Recámaras en Blanco y Negro

Homify GmbH Homify GmbH
Google+
Loading admin actions …

Ya antes hemos escrito del color negro para el hogar, hemos tratado de perderle el miedo a la “ausencia de color” que generalmente nos causa ansiedad, stress y una total renuencia a visualizar que quizá, explorando y equilibrando, sea una buena combinación no solo para la cocina o el baño, sino también para la recámara.

Ese espacio que debe ser cero estress y 100 por ciento relajación también puede echar mano de este color que siempre relacionamos con nuestras pesadillas. Sin embargo el negro es un color muy versátil sabiéndolo combinar, evidentemente toda la habitación en negro es un reto y es mejor equilibrarlo con su pareja atemporal: el blanco, pero también puede ir de la mano de sus 17 tonalidad entre el uno y el otro de gris.

¿Hemos engendrado curiosidad suficiente? Hoy en homify queremos explorar las formas de utilizar este hermoso color, o bien ausencia de color en el espacio íntimo que nos invita a sumergirnos en el negro profundo de la noche y descansar…

De a poquito en poquito

Para aquellos que solo quieren ver negro cuando cierran los ojos y terminaron horrorizados por la expresión tras la película “Más negro que la noche” siempre pueden empezar con pequeños toques aquí y allá jugando con los principios mininalistas para equilibrar.

En la imagen podemos ver una base en blanco a las paredes y pisos que se va invadiendo de la mejor forma con tonalidades de gris para coronarse con detalles en negro que le permiten resaltar, acentuar y transformar una habitación simple, en una sumamente chic.

¿Por qué funciona? Como sabemos el gris es un gran marco para cualquier color por lo que el negro lucirá mucho más si tiene de fondo tonalidades de gris que le contrasten. Para ir perdiendo el miedo poco a poco siempre es bueno echar mano de detalles que pueden removerse en cualquier momento, en el caso de esta habitación se utiliza el negro en almohadas y cobertores que nos irán entrenando poco a poco a aceptar este hermoso y profundo color en un ambiente moderno con toques minimalistas.

Mediana intervención en los detalles

Claro que si ya hemos perdido parte del miedo al negro y queremos tomar el siguiente paso, siempre es recomendable hacerlo en dosis medias que, sobre todo, puedan equilibrarse sin problema alguno y que, en base a este color solo sirvan para enzalzar la belleza intrínseca de la habitación.

En la imagen podemos apreciar como el negro se ubica en el mobiliario base, es decir en la estructura que conforma una recámara como es la base y cabecera de la cama, las mesitas de noche y el tocador, sin embargo se equilibra con gris claro al piso y techo y una combinación de blanco y crudo en alfombra, ropa de cama y detalles de decoración.

¿Por qué funciona? Obviemos por un instante el acento increíble dado por el arte en vinil recortado que corona la habitación, y pensemos que, sin este detalle es una decoración que en por si sola funciona bajo un estricto estilo minimalista entre blanco, negro, gris y crudo. La presencia del negro se aligera no solo por los claros colores que le superan en pisos, paredes y detalles decorativos sino que, ahora si, gracias al arte en vinil recortado que le da un aire desenfadado, dinámico, bello e inocente.

Detalles por arriba y por abajo

Basados un poco en el dinamismo de la habitación anterior, siempre podemos experimentar con el negro y por supuesto su contrapuesto el blanco en detalles singulares removibles que harán de nuestras habitaciones una nueva experiencia cada vez.

En esta imagen podemos apreciar esos detalles únicos en la ropa de cama, cortinas y mobiliario que se dejan recubrir en patrones a blanco y negro que se equilibran con el mobiliario en el mismo estilo.

¿Por qué funciona? Básicamente solo se tiene mobiliario base en negro con excepción de la cabecera en blanco similar a la habitación anterior, por lo que el resto simplemente son detalles que exaltan la belleza de la pieza previniento la profusión narcótica del blanco en paredes gracias a los patrones combinados. El acento se da en la iluminación indirecta al techo y, como establecimos al principio, gracias a que estos detalles son removibles, siempre podemos jugar no solo con el negro sino con otros colores igualmente atrevidos cada vez que queramos cambiar el aspecto de la recámara entre la cama y la ventana.

En su esplendor

Ahora bien, si no tenemos miedo al negro pero simplemente no sabemos por donde empezar, siempre podemos optar por un estilo más bien glamuroso pero a la vez elegante.

Aqui se aprecia la profusión de gris basada en la presencia de este gran espejo que recubre el closet haciendo, visualmente el espacio al doble de su original físico. El gris predomina pero es el negro el que se lleva los aplausos en detalles como el interior del closet que al abrirse será como una puerta mágica a un mundo profundo de vanidad, cojines y demás que encuentran su reproducción gracias a la presencia de superficies reflejantes.

¿Por qué funciona? Si observamos con detenimiento, no solo es el gran espejo que recubre el closet la única superficie reflejante, también el tocador y las mesitas de noche son de espejo por lo que cualquier detalle que resalta se verá reflejado más de una vez aumentando exponencialmente su presencia y belleza.

Con todo

Recámaras de estilo ecléctico por Kährs Parkett Deutschland
Kährs Parkett Deutschland

Shine Collection Black Silver – Esche

Kährs Parkett Deutschland

Y si de plano somos de los que adoramos el negro pero siempre con elegancia y estilo, podemos incluirlo en nuestras recámaras en todo su esplendor.

Para terminar, esta recámara que se solaza, se engolosina y se ensalza en el negro de piso a techo pero, como lo establecimos desde un principio, equilibrado con sus respectivos detalles.

¿Por qué funciona? Si observamos bien, se cuenta con diferentes texturas que romperán la sobriedad del negro que generalmente es la que achica los espacios y los hace sumamente incómodos. Tenemos patrón de madera a los pisos de cerámica que conversa idóneamente con el patrón de mosaico en la pared anterior que entre sus pequeños detalles se enmarcan en perímetros blancos. El resto son los detalles singulares como el mobiliario de estructura base que en este diseño también incluye ropa de cama negra pero que se puede jugar y combinar con blanco y, por supuesto, la pared frontal es en blanco lo que equilibra la presencia de negro profundo evitando que nos sofoque e iluminando la habitación y con ella su belleza.

Así, confiamos que poco a poco se logre perder el miedo a este color, o ausencia de color que es único, dinámico, sobrio, divertido pero sobre todo, fascinante. Felices diseños.

¿Cuál es el mejor estilo para ti? Comparte tus opiniones y experiencias en nuestro foro-debate
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!