliñadas, el yeso desgastado y amarillento, el área de la chimenea ennegrecida. Las vigas, a pesar de ser un elemento estéticamente rico, lucen desgastadas y parecen dañadas. El ambiente se percibe sofocado, sin luz, sin ventilación… para nada invita a un banquete en familia.

Después: una clara cocina

La rehabilitación de la cocina trajo de vuelta la piedra de los muros, eliminando el yeso carcomido y húmedo. Las vigas del techo se rescataron y se les dio nueva vida y luz gracias a la instalación de spots y lámparas colgantes. El piso, de piedra pulida, hace destacar la piedra rústica de las paredes, devolviéndole su belleza original. La chimenea es ahora un espacio abierto e iluminado, acogedor y bastante pintoresco que parece ser el corazón del hogar, ¡un lugar perfecto para unir a la familia!

Antes: unas escaleras tenebrosas

El estado en que se encontraban las escaleras era lamentable. La estructura crujía, los pasos vibraban y las paredes laterales incrementaban la sensación de ahogo y oscuridad. El pasamanos sin duda no invitaba a ningún recorrido. Los muros oscuros y sucios, las huellas estrechas y desniveladas… ¡urgía un cambio aquí!

Después: unas escaleras luminosas

¡La inseguridad de la escalera ha desaparecido! Y la oscuridad y la estrechez y… ahora están irreconocibles. El lado derecho se abrió, dando lugar a una hermosa barandilla de madera, mientras que del lado contrario la pared se pintó de color blanco, aumentando el sentido de amplitud. Las huellas y peraltes fueron reconstruidos con una hermosa madera clara, apareciendo ahora estables y seguros. Al final, la claridad de la luz nos invita a subir y conocer lo que hay al final.

Antes: una habitación sin sentido

Desde la primera vista podemos observar que algo no está bien en esta habitación: ¿una delgada columna hechiza sosteniendo el techo? Definitivamente la seguridad no formaba parte de esta casa. El techo está sostenido por un delgado tronco que a su vez se sostiene de un pedazo de barrote. Las vigas y en general la estructura de madera del techo no se encuentra distribuida correctamente y no es aprovechada. Los muros, desgastados y desteñidos, muestran huellas de humedad y suciedad, y los muebles son una mezcla de estilos sin ton ni son que no provocan un mínimo de calidez para descansar.

Después: una habitación que enamora

La renovación de la habitación sacó a la luz una hermosa pared de piedra, y otra fue recubierta y pintada en un cálido color crema. En el piso se instaló una hermosa duela de madera clara la cual contrasta deliciosamente con la madera oscura del cielo, puertas y ventana. La sutil iluminación de las lámparas instaladas en el techo aumenta la sensación de tranquilidad y descanso que debe tener una recámara.

Antes: un baño de miedo

La imagen habla por sí sola… un lugar lúgubre, un techo a punto de caer, paredes enmohecidas, humedad por doquier… ¡una pesadilla!

Después: un baño fresco y colorido

¡Una milagrosa reconstrucción en el baño! Finalmente luce como lo que es: un espacio de relajación e higiene, lleno de luz y que refleja la pulcritud de la familia. El estilo es, al igual que el resto de la casa, rústico y sencillo pero elegante y acogedor. La modernidad hace su aparición en la instalación hidráulica de la ducha. Ahora el baño es un soplo de aire fresco, ¡quién puede decir que no!

Una casa que pasó de ser una tenebrosa ruina a ser una residencia de ensueño, llena de luz, de ambientes acogedores, de estilo y personalidad, ¡todo un cambio!

Si quieres conocer más proyectos de rehabilitación de casas, visita Una casa en ruinas ¡se convierte en maravilla!

¿Qué te pareció esta rehabilitación? ¿Quieres conocer más ideas para rehabilitar espacios?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!