Hoteles de estilo  por Inuk Home Studio

5 remodelaciones que costaron poco dinero

Joelia Dávila Joelia Dávila
Google+
Loading admin actions …

Renovar, reformar o remodelar un espacio en casa suele ser una tentación latente, siempre estamos pensando en qué le hace falta a la sala o con qué nuevo color renovar el dormitorio… son caprichos que tenemos naturalmente al habitar el mismo espacio día con día. Cuando diseñamos y decoramos la casa a nuestro entero gusto esas ideas no pasan de ser simples arranques de creatividad.

Pero cuando esos arranques de creatividad nos asaltan constantemente es hora de hacerles caso. Aquí hay que hacer un alto y pensar en qué tan necesaria es la renovación, en si contamos con el presupuesto para llevarla a cabo, y en qué tanto realmente necesitamos alterar las condiciones actuales del lugar. Si las respuestas a esas preguntas concluyen en que sí es necesario un refresh al espacio pero las modificaciones no requieren ser estructurales y además los recursos son limitados, debes saber que con muy poco presupuesto y un toque de ingenio puedes transformar y crear atmósferas nuevas, encantadoras ¡y totalmente diferentes sin cambiarte de casa!

Toma nota de las remodelaciones que te presentamos en esta ocasión, todas tienen en común dos características: costaron muy poco dinero y los resultados son maravillosos.

1. Una sala funcional pero sin personalidad

Esta sala forma parte de la pequeña zona social de un departamento de apenas dos habitaciones (ésta y el dormitorio). El lugar era bastante funcional y contaba con lo más importante: un cómodo sofá. No tenía personalidad, el color gris del sillón sobre la madera blanquecina del piso casi se mimetizaba entre las paredes blancas. Una cosa era segura: tenía mucho potencial.

Con poco dinero se convirtió en una sala con mucho color y atrevimiento. ¡El resultado es GENIAL!

Una zona social ¡simplemente increíble! La casa ya contaba con el sofá y la mesa del comedor. Las paredes blancas y el piso de madera clara eran el escenario perfecto para cualquier diseño. Los elementos que tuvieron que considerarse en el presupuesto fueron una larga repisa que se pintó de azul, la cual pudo ser de simple madera o de melamina. Una mesita de centro, un par de cojines hechos bajo la técnica del DIY, dos lámparas colgantes y dos de pared, y un juego de sillas. Lo más caro seguramente fueron las sillas, pero la repisa es sumamente económica, las lámparas son de diseños sencillos y muy prácticos, por lo tanto son también de bajo costo. Lo interesante aquí es la combinación de colores que se hizo: toques de azul, de amarillo y de negro resaltan, alegres, en medio del blanco escenario original, ¡y sin gastar de más!

Si te gusta la técnica del DIY, date una vuelta por estas 7 ideas para crear muebles de pallets con mucho estilo.

2. Una recámara en tinieblas

Hoteles de estilo  por Inuk Home Studio
Inuk Home Studio

Antes de la Reforma

Inuk Home Studio

El problema de esta recámara no consistía en su pequeña superficie, el verdadero problema era la falta de imaginación. Con esa ventana de madera podrían hacerse maravillas, y con ese techo ¡no se diga! Pero el lugar estaba muy oscuro, el color blanco de las paredes era opaco y la falta de mobiliario no lo hacía acogedor ni invitaba a un sueño relajante. Sin embargo contaba con tres detalles básicos: una ventana encantadora, un piso lindo y una cama.

¡Se convirtió en una recámara alegre y luminosa! ¿A poco no te encanta?

Hoteles de estilo  por Inuk Home Studio
Inuk Home Studio

Después de Reforma

Inuk Home Studio

Tomando en cuenta los tres elementos básicos para la renovación y que evitarían un gran gasto, el diseño consistió en repintar las paredes de un nuevo color blanco, más reflejante, pintar con un lindo color cian la madera de la ventana y colocar dos repisas de madera sostenidas con ángulos decorativos para que funcionaran como mesitas de noche. A la cama se le puso una acolchonada ropa de cama y se cubrió de cojines, y las mesitas se adornaron con dos lámparas en color cobre rosado. Un poco de arte en las paredes que puede ser incluso un ejercicio de DIY le da color al lugar. Ahora luce lindo y muy luminoso, y sólo se invirtió en pintura, limpieza del piso a profundidad y las repisas con lámparas, ¡muy económico!

3. Un baño muy funcional pero aburrido…

 de estilo  por Home Staging Studio AP
Home Staging Studio AP

Łazienka przed zmianą

Home Staging Studio AP

Este es un cuarto de baño bastante grande y funcional, pero ya se notaba aburrido. El azulejo blanco ya lucía algo descuidado y el piso, de tonalidades azules nebulosas, parecía muy pasado de moda. El color blanco opaco del cielo y las paredes no hacía mucha justicia al lugar. Sin embargo la distribución de los muros y los muebles, los espacios para acomodar y almacenar y la posición del tragaluz eran algo que había que rescatar.

Con la remodelación, se convirtió ¡en un baño moderno y fabuloso!

 de estilo  por Home Staging Studio AP
Home Staging Studio AP

Łazienka po zmianie

Home Staging Studio AP

¡A que no puedes creer que sea el mismo baño! Así nos sorprendimos nosotros también, pero sí, es el mismo. Para empezar, las baldosas blancas de las paredes y muebles y las azules del piso se mantuvieron y únicamente se les realizó una limpieza a profundidad para eliminar cualquier resquicio de moho y suciedad en las juntas. Los muebles como tina y sanitario también son los mismos, pero todo luce muy distinto por un pequeño detalle: el color del cielo. En un delicado color azul, la pendiente del cielo contrasta los luminosos rayos de blanca luz que entran por la ventana, y permiten que esta se refleje directamente sobre las paredes y el suelo, creando una atmósfera íntima y muy acogedora. Se le dio nuevo orden a los organizadores, se incluyeron algunas repisas, toques de vegetación y una banquita en madera clara. Una inversión muy pequeña ¡con un resultado asombroso!

4. Una cocina bastante aburrida pero muy funcional

Esta cocina luce bastante funcional, no está pasada de moda, está bien iluminada, organizada, en fin… Sus propietarios decidieron que un nuevo color no le vendría nada mal, y darle un nuevo aire significó hacer prácticamente otra cocina pero sin cambiar una sola puerta.

Al ser remodelada, se convirtió en una cocina moderna, fresca, ¡muy playera!

El cambio de la cocina consistió en pintar los gabinetes y alacenas. Si nos fijamos bien, es exactamente el mismo mobiliario, pero el cambio de color ha generado una nueva atmósfera, totalmente moderna y fresca. Los gabinetes superiores se pintaron de blanco, así como el zócalo de las alacenas inferiores. Éstas se pintaron de azul índigo y lo único que sí se removió fue la encimera de formaica marrón por una nueva formaica blanca, la cual es sumamente económica. La cortina azul y las lámparas colgantes sobre la barra desayunadora son los elementos sorpresa, totalmente nuevos y, como podemos ver, muy lindos y para nada costosos.

5. Un patio perfecto pero desordenado

Muchas veces no hace falta nada más que ordenar, reorganizar los elementos y ver el espacio desde otro ángulo. En este patio eso fue lo que se hizo y las preguntas que surgieron fueron ¿qué hacen las macetas sobre el jardín?, ¿no habrá mantas nuevas para las sillas?, ¿el piso puede lustrarse?

Tras responder y resolver esas incógnitas, se llegó a un resultado asombroso y genial.

Con poco dinero y una remodelación se convirtió en ¡un patio ordenado y divertido!

El cambio no fue estructural pero sí sustancial. Al piso de madera se le dio un buen mantenimiento, que consistió básicamente en lavarlo y pulirlo. Las macetas se colocaron al límite del terreno, marcando una visual mucho más atractiva que una simple barda. Las maceteras de la barda se cubrieron con una lona del mismo color de la barda, con lo cual no fue necesario ampliar la barda e invertir en material constructivo. A la jardinera se le incluyó un diseño de triángulos por medio de pequeñas barditas de madera pintada de blanco. Cada triángulo se rellenó con grava, piedras blancas y cortezas, las cuales al ser muy poca cantidad son muy baratas. Las sillas cambiaron sus fundas por nuevas telas blancas, que bien pudieron haber sido elaboradas por algún integrante de la familia. Y el toque final son los triángulos coloridos y deformados sobre la barda, un detalle divertido y alegre que le da un toque de sorpresa al lugar.

Como pudiste ver, el ingenio nada tiene qué ver con el dinero, no necesitas de una fortuna para cambiar el aspecto de tus espacios y sentir que estás en una casa nueva, sólo inspírate ¡y listo!

El homify tenemos ideas para todos los gustos, ¡toma nota!
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!