Una casa pequeña por fuera ¡GRANDIOSA por dentro!

Una casa pequeña por fuera ¡GRANDIOSA por dentro!

Una casa pequeña por fuera ¡GRANDIOSA por dentro!

Joelia Dávila Joelia Dávila
Google+
Loading admin actions …

¿Quieres saber cómo se consigue una sensación de amplitud en una casa que no cuenta con muchos metros cuadrados para desarrollarse? ¡Estás en el lugar indicado para saberlo! Casa Ming es una modernísima casa cuyo diseño genera una percepción de amplitud mayor a la de los metros cuadrados construidos, ¿no lo crees?

Desde el acceso hasta la terraza posterior, cada espacio responde al reto. La solución consistió en alargar las líneas visuales de cada lugar, alargar los muros, encaminar senderos virtuales y físicos, organizar vestíbulos de forma longitudinal, y generar estructuras que simulen la sensación de profundidad. El manejo de generosas alturas en las estancias y de dobles alturas en los jardines interiores también enfatizan la amplitud espacial. La iluminación natural y el diseño discreto y geométrico incrementan la sensación… Un interesante trabajo de diseño del despacho LGZ Taller de Arquitectura, de Monterrey. ¿Quieres conocerlo?

Fachada principal

La fachada principal se muestra blanca, fría, casi ciega. Su sencillez refleja una actitud introvertida: una casa cerrada al mundo exterior pero abierta al interior, a la vida íntima.

Un grueso cerco de herrería negra cierra la cochera y el acceso peatonal. Un poco de vegetación a los costados otorgan un destello de vida y color a la imagen. Desde aquí se pueden vislumbrar las dimensiones del terreno y, a simple vista, no son muy generosas, pero…

Un espacio abierto

Comenzamos el recorrido con esta deliciosa vista: un hermoso deck rodeando la piscina, la cual se encuentra techada en parte por la terraza superior. Un pequeño jardín rodea la estancia y el árbol corona el lugar, sombreando el comedor. El manejo de las líneas alargadas en los listones de madera y el diseño longitudinal de la piscina logran generar una sensación de amplitud… pareciera que la terraza es más larga de lo que realmente es.

Acceso

Detrás de los densos barrotes del cerco nos encontramos con una discreta puerta ubicada en un nicho iluminado. A la orilla de la casa, apenas perceptible desde la calle y casi oculta detrás de la vegetación ornamental. Hacia ella nos encaminan unos bloques de madera oscura que contrastan sobre la grava que cubre el patio frontal. El muro lateral, de piedra clara con destellos grises, es un hermoso lienzo sobre el que se reflejan las luces, proyectando inquietas formas de sombras.

Pasillo al entrar

Al cruzar la puerta nos encontramos con el largo pasillo de acceso, el cual se prolonga hasta un jardín semi-interior a doble altura que incrementa la sensación de amplitud, así como la transparencia del techo, el cual permite una iluminación natural de modo que el angosto pasillo no se cierra ni se ahoga, sino que, luminoso, se muestra amplio y abierto.

Área social y terraza interior

El área social cuenta con una altura bastante generosa coronada por una estructura de plafón en forma de pérgola, la cual consiste en listones de madera que recorren la longitud de la estancia compartida, incrementando la perspectiva, llevando la vista hasta un punto de fuga infinito.

Al centro, una hermosa terraza, diminuta pero perfecta, remata la visual de la estancia. El jardín vertical del fondo nos permite descubrir que la superficie en realidad no era tan grande como creíamos, pero que es mejor dejarse llevar por las sensaciones provocadas por cada textura, cada color y cada destello que la casa nos regala. Cabe mencionar que las vistas de las ventanas se limitaron a ciertas zonas cuyo exterior pudiera manipularse, evitando en lo posible las visuales negativas hacia las calles, el tráfico o el resto de las viviendas del entorno. Preferible admirar los jardines interiores, las vistas desde lo alto, la intimidad…

La madera es la protagonista del área social, presentándose en tonos claros desde el pergolado del cielo hasta los organizadores de la cocina y los muebles del comedor y la sala. Los sillones, las bancas y el tapete son de diferentes tonos de gris, haciendo una fusión de colores neutrales que hacen destacar el colorido jardín del fondo, en donde unas brillantes sillas Acapulco aparecen y rompen con la sobriedad, instalándose seductoras e imponentes.

Baño rojo

El baño es un colorido espacio en donde los azulejos rojos y guindas recorren desde el piso hasta el cielo y de regreso, en un listón que rodea y engalana con glamour y estilo.

Abierta a la intimidad

Y ¿qué tal la vista nocturna? Curiosamente, la casa que a lo largo de todos sus espacios se mantuvo cerrada e íntima, en el patio posterior se abre tímidamente hacia la ciudad. Desde aquí puede admirarse una parte de la orbe, la maravilla de la vida citadina, pero también puede ignorarse mientras la atención se centra en un momento de relajación, de paz y descanso, un instante de disfrute, de vivir este espacio tan privado, tan creativamente solucionado como para sentirse enorme siendo realmente menos grande de lo que parece. Un espacio para vivir… para vivirse.

La creatividad y el ingenio de los diseñadores y arquitectos mexicanos no tiene límites. Cada problema al que se enfrenta un cliente se convierte en reto, en eje rector para un diseño cada vez más asombroso y funcional. Casa Ming es, sin duda, un claro ejemplo de ello.

Para más ejemplos de terrazas con piscinas, visita ¡Perfecta para un fin de semana de ensueño!

¿Qué te pareció esta creativa solución del espacio? ¿Qué piensas de los arquitectos mexicanos?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?

¡Contáctanos!

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?

¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!