Casa Moro : Terrazas de estilo  por DIN Interiorismo

Casa mexicana con un interior sensacional

Joelia Dávila Joelia Dávila
Google+

Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de Privacidad y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro
Loading admin actions …

Esta residencia, ubicada en la Ciudad de México, cuenta con un diseño que se abre hacia el jardín, que cuenta con la suficiente extensión tanto de terreno como de construcción (2000 metros cuadrados) como para tener un generoso jardín al frente y un jardín menor en la parte posterior, hacia donde las vistas de la zona social se asoman, y una serie de interiores amplios, luminosos y fabulosos.

La vivienda se distribuye en dos alas, que albergan la zona social y la zona privada, separadas por un amplio recibidor y la biblioteca. Casi toda la construcción se desarrolla en una planta pero con zonas a doble altura, en donde los grandes ventanales comunican luminosa y frescamente con el exterior. Al centro, junto al recibidor y en medio de la biblioteca, una escalera monumental se levanta, obra del artista Enrique Espinoza.

Cuenta con una estancia de visitas, comedor, cocina, cuarto de cine, bar y recibidor en la zona social, y en la privada se localizan los dormitorios principal y de las niñas de la casa, un cuarto de juegos, un cuarto de tareas, la biblioteca y una sala de televisión. Todas las áreas cuentan con suficiente iluminación natural, compartiendo las vistas del jardín que se puede apreciar desde y hacia cualquier ángulo.

Te invitamos a conocer esta maravilla arquitectónica, ¿nos acompañas?

Una vista de atardecer

La volumetría de la casa juega con las formas, los planos y las texturas. Una serie de prismas rectangulares se asoman irregularmente, juegan con las alturas, se esconden debajo de tejados, destellan en cristal sus dorados interiores.

Esta vista corresponde al ala izquierda de la casa, que cuenta con una zona cubierta para terraza y magníficas vistas del interior hacia fuera. Los volúmenes juegan creando sombras, salientes y escondrijos, en un diseño moderno pero con toques tradicionales, algo mediterráneo y bastante acogedor.

Del otro lado del jardín

Esta vista es del ala derecha. Aquí se aprecian más los toques tradicionales con las pendientes protegidas con teja y estructuras de madera, así como las elegantes marqueterías de madera oscura resaltando entre la blancura de los muros. Los planos se contraponen en ángulos que crean espacios exteriores como terrazas con mesas y salitas cubiertas. Hacia la izquierda se alcanza a vislumbrar un volumen revestido en piedra color ocre, se trata del volumen que alberga la escalera y la biblioteca.

Una sala de televisión para pasar el día entero

Y los domingos y las tardes ¡y siempre que se pueda! Un lugar acogedor para compartir con la familia y los amigos. Un confortable sillón se comparte entre todos, además de dos sillas y un sofá hacia el extremo. Detalles de arte decoran las paredes y la paleta de colores, que va desde cremosos beiges hasta rojizos y naranjas, generan una atmósfera sumamente acogedora y entrañable.

Una cocina elegante y funcional

El espacio destinado a la cocina es amplio y bien aprovechado. Su estilo moderno es a la vez clásico debido a su distribución, como la de las antiguas casonas mexicanas. Las alacenas se distribuyen a los costados y al centro una larga mesa hace las veces de estufa, lugar de preparación y desayunador. Los electrodomésticos se esconden en un práctico mueble alto que delimita la zona de preparación de alimentos, y una moderna y sofisticada campana emerge del cielo para suspenderse sobre la estufa.

La iluminación es un aspecto maravilloso: el lugar es muy luminoso y fresco, pero no sólo por las dos amplias ventanas ubicadas sobre la encimera, sino por el largo tragaluz ubicado al extremo de la habitación, llenando de luz natural el lugar.

Cuarto de proyecciones para no salir de casa

La casa cuenta con un cuarto de cine con un proyector especial para ver las películas en gran formato. Un comodísimo sillón acompañado de cojines, organizadores repletos de películas, una mesita presta para las palomitas y los refrescos y un cielo de caprichosas formas que sobresalen y se esconden, curiosos y atractivos, hacen de este lugar uno de los favoritos de casa. Ideal para pasar un domingo disfrutando de buen cine en la comodidad del hogar.

Una habitación de niñas fenomenal

No podemos ver la zona de dormir de las niñas pero ¿qué tal la zona de juegos? ¡Es fabulosa! Detrás de las camas se esconde este rincón que alberga sueños, juegos y maravillas. Una zona de televisión, repisas, muchas repisas, organizadores, un comedor para las conversaciones, una cocinita de juguete, un mezzanine para guardar más juguetes, en fin, ¡diversión infinita!

Y un cuarto de tareas inspirador

El cuarto destinado a las tareas de las niñas no es menos que inspirador, con materiales didácticos a la mano, colores, espacios para crear, escritorio para trabajar, mesa para compartir y dibujar, escenario para ensayar sus presentaciones, y mucha, mucha inspiración para la creatividad.

Al centro, la majestuosa escalera

En el cilíndrico volumen revestido en piedra color ocre que apreciábamos desde fuera, se encuentra una monumental obra de arte que, además de lucir espectacular, es funcional y práctica: una hermosa escalera de acero y cristal con una fuente al centro y una lluvia de burbujas cayendo sobre ella. Alrededor, los libros se agrupan y acomodan en un orden perfecto, bajo un halo de místico encanto.

Arriba el espacio cuenta con un tragaluz circular, recibiendo luz natural y creando destellos en las burbujas.

Una vista hacia otro jardín

Desde los espacios interiores se pueden disfrutar de bellas vistas no sólo hacia el jardín frontal sino también hacia el jardín posterior. El manejo de los volúmenes ha permitido crear diferentes zonas de confort, descanso y ocio en diversas partes de la casa. Un espejo de agua divide los espacios y juega reflejando el azul del cielo y el verde de la frondosa vegetación al fondo.

Una vista completa

Terminamos nuestro recorrido con una vista completa de la fachada, localizando las dos alas y al centro el alto cilindro de la biblioteca junto al umbral de acceso. En el gran jardín se comparten las vistas y las maravillas del día a día, manteniendo un diálogo constante entre los espacios, entre lo íntimo y lo público, destellando cálidas luces al atardecer.

Esperamos que hayas disfrutado de este recorrido, y te invitamos a visitar Una casa familiar ¡clásica y acogedora!

En homify tenemos las mejores ideas y a los mejores expertos, ¡toma nota!
Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!