Casa T: Albercas de estilo  por Studio Arquitectos

La casa en México de un diseñador de modas neoyorkino

Joelia Dávila Joelia Dávila
Google+

Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de Privacidad y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro
Loading admin actions …

Hoy visitaremos una casa sorprendente en donde el paraíso caribeño de Tulum, Quintana Roo, se integra cadenciosa y atrevidamente a una construcción repleta de texturas, colores y ambientes en una fusión espacial simple y compleja a la vez, creando un escenario tropical y elegante, reflejo de la personalidad del cliente. En palabras de sus creadores, el despacho Studio Arquitectos, si el cliente se convirtiese en elementos arquitectónicos, Casa T sería su presencia espacial. La casa pertenece a un famoso diseñador de modas de Nueva York, quien deseaba un espacio integrado a un
paraíso caribeño, con muchas texturas, énfasis de color y adaptación al contexto tropical mexicano.

La residencia del diseñador de modas neuoyorkino, se compone de tres estudios vacacionales, cada uno con su propia habitación y área social además de los servicios, terrazas y piscina. La definición de colores, texturas y motivos de cada espacio se trabajó en conjunto con el cliente y sus ideas fueron el eje rector de cada creación: los elementos naturales de tierra, fuego, viento y agua inspiraron los primeros trazos, desarrollándose a lo largo del proyecto y su construcción. Pero basta ya de descripciones invisibles, ¡vayamos a conocerla!

Piedra, madera, vegetación…

Comenzamos nuestro recorrido precisamente en la entrada principal del patio. Desde este momento podemos darnos cuenta de la fascinante mezcla de texturas que surgirán a lo largo del recorrido. La sobriedad del estilo industrial se presenta en el concreto aparente con textura pulida de las bardas y en las estructuras de acero, mientras que los elementos orgánicos como la vegetación, los troncos de la sombra, la piedra que cubre el terreno y el respeto por los árboles existentes dejan claro el sentido tropical con que se concibió la casa. 

El propietario es un diseñador de modas cuya vida transcurre entre Nueva York y Quintana Roo, es por ello que el devenir entre la vida citadina y el paraíso tropical del caribe se refleja en la unión de materiales. La verdadera riqueza de este lugar es el respeto por el entorno y la creatividad al integrar materiales modernos y estructuras sofisticadas.

Estudio La Tierra

Tras cruzar el patio y acercarnos a la casa, nos sorprende una piscina longitudinal delimitada a la izquierda por los estudios La Tierra y El Viento, cuyos espacios se insertan en la frescura del exterior gracias a los ventanales corredizos. A la derecha, una larga y minimalista escalera nos lleva a la planta alta, hacia el estudio El Fuego y a la terraza superior. Por supuesto, el elemento del agua se encuentra en medio de todos los demás: la alberca.

El estudio que vemos en esta fotografía es La Tierra, el cual tiene vistas al jardín de acceso y conexión con la alberca. Este estudio cuenta con cocineta, comedor, sala, lavandería y baño compartido con la recámara. La terraza con alberca es un valor añadido ¡irresistible!

Después de conocer los espacios, adentrémonos un poco más en las texturas y sensaciones y sorprendámonos… las bardas laterales son de concreto aparente en forma de placas cuadradas; el piso es de concreto estampado y entintado; los muros de la casa son delgadas tiras que parecen ser de madera pero que, si observamos con detenimiento, son placas alargadas de cemento pulido… ¡una sorpresa en cada superficie!

Escalera al fuego

Junto a la alberca se encuentra la escalera que lleva al estudio El Fuego, en la planta alta. Simple, sin más adornos que el mismo cemento pulido en bloques y un zigzag de huellas y peraltes, parece separar tridimensionalmente un mismo plano y elevarlo sobre sí mismo. Definitivamente una maravilla estética, ¡una hermosa pieza arquitectónica!

Terraza de fuego

La terraza de la segunda planta está cubierta por una cama de carrizos que descansan sobre una estructura de acero, ¡interesante mezcla de texturas y materiales! El concreto aparente sigue presente en casi todas las superficies, pero ahora unos modernos bancos de madera le dan el toque orgánico al comedor y, junto con la vegetación que rodea el nivel, funge como detonante de vida y color.

Terraza, balcones y alberca

Cocina deslumbrante

Como su nombre lo indica, el estudio El Fuego ¡deslumbra! La cocineta está llena de color y vida. El piso de cemento pulido se interrumpe por un mosaico de piso de pasta que delimita el área de la barra y la sala. La barra, a su vez, está cubierta de pequeños azulejos en un color amarillo canario, cuyo brillo sobresale entre el gris y blanco de las paredes y cielo pero sin ser chocante. Una delgada franja de listones de madera rodea la cocina hasta terminar en un ventilador colgante. A sus costados, dos hermosas burbujas luminosas decoran el ambiente de una manera sutil pero divertida.

Baño blanco

El baño del estudio El Viento es de un pulcro diseño de azulejos blancos sobre concreto pulido. Sin más adornos que un espejo plano y longitudinal, la iluminación hace las veces de decoración al crear juegos de sombras y brillos precisos y maravillosos.

Si necesitas consejos para utilizar concreto aparente en casa y que siga sintiéndose acogedora, visita ¿Concreto en tu casa? ¡7 consejos para que se vea cálida!

Estudio la Tierra, comunicado con la alberca de la casa

El Viento

El Viento cuenta con vistas a la terraza posterior y a la alberca. El área social se encuentra unida a la recámara, separadas sólo por un medio muro. El baño se encuentra inmediatamente después de la habitación, junto con el vestidor. La terraza de este estudio se centra en el área más ajardinada de la casa, entre árboles en ciernes y arbustos ornamentales.

Las franjas verticales de cemento pulido que cubren los muros de la casa, aunadas al juego de volúmenes de las habitaciones y a las trabes y columnas que delimitan la construcción, crean una interesante estructura que refleja la complejidad de la vida moderna, pero que al verse asaltadas por la vegetación abrumadora que rodea y se inserta en cada rincón, termina rindiéndose y dejándose llevar por la seducción de la naturaleza… la interacción de la vida moderna con nuestras raíces es el secreto para no perder el piso y mantenernos conectados con nuestro origen, para no olvidar que somos hijos del agua, la tierra, el fuego y el viento. Y eso es lo que Casa T proyecta.

¿Qué te pareció esta interesante fusión de ambientes, conceptos y texturas? En homify queremos conocerte, cuéntanos.
Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!