Jardines de estilo moderno por LAS MARIAS casa & jardin

5 remodelaciones de patios con poco presupuesto

Joelia Dávila Joelia Dávila
Google+
Loading admin actions …

Para transformar una zona de nuestra casa, la cocina, el vestíbulo o el patio, no es necesario invertir demasiado dinero ni tiempo, pero sí mucho esfuerzo y creatividad. Y es que es necesario definir nuestras prioridades y sueños a la hora de trazar un proyecto y decidir qué es lo que queremos lograr en ese espacio. Si tu presupuesto es limitado o si ya cuentas con un espacio bastante agradable y sólo necesitas darle una manita de gato, el proceso de transformación es ligero ¡pero el cambio es grandioso!

Para muestra, aquí te dejamos cinco ejemplos de que lo bello no es sinónimo de complicado ni de caro. Ponte atento, checa tips y ármate de valor para darle un giro al patio de tu casa, ese que ya es lindo pero que no le vendría mal un cambio de color, una nueva jardinera o una duela debajo de las sillas.

1. Antes: un patio muy bien trazado pero caótico en su organización

La zona se mira bastante bien distribuida, una duela delimitando un pequeño jardín en la orilla, un comedor al aire libre y unas sillitas para la charla de la tarde nos anuncian un lugar inspirador y agradable para pasar el tiempo libre en casa.

El problema es el desorden de los muebles y la falta de color de las paredes, las maceteras con mucho potencial y la opacidad de la duela. Veamos qué se hizo aquí.

Después: un poco de color, barnizada al piso y mejor distribución ¡un patio ordenado, claro y divertido!

El cambio ha resultado en un espacio claro y colorido, con mucha luz, pero en realidad no se le hizo demasiado… ¿en qué consistió el cambio? En primer lugar se le dio mantenimiento a la duela, aclarando su tonalidad y eliminando las partes ya oscurecidas y enmohecidas. Después las maceteras se colocaron en el límite del espacio, configurando un elemento colorido sobre la barda blanca y cierto nivel de orden matemático, lo cual logra una atmósfera de organización bastante relajante. El siguiente cambio se realizó en el jardincito, en donde se integró un diseño de pequeñas jardineras en forma de triángulos, colocando en cada una distintas texturas de piedra, vegetación, cubrepisos y cortezas, y a su vez estos triángulos se elevan, alargándose y diluyéndose visualmente sobre la blanca barda. El último paso fue colocar el comedor a un costado y cambiar los textiles de las sillas por unos asientos blancos, perfectos, frescos. ¿Qué tal?

2. Antes, un desastre visual y después un diseño colorido y limpio

El cambio de este patio incluyó poner en uso la alberca que estaba en total abandono, pintar su estructura para darle más frescura, podar los arbustos y las plantas trepadoras, delimitar la zona de asoleamiento y darle un hermoso color a las puertas y algunas estructuras del cuarto de servicio. Esto es aprovechar lo que se tiene, pues se gasta más en tenerlo abandonado que en ponerlo listo para disfrutarlo de nuevo.

3. Antes: bonito, pero podía estar mejor

Pero no era suficiente. Este pequeño patio estaba rodeado de un lindo jardín, macetas y arbustos encantadores, una sombra, un comedor para el desayuno por la mañana y el te por la tarde… era simplemente hermoso. Pero sus propietarios querían algo más, algo menos tradicional, menos campirano, más moderno y funcional respecto al espacio completo.

Después: se redistribuyó y se agregó piso de madera ¡luce más amplio de lo que es!

El cambio ha sido radical, y sin mayor intervención que una duela. Se eliminó el área de césped, se instaló una estructura de madera y se cambió el comedor por uno de estilo moderno. La falta de césped se contrarrestó con la inclusión de más vegetación, mantenimiento de la vegetación trepadora y más macetas. Ahora el patio luce moderno, luminoso y fresco pero tan encantador como siempre.

4. Un patio vacío y desaprovechado

Este patio se ubica en la azotea de una casa, y a pesar de no contar con las mejores vistas tenía la posibilidad de cerrarse y ajustarse para crear un patio lindo y acogedor. Se encontraba vacío, era únicamente ocupado por las instalaciones de agua, luz y gas, y tenía mucho potencial para convertirse en el nuevo lugar favorito de la familia. ¿Cómo se hizo esto?

Después: con pocos detalles y elementos ¡un patio cómodo y fresco!

Las únicas inversiones que se hicieron fueron en el mobiliario, que incluso pudieron ser muebles reciclados del interior de la casa. Prácticamente el lugar se dejó igual, sólo se repintaron los muros, se cambiaron algunas, muy pocas baldosas del piso por otras que integraran un nuevo color café entre las nebulosas tonalidades crema de las placas existentes. El tragaluz, que estaba protegido por una reja de aspecto desagradable, se cambió por una nueva herrería lisa y se cubrió con una plataforma de madera, para hacer uso de ella como banca, que complementa perfectamente el espacio destinado a salita. Al extremo, un asador y a las orillas grandes maceteras y jardineras bloquean las vistas y cierran el diseño del conjunto encantadoramente.

5. De la nada a un lugar enigmático

Este amplio patio no contaba con nada, apenas una plataforma delimitando una zona que alguna vez fue ocupada por un jardín. Es un lugar con mucho potencial, esperando ser intervenido con algo de creatividad y sueños.

Y así fue, la plataforma se cambió por una zona de césped, perfecta para los juegos. Altas jardineras se colocaron a los extremos acompañadas de sutiles luces creando sombras y destellos verdes. Al fondo, una barda de rústica lámina se acompaña por un lienzo de madera iluminado que crea cierto encanto, misterio y enigma, encanto al atardecer.

Si quieres seguir disfrutando de cambios y transformaciones, te invitamos a visitar esta cocina, pequeña y colorida.

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!