Albercas de estilo moderno por Heloisa Titan Arquitetura

13 ideas de patios con alberca (¡te van a encantar!)

Xochitl Díaz Xochitl Díaz
Google+
Loading admin actions …

El hecho de colocar una alberca exterior en nuestro hogar no sólo implica tener ganas de disfrutarla, también conlleva, y esto es verdad rotunda, una inversión monetaria para su estructura y decoración.

Dada la inversión que te comentamos es que las piscinas están categorizadas entre los elementos de lujo en el hogar, un lujo que no debes dejar de aprovechar si tienes las condiciones a tu favor, además su presencia te asegura el disfrute de un patio con belleza y comodidad, pues al haber piscina hay cómodos muebles, vitales plantas, suelo pulcro y cuidado, justo como nos muestran los siguientes patios con alberca, ¡conozcámoslos! ¡13 patios con alberca que querrás tener hasta cuando el verano se acabe!

1. Suelo especial en la piscina

Ahora pasemos a un aspecto que hace que tanto el patio como la alberca sean áreas que se disfruten a plenitud, pero sobre todo que sean seguras, y es que hacer que estos dos sitios se fusionen no sólo implica que se vean bien sino que no pongan en riesgo nuestras vidas al utilizarlas.

2. La alberca como protagonista

Si lo que buscas es que nada le robe protagonismo a tu diseño de alberca, no cometas el error de dejarla sola en el exterior de tu casa, pues lejos de que algo la obstaculice no habrá nada que la acompañe y por lo tanto se verá abandonada. Lo que puedes hacer para no caer en este error es, al menos, tapizar el piso aledaño de modo que muestre que hubo atención en todo el patio.

3. Es alberca y es decoración

Otro modo de que la alberca no sólo se disfrute sino que contribuya a dar belleza y peculiaridad a un patio, que es conjunto de todo lo que gozas a las afueras de tu residencia, radica en darle movilidad al agua de la piscina. Por ejemplo, con un par de tubos que expulsan agua tienes alberca y fuente al mismo tiempo.

4. Varias pisos en un mismo lugar

Albercas de estilo moderno por Aris & Paco Camús
Aris & Paco Camús

Reforma integral casa de pueblo

Aris & Paco Camús

¡Agua, pasto, baldosas y lo que se acumule!, todo tipo de recubrimiento es capaz de ser albergado en un patio que cuente con alberca; incluso la mezcla de materiales es lo más adecuado ya que cada uno cuenta con características distintas, que lo hacen resistente a ciertas condiciones y débil a otras, por ello, con mezclar varios recubrimientos se puede tener un piso resistente al agua para el área de la alberca y algo más liso y fácil de limpiar para la terraza o área de reposo.

5. Luz en el agua

Cuando el patio que aloja la alberca tiene un estilo sencillo, los detalles que, al sólo pensarse parecen ser imperceptibles, se vuelven elementos que marcan la diferencia. Si nos centramos en la piscina, en el día luce por sí sola pero en la noche la oscuridad la opaca; la solución aquí podría ser un par de luces resistentes al agua.

6. Figuras diferentes

Si pensamos en una alberca, dos formas son las que primero nos llegan a la mente, o bien la que es de forma rectilíneo ya sea cuadrangular o rectangular, o bien la que hace alusión a un óvalo. Pero es menester destacar que nos son las únicas formas posibles, tú puedes crear el diseño que vaya mejor con todo lo demás que compone tu patio.

7. Árboles que resaltan la frescura

La frescura es una de las principales sensaciones que percibimos al ver una alberca esperando ser usada en el jardín, pero para que dicha sensación y otras más como la tranquilidad, por mencionar un ejemplo, se dupliquen, es menester acompañarla con elementos que compartan dichas cualidades, las plantas son excelentes para eso, sobre todo las frondosas.

8. Diversión y descanso

Una alberca implica, hasta cierto punto, realizar un esfuerzo físico cuando se nada dentro de ella, así que un patio con áreas de reposo es un complemento fenomenal. Por lo tanto, un exterior que tenga sitios para la diversión pero a su vez lugares para descansar será disfrutado por completo.

9. Limpieza ante todo

Un sitio sucio es un sitio que no invita a disfrutarlo, no importa que tenga una de los elementos que más seduce nuestros sentidos: la alberca. Por ello apela a una limpieza pero no sólo de suciedad sino de todos los excesos en la composición, la saturación no es buena, y menos si es síntoma de descuido.

10. Un patio sin flores no es patio

Cuando se tiene un patio y se busca incluir en él una alberca, es más que obvio que habría reducción de espacio, aspecto que incluso orillará a quitar algunos componentes del jardín, así que tengo en cuenta, aunque también ten presente que podrías quitar de todo menos las plantas, o le estarías quitando al patio una de sus mayores características.

11. Pasto y agua: buena mezcla

Si cuentas con un patio donde predomina el pasto verde, bien cortado y uniforme, la presencia de una alberca lejos de aniquilarlo lo hará tener mayor vitalidad, al menos al que se ubica cerca de la alberca porque las gotas de agua son una constante. Aquí el único detalles que debes cuidar es que el pasto no exceda en humedad o sea pisado continuamente, o entonces sí se verá afectado.

12. Lugar para toda la familia

El lugar adecuado para cada integrante de la familia es algo que debes tener en mente cuando coloques tu alberca, y posteriormente al colocar muebles y adornos, incluso ten presente que es mejor sacrificar adornos que mobiliario sino algún integrante de la familia no tendrá espacio exclusivo para descansar y disfrutar.

13. La sencillez es tu mayor aliada

Los diseños de alberca son muchos, hay incluso algunos sumamente exuberantes que cautivan miradas y se vuelven el anhelo en muchas personas. Pero permítenos decirte, a modo de cierre, que al tener una alberca sencilla ya cuentas con los beneficios de este elemento; además que, para que luzca más original, no necesitas centrarte en ella, puedes otorgarle dicha peculiaridad mediante el bello patio que la alberga.

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!