Jardines de estilo mediterraneo por Au dehors Studio. Architettura del Paesaggio

5 jardines pequeños que puedes hacer tú mismo

Ana Martinez Ana Martinez
Loading admin actions …

Tener un jardín en casa nos hace ser un poco más felices, pues nos da la oportunidad de recostarnos en el pasto a buscarle forma a las nubes y olvidarnos de todas las preocupaciones del trabajo. O si no, por lo menos te permite relajarte un poco mientras arreglas las plantas, y sientes como la suavidad de sus hojas te tranquiliza. Pero, el problema del espacio pareciera que nos prohíbe tener un momento para nosotros. Las casas son cada vez más pequeñas y las preocupaciones y los gastos más grandes. 

Y como nos gusta que vivas bien, ames tu casa y disfrutes de la vida, hemos reunido para ti 5 diseños sencillos de jardines pequeños que podrás construir en pocos metros, sin una gran inversión ¡y con tus propias manos! Esperamos que te gusten.

1. Un jardín para la entrada (con piedras y madera)

Para construir un jardín en el recibidor solamente necesitarás madera para enmarcarlo, plantas, piedras, y grava blanca o de cualquier color, y algunos cartones

- Primero necesitas construir una sola base. Lo primero es medir el espacio, y cortar las maderas para crear el perímetro. Recuerda que también puedes utilizar otros materiales como tabiques, ladrillos o cemento. 

- Después, remueve un poco la tierra del interior del recuadro y haz una excavación pequeña de aproximadamente 15 centímetros. De preferencia, llena el espacio con tierra especial para plantas. 

- Traza las líneas circulares, o diagonales, con ayuda de algunos cartones que irás enterrando en la tierra para crear una barrera. De un lado planta el pasto y los arbustos, y del otro recubre la superficie con las piedras. 

- Una vez que hayan quedado definidas las áreas puedes retirar los cartones y tu jardín quedará listo.

- No olvides que para mantenerlo siempre lindo debes dedicarle tiempo a podar el pasto, y a cuidar que los límites se mantengan siempre visibles.

2. ¡Un jardín perfecto para cualquier estación!

Mantener un jardín perfecto puede parecer una tarea difícil. Pero el secreto está en elegir los materiales adecuados. En este caso, te proponemos utilizar 3 tipos distintos de piedra: cantera/laja, grava y piedras de río. Aunque en realidad puedes utilizar los 3 tipos que más te convengan, o que consigas más fácil. También necesitarás algunos metros de manguera negra, plantas de tu preferencia, alambre, cartón y corteza de árbol, o tierra roja. 

- Para comenzar a diseñar el jardín únicamente debes dividirlo en secciones con ayuda de pedazos de cartón, para crear la barrera, al igual que en el jardín anterior. 

- Después vas a aflojar la tierra y a plantar las plantas, arbustos, a tu preferencia. Te recomendamos utilizar los dos extremos para las plantas más grandes, y algo sencillo en el centro; algo grande en el centro y sencillo a las orillas, o bien puedes crear una pequeña escalera con tus plantas, procurando que las más altas queden al fondo, después las medianas, y así hasta llegar a la última capa, que no tendrá ningún tipo de plantas.

- Rellenar las áreas definidas con los materiales que has llevado, y retirar los cartones al finalizar. Por último, coloca la manguera en los límites para definir las líneas del diseño, y fíjala con pequeños trozos de alambre. 

3. Un pequeño jardín elevado

Cuando pensamos en tener un jardín lo primero que imaginamos es pasto, un árbol y flores. Y de hecho todo eso podemos tenerlo incluso en pocos metros. Para construir un jardín como este necesitarás piedras de río, polines de madera, clavos y un árbol.

- Lo primero que debes hacer es medir el área, y destinar un cuadro,o rectángulo al centro. Marca el espacio en el cual colocarás el recuadro y corta cuatro polines con las dimensiones del cuadro más grande, y únelos con los clavos. 

- Para la base del centro, necesitarás cortar 12 trozos de madera de 30 centímetros menos que los anteriores, crear tres recuadros iguales y después sobreponerlos, uniéndolos con un poco de alambre, o con un trozo de madera y clavos, para crear más altura. 

- Coloca el primer recuadro y llénalo de tierra fértil. En el centro colocarás el árbol, o las flores que desees incluir. Después coloca sobre este el siguiente recuadro y empuja para que una tercera parte de la estructura quede sumida en la tierra, logrando que se quede firme. 

- Rellena todo el hueco con tierra, y añade una cobertura con las piedras. También puedes cambiar los polines por ladrillos, y unirlos con cemento, o las piedras por corteza de árbol o pasto. 

4. ¡Un jardín vertical en interior!

Instalar un jardín vertical puede parecer algo complicado, pero en realidad simplemente depende del diseño que elijas. En este caso, te ayudaremos a crear un diseño rústico con tablas de madera, clavos y macetas de plástico. Y el complemento perfecto lo lograremos con piedra, troncos y un par de macetas grandes.

Para crear el jardín vertical necesitaremos 5 tablas de madera de lo largo de tu pared, muchos clavos y un martillo. 

- Lo primero es colocar las tablas una sobre otra, dejando un espacio de 7 centímetros entre cada una de ellas. 

- Después dibuja una línea horizontal a la mitad de cada una de ellas y haz marcas a una distancia de 15 centímetros sobre toda la línea. Ahí colocarás los clavos. 

- Ahora necesitamos algunas plantas pequeñas, que pueden ser helechos, violetas o cualquier planta que tenga un follaje que cuelgue, y que no sea muy pesada. Las colocamos en pequeñas macetas de plástico, y las colgamos en las maderas con la ayuda de los clavos.

- Para crear el espacio del piso solo necesitarás asegurarte de que la superficie sea plana, y cubrirla con las piedras, y después colocar los troncos para crear un camino. También puedes utilizar los restos de las maderas, para formar rectángulos o cuadrados y utilizarlos para el camino. 

5. Un jardín con piedras y cactus

Este jardín es el más sencillo de todos, y el que más te recompensará. Es perfecto para quienes no tienen niños, y que siempre están ocupados, pero quieren un área verde en el hogar. Solamente necesitas grava, arcilla roja, grava, piedras o troncos, y cactus. 

- En este caso, lo importante es preparar bien la tierra para los cactus. Lo primero que debemos hacer es aflojar la tierra de la superficie donde los vas a plantas. 

- Después crea una capa pequeña de arcilla roja porosa que te ayudará a mantener la humedad por más tiempo. Finalmente cubre la superficie con grava, añade las piedras y troncos al gusto ¡Y listo! Tienes un jardín hermoso y con mucha personalidad.

¿Cuál es tu favorito? Recuerda que también puedes pedir ayuda a tus profesionales favoritos desde nuestra página.

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!