Salas esquineras – ¡10 ideas para casas modernas!

Joelia Dávila Joelia Dávila
Google+
Loading admin actions …

La sala de la casa es el lugar que nos recibe con los brazos abiertos para darnos un instante de descanso o de convivencia, el sitio ideal para compartir nuestras ideas, el punto de reunión de la familia o los amigos. Es el primer rostro con el que recibimos a nuestras visitas, en donde cada color, textura y detalle dice en definitiva algo de nosotros, de nuestros hábitos y nuestros gustos. 

Dentro de la estancia, los muebles que la hacen funcionar deben provocar armonía y confort, reflejar nuestra personalidad y responder a nuestras necesidades. Por supuesto, los sillones de la sala son la parte más importante de ella pues por lo general a partir de ellos se desarrolla la decoración y distribución del lugar. Y si hablamos de diseños de salas ¡hay infinidad!, una para cada espacio, cada necesidad y cada forma, por más caprichosa que sea. En este libro de ideas, homify te presenta 10 tipos de estancias perfectas para ubicar salas esquineras y que el resultado sea ¡fenomenal! ¿Listo para tomar nota?

1. Sala multimedia compacta

La sala perfecta para una estancia multimedia, para poder mirar la televisión recostado o acompañado de amigos y sin perder un detalle de la historia. Para una habitación compacta, este sofá que nos presenta Figoli-Ravecca Arquitetos Associados, de Brasil, es adecuado y preciso. Encaja a la perfección con el espacio, es moderno, cómodo y juvenil, ¡listo para las tardes de música, videojuegos y películas con los amigos!

2. Para una sala moderna y clara

Ploka 8.7decoradores de interiores en México, nos muestra un diseño de sala moderno y luminoso. Por un lado, un muro de bloques aparentes en color blanco contrasta con otro muro de concreto aparente en color natural, al igual que el cielo. Estas estructuras de carácter industrial se pierden entre interesantes detalles acogedores y coloridos, unos cojines grabados, floreros, fotografías… El sofá consiste en una pieza en esquina que, cubierta de cojines, se antoja sumamente confortable, además de que cuenta con un ottoman central que hace las veces de taburete y de mesa de centro. El color gris claro se mimetiza con los muros de concreto, existiendo sutilmente para brindar descanso casi sin darnos cuenta.

3. Un contraste de azules junto a la ventana

Si tu sala cuenta con un amplio ventanal a un costado pero no tienes el suficiente espacio para colocar un sofá de frente al mismo y que la sala siga siendo funcional, ¡esta es una solución fabulosa! Una sala en esquina cuyo extremo sin antebrazo se coloca precisamente frente al ventanal, de esta forma podrás interactuar con los invitados dando la espalda a las vistas, pero si estás en un momento de descanso personal, podrás recargarte al fondo, sobre los cojines, y dejarte llevar por el paisaje al otro lado de la ventana. Una sala pequeña pero que aprovecha al máximo sus atributos. ¿Los colores? Perfectos para no quitar protagonismo al escenario exterior: un gris neutro en las paredes y un azul cobalto en los sillones sobre un hermoso tapete dorado, ¡cuánto estilo!

Diseño interior de Mariangel Coghlan.

4. Poco espacio y compartido

Para una casa en donde el área social comparte la estancia y el comedor en una superficie pequeña, nada mejor que una sala esquinera para aprovechar al máximo el espacio. Como un juego de legos, el área que ocupa el comedor al centro se ajusta perfectamente a la esquina que la sala deja en libre tránsito frente a ella. De esta forma, los interlocutores pueden siempre estar de frente, no hay un sillón que obstruya el tránsito ni las visuales, mucho menos que limite los espacios. A pesar de ser un lugar pequeño, la forma de la sala y su distribución lo hacen parecer amplio y cómodo. Sin muchos adornos para no sobrecargar el lugar, los colores neutrales del sofá se amoldan discretamente al color beige de las paredes y a la textura de piedra que divide los ventanales. Los únicos acentos son los cojines en rojo, que surgen como pequeños destellos entre tanta neutralidad.

Diseño de Pabellón de Arquitectura.

5. Para las tertulias en la terraza

Si tienes el privilegio de contar con una terraza que puedas destinar a estancia, no dudes en instalar una sala esquinera: te ahorrarás espacio, delimitarás virtualmente las visuales y provocarás un ambiente sumamente acogedor y de mucha cercanía.

Villanueva Fernández Arquitectos nos presenta este diseño rústico y moderno a la vez, en donde la sala ¡forma parte de la construcción! Con una base de cemento sobre la que descansan colchonetas y cojines, la sala fusiona detalles de modernidad con la rusticidad de la manta de los textiles. La orilla del mueble se cierra con una superficie que sirve de mesita de noche, cubierta por una placa de madera pulida, igual que la mesa de centro. Las sillas individuales, también de manta, hacen un juego delicioso y acogedor para disfrutar de una velada llena de encanto.

6. Una sala glamourosa

Medie Interierur Architectuur, despacho de arquitectura de interiores de Países Bajos, propone una sala en esquina no por falta de espacio ni mucho menos para delimitar la estancia, sino para que todos los visitantes puedan disfrutar de las vistas y el paisaje por igual.

Esta sala es un glamouroso espacio que se percibe largo y amplio gracias a la línea que se marca en el cielo por el diseño de los plafones. La sensación de profundidad es constante y los ventanales ayudan a acrecentarla. El sillón es un amplio y sofisticado mueble en color gris brillante, contrastando sobre el piso gris opaco. Los destellos de luz que reflejan los cristales y los detalles decorativos como el macetero y las cortinas crean una atmósfera de exquisita elegancia. Una sala para disfrutar con estilo.

7. Una estancia amplia y blanca

Para una estancia en donde lo que sobra es espacio y no se cuenta con muros que limiten ni cierren visuales, una sala esquinera es el elemento ideal, ya que delimita y separa sin dividir ni cerrar. El ambiente se mantiene abierto y luminoso, pero el área de la estancia se define gracias a los ángulos del sofá y a las trabes del cielo. Todo un entramado de límites virtuales en donde el sillón es el protagonista en un antojable color marrón oscuro en medio de tanta claridad.

8. Para acercar a los seres queridos

Mariangel Coghlan nos muestra una sala en donde el diseño en esquina sirve para acercar a los interlocutores, pues al frente se encuentra la contraparte del sillón, un chaise lounge que puede ser individual o compartirse entre una pareja. El color gris de la tela sirve de lienzo para los colores que surgen entre los cojines, el arte en la pared y el tapete, ¡vida y color!

9. Color y luz

Para una sala que colinda con un ventanal y recibe chorros de luz, nada mejor que un color brillante y fuerte, como esta que nos presenta Inspace, arquitectos de interiores de Polonia, en un color azul grisáceo y que se ajusta perfectamente a las dimensiones del lugar. La sala se cierra en una esquina corta que delimita el corredor, por lo que un sillón en esquina se amolda perfecto al rincón. Los detalles modernos en color naranja le inyectan más vida y un ambiente fresco y juvenil.

10. Para delimitar

En una casa de estilo minimalista, lo que menos existen son elementos que entorpezcan la fluidez de los espacios y recorridos. En estos casos, una sala esquinera es el elemento perfecto para delimitar espacialmente sin cerrar las visuales. Exit Architetti Associati, despacho de Italia, nos muestra un diseño de sala en equina en color crema que se integra perfectamente entre la sobriedad de los colores neutros de la estancia: piso de madera clara, escaleras, muebles y muretes de madera en color miel… La paleta de colores y la definición de los espacios logran una fluidez precisa y brillante, ¡excelente!

Para más ideas sobre cómo decorar tu sala, visita Salas de diseño: ¡10 estilos diferentes!

¿Te parecen cómodas las salas esquineras, pondrías una en tu casa?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!