Cocinas con Estilo Industrial

Homify GmbH Homify GmbH
Google+
Loading admin actions …

La segunda revolución industrial, esa que no se ha documentado porque se esconde bajo los tapetes de “progreso” y el abandono ha dejado tras de si la adaptación de espacios donde viejas fábricas existieron. Antes de esta segunda revolución industrial, tenemos la gran era de las exposiciones industriales que van de finales del siglo XIX y parte del siglo XX, resultado de estas en México es el Museo Universitario del Chopo en el Distrito Federal, un edificio mostrado durante una de la tantas ferias industriales que fungia como comedor en una fábrica alemana y cuya innovación en materiales de construcción le permitió viajar en partes y módulos para ser armado y reconstruido en lo que ahora denominamos Santa María la Ribera.

El progreso y la modernidad eran la promesa sobre la cual se basaron escuelas como la Bauhaus y se inspiraron arquitectos, diseñadores y decoradores al apropiarse de los espacios abandonados en ciudades como Nueva York, Manchester, Sheffield y en nuestros días áreas de Berlin y México donde viejas fábricas derruidas son intervenidas y transformadas en lofts donde el efecto de gentrificación es el nuevo proceso pseudo-industrial de progreso y modernidad.

La escuela y estilo Bauhaus retomó la estética industrial y le brindó un aspecto más práctico en términos de disponibilidad para cualquier espacio y este estilo es muy usual encontrarlo en la cocina, es por ello que hoy en homify quisimos explorar Cocinas con Estilo Industrial para los amantes del minimalismo, el progreso y la modernidad.

Aspectos básicos

Cocinas de estilo clásico por La Cornue
La Cornue

Ilot Château

La Cornue

Uno de los grandes principios del minimalismo expuestos por la escuela Bauhaus fue el de “forma sigue a función” es decir, el objetivo de uso del objeto era la base sobre la cual su forma y aspecto estético debían regirse. De esta manera cuando hablamos de cocinas con estilo industrial, los dos pilares serán funcionalidad y comodidad.

La distribución de cada elemento debe seguir una estrategia que permita su funcionalidad por sobre todo garantizando una actividad dinámica y fluida donde parezca que todo sigue un ciclo funcional.

En la imagen podemos apreciar una isla integral que emplaza la estufa, superficie de trabajo y barra desayunador coronada por una gran campana que aliviará el espacio de olores constantes buscando la limpieza constante. Frente a esta isla donde todo se trabaja al interior y periferia encontramos el complemento de esta cocina, una gran estantería que continen el refrigerador, el congelador y los hornos lo que hará precisamente una distribución uniforme de las actividades a llevarse a cabo haciéndola sumamente funcional y práctica para cada cociner@.

¿Te encantan las islas de cocina? Esta nueva tendencia llegó para quedarse superando las cocinas integrales como una evolución, checa este libro de ideas para ver diferentes formas y tamaños.

Materials usuales

Los materiales constitutivos de los que se hecha mano en este estilo encontramos el aluminio, el vidrio, la madera y por supuesto el acero inoxidable por su impermeabilidad, resistencia e higiene. Todos estos materiales confieren a la zona de trabajo sobriedad y robustez además de garantía de resistencia frente a su intenso uso con el paso del tiempo y bajo mantenimiento requerido.

El acero inoxidable suele utilizarse en superficies de trabajo, electrodomésticos y utensilios de cocina. El vidrio generalmente se trabaja templado y se utiliza igualmente para superficies de trabajo y barandales por si la cocina es, como en la imagen tan grande que requiere más de un nivel. Y la madera como ya hemos dicho antes gracias a su versatilidad de se puede utilizar como elemento de decoración en tonalidades obscuras para dar sobriedad y elegancia en combinación con el resto de los materiales.

Así, podemos visualizar que en un espacio relativamente reducido, distribuida sobre el pasillo encontramos la cocina por un lado que emplaza estufa y superficie de trabajo, redondea en el fregadero y termina en el horno todo en acero inoxidable y cuasi cubierto en vidrio para separalo del comedor al otro lado. Un espacio pequeño que brinda grandes frutos, belleza y funcionalidad sabiéndolo acomodar.

Distribución Modular

Cocinas de estilo moderno por TLA Studio
TLA Studio

New Crane Wharf

TLA Studio

Para la realización de tareas de forma más cómoda se aconseja la disposición modular de elementos, es decir piezas con una función determinada que pueden distribuirse y acomodarse acorde a nuestras necesidades ahorrando espacio sobre todo para espacios reducidos.

Así, este estilo se decanta por mobiliario de líneas llanas que se exaltan en su simplicidad y discreción. El estilo industrial se basa en una decoración de usos básicos, explorando el minimalismo donde precisamente lo mínimo necesario será clave en el diseño.

De esta forma podemos decantarnos por piezas que se exaltan en su función y forma; en la imagen se aprecia el módulo que alberga el fregadero y alacenas inferiores y como otro módulo las alacenas superiores. Destaca la profusión de blanco que sin embargo deja protagonismo al recubrimiento de acero inoxidable no solo de la superficie de trabajo, lavabo y grifería sino que se extiende incluso al elemento decorativo en maceta para hierbas de olor.

¿Buscas hacer de tu cocina un espacio sumamente funcional? Checa este libro de ideas con varios consejos para lograrlo.

Detalles

Y para redondear este estilo es importante visualizar el entorno. Los revestimientos a las paredes y pisos más utilizados en el estilo industrial son los azulejos blancos en pequeño formato o por supuesto, digno heredero minimalista, los acabados de piedra y ladrillo natural provinientes de su pasado como fábricas. Se echa mano de todos los aspectos arquitectónicos disponibles en el espacio, es decir, si tenemos la suerte de vivir en un loft resultante de la intervención y gentrificación de fábricas, siempre resaltan las vigas y columnas en madera y ladrillo que tendrán un efecto singular en nuestras cocinas.

En el caso contrario, de cualquier forma siempre podemos dejar las paredes en lo que comunmente de denomina “obra negra” siempre y cuando su acabado sea en cemento pulido, ladrillo cocido u otra piedra singular.

En cuanto a las tonalidades más características, encontramos los tonos neutros, blancos y crudos por un lado del espectro y del otro por supuesto los tostados, grises y negro profundo que, al combinarse correctamente darán un ambiente vanguardista y elegante.

Y es lo que se aprecia en la imagen que conjunta todo lo antes mencionado, una isla modular en acero inoxidable emplazada en un espacio de paredes de ladrillo, ventanales que se abren al exterior, marcos en negro, piso de madera e iluminación localizada y baño natural. Mínimos detalles de decoración y pulcritud máxima.

Ahora si, ya podemos empezar a diseñar nuestra propia cocina con estilo industrial para el año que viene.

¿Qué te hace falta para tener una cocina industrial? Comparte tus opiniones y consejos con nosotros en nuestro foro-debate
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!