Antes y después: Intervención de un apartamento antiguo

Homify GmbH Homify GmbH
Google+
Loading admin actions …

Sabemos que cada vez que empezamos un proyecto siempre hubo un antes y al terminarlo habrá un después. Pero en general nos basamos en los resultados más allá de proponer cómo se veía antes de la intervención pues creemos que el final es mucho más importante y válido que el comienzo. Y aunque podemos estar desacuerdo con esta aseveración, hay ocasiones en que mirar atrás nos brinda una perspectiva única y una mejor apreciación de lo bien logrado.

Así, en homify queremos iniciar una nueva sección denominada “Antes y después” en donde nuestros profesionales comparten con nosotros imágenes de todo el proceso de intervención, desde su estado previo a la reestructuración, el proceso y el resultado actual. De esta manera buscamos inspirar esos cambios que muchas veces no llevamos a cabo quizá por miedo a lo que conllevan pero que en realidad, siempre con la ayuda de los profesionales pueden ser un proceso sencillo pero sobre todo de bellos y emocionantes resultados.

Por lo que hoy empezaremos con la reestructuración de un apartamento antiguo cuyas deplorables condiciones no espantaron a nuestros profesionales sino que las tornaron en oportunidades para transformarlo en un espacio único con un aire muy minimalista. ¿Tienes curiosidad?

El proyecto

Este antiguo apartamento se encontraba en un estado deplorable, como se aprecia en la imagen as inclemencias del clima entre el polvo, la humedad y los procesos naturales de oxidación y reapropiación de micro-organismos tomaron su propio lugar y transformaron cada centímetro en su propio hábitat.

Bajo estas condiciones, la intervención de este inmueble consistió más allá de solo una capa de pintura o uno que otro relleno, hubo que renovar instalaciones, paredes, techos y suelos desde el alma hasta la fachada para dar pie a un nuevo rostro que además, se adecuara a las necesidades y deseos de los nuevos habitantes.

La Entrada

Pero ¿qué es lo que vemos? un cambio de 180º entre la previa imagen y esta en donde la entrada de la casa nos muestra como se han sustituido y recubierto las vigas al techo mediante un techo doble que en su interior conlleva el sistema de iluminación artificial.

En su contraparte, al piso, vemos que se ha re-trabajado y re-cubierto la duela de madera por un color más claro que brinde unidad a todo el diseño.

Ya desde la entrada se demarca el estilo que seguirá este proyecto, tirándole a un estilo más bien minimalista entre profusión de blanco y una que otra aparición de negro con una iluminación más bien fría que busca esa sensación de especialidad y mínima ocupación.

¿Apasionado del minimalismo? Este libro de ideas te dará una introducción para entender más allá de lo que se ve o se dice.

La Sala antes…

Los proyectos de reestructuración van más allá de adecuar el hogar y, si se permite el término, rejuvenecerlos. Se trata también de reorganizar su distribución, su circulación y zonificación buscando aprovechar de la mejor forma los espacios, la iluminación natural, los vacíos y esos pequeños recovecos que pueden convertirse, como lo hemos visto antes en puntos de almacenamiento inimaginables.

Así, la sala echa mano de una ventana con balcón y vista sobre la fachada. De esta forma este punto de luz natural será el centro sobre el cual se trabajará el resto de la distribución, diseño y decoración.

Tal como se mostró en la entrada, se buscó una reestructuración total que conllevó a un dramático cambio al techo donde nuevos tabiques remodelado el espacio total. Dicha intervención tuvo como propósito el conseguir un sistema eléctrico de punta en el techo falso que permitiera un sistema de iluminación artificial singular, tal como nos gusta en el estilo minimalista en pequeños detalles y localizada.
También se echó mano de un sistema de aislamiento de punta que brindó una mayor eficiencia térmica y protección contra el sonido.

… y después

Terminada la obra vemos como todo el arduo trabajo que requirió profundos cambios para poder incluir bajo sus paredes la calefacción y un nuevo sistema de aislamiento. Todo esto dio por resultado lo que podemos apreciar en la imagen donde la profusión de blanco solo se interrumpe con pinceladas en negro, la pareja atemporal que brindan un equilibrio en movimiento.

En el diseño interior vemos el gran aprovechamiento de esos espacios como los estantes empotrados a la pared del fondo que enmarcan el balcón que en la imagen anterior se veía triste y derruido así como el trinchador de esta sala-comedor que parece flotar.

Otro elemento que pasa casi desapercibido es el aire acondicionado el cual se coloca por encima del límite del balcón pero que gracias al blanco inmaculado es poco visible. La iluminación a base de LEDs sobre el sofá crea un diáfano ambiente que siempre bien conversará con la cálida luz natural proveniente de la ventana hacia el exterior.

La cocina atrevida

Bien sabemos que el color predilecto en el minimalismo es el blanco, sin embargo no es el único en la reducida paleta de colores que caracterizan este estilo. Como se aprecia en este diseño de cocina, se ve interrumpido por buenas porciones en blanco que proporcionan un contraste singular para demarcar lo más importante. También sirve para redondear el diseño; pensemos en este como un cuadro a pintar, lo que buscamos para darle ese toque peculiar es el juego de luces y sombras que se logra mediante el uso de estos colores cuando se trata del diseño idóneo para la cocina como la que podemos apreciar en la imagen.

Negro a la superficie que contiene la estufa y el fregadero, contrapuesto al resto en blanco impoluto albergando el horno, el refrigerador y los espacios de almacenamiento.

¿Negro en la cocina? Por supuesto, es la nueva tendencia. Checa este libro de ideas para saber más.

El baño antes

Este espacio es parte de una horrible pesadilla. Bien nos podría recordar a esas películas de la década de 1980 en donde una casa abandonada veía albergaba al asesino que terminaba cesando a su víctima en el baño.

Así se puede apreciar el terrible estado en el que se encontraba este cuarto de baño con paredes agrietadas, ladrillos desnudos y maltrechos con un sistema de cañerías adusto y cansado. Pero lo importante es ver las oportunidades, por lo que se puede apreciar una gran ventana en la parte posterior a la taza del baño lo que se supo aprovechar en el proceso de intervención.

… y después

Como se pudo observar en la imagen anterior, se contaba con un pequeño nivel superior que emplazaba la taza del baño, este se eliminó levantando y unificando el suelo de esta forma se pudo cambiar la ubicación de los sanitarios y crear un interior más fluido.

Así se aprovecha la luz natural y se pueden agregar otros elementos como un bidé y el lavabo que juega con su movilidad al parecer tan solo una vasija superpuesta. 

Y finalmente, gracias a la luz el espacio se aumenta equilibrando el efecto anestésico gracias a la inserción de negro en las paredes.

¿Te gustan los lavabos cuadrados? Checa este libro de ideas que te dará más inspiración si quieres cambiar tu viejo lavabo.

La diáfana recámara

Y para terminar con este recorrido no podía faltar la recámara que se mantiene, a diferencia de los otros cuartos, en un blanco sobre blanco cuando juega con el ostión a mitad de las paredes.

Sobriedad y mucha luz, características del minimalista se reinventar esta recámara en su totalidad siguiendo la línea en el suelo radiante, el sistema de aire acondicionado al techo empotrado en la pared y el sistema de luz artificial a base de LEDs.

De esta manera podemos comprobar como un inmueble que podría pensarse derruido y perdido, siempre puede adquirir una vida nueva con la ayuda de los profesionales y buen trabajo.

¿Qué parte te sorprendió más de este proceso de renovación? Comparte tus opiniones con nosotros en nuestro foro-debate
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!