Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de Privacidad y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

Diseño de Interiores para Salas Vintage

Homify GmbH Homify GmbH
Google+
Loading admin actions …

Cuando creas que tu sala ha pasado completamente de moda y el presupuesto no es suficiente para cambiarla por una nueva ¿por qué no pensar simplemente en renovarla? Si, sabemos que quizá somos amantes del minimalismo pero a menos que estemos dispuestos a tirar todos los muebles y sustituirlos por pequeños cojines de influencia oriental en un blanco sobre blanco, cuando la economía no está de nuestro lado hay que pensar fuera de la caja.

Así, hoy en homify queremos hablar de un estilo muy coqueto y que con poco presupuesto puede cambiar y dar nueva vida a nuestra sala que quizá se quedó en los tiempos de la abuela si es que ésta nos la heredó. Hablamos del estilo Vintage, un estilo que, a diferencia del Retro en realidad busca la re-utilización de los objetos para darles una nueva vida.

Así es que, con un poco de tela, ayuda de un profesional y creatividad podemos comenzar con este diseño de Interiores para Salas Vintage…

El Sofá

Como hemos dicho antes, una sala cuenta con elementos básico y otros añadidos que la conforman. Sin embargo en un sentido pragmático una Sala cuenta con un sofá, dos sillones y una mesita cafetera. Ya de ahí, podemos agregar los extras como los adornos a las paredes, el sistema de iluminación artificial y por supuesto mobiliario extra como un trinchador, una vitrina, una pantalla de televisión o un librero.

Así podemos empezar con nuestro modelo básico. El mobiliario que comienza con el Sofá, es que normalmente recibe un trato duro porque hace los usos de posadera para nosotros mismos y las visitas, de cama cuando tenemos invitados o cuando no podemos llegar hasta nuestra recámara, de comedor cuando tenemos mucha familia y poco espacio en el comedor y por supuesto de cuarto de juegos para los  pequeños del hogar. Es por ello que suele gastarse en las orillas y en la parte donde posamos nuestro cuerpo para disfrutarlo y con el tiempo va perdiendo brillo, color, suavidad y hasta tela.

Es por ello que podemos comenzar con re-tapizarlo, si lo que buscamos es un estilo Vintage debemos buscar una tela similar a la original o quizá una que de una imagen un poco más antigua o sobria, como en la imagen donde un color vino profundo le confiere una cierta elegancia coqueta a este sofá que, en otro color dejaría de apreciarse como Vintage y quizá podría tornarse en moderno o hasta ecléctico.

Los Sillones

La maravilla del Diseño en general es que nos permite explorar diferentes opciones hasta encontrar las que mejor se adapten a la imagen que tenemos en nuestra imaginación. Así, muchas veces los sillones que pensamos como esas butacas acolchadas con apoya-brazos pueden bien ser dos sillas acolchadas que se comuniquen en diferentes niveles con su contraparte el Sofá.

Tomando en cuenta la imagen anterior, este par de sillas se han tapizado de un color similar pero con textura un poco más brillante manteniendo su figura antigua que les confiere un estilo único. Entre sus botones y periferia dorada, estas sillas-sillones son una continuación de ese estilo sobrio pero a su vez muy cómodo que empezamos con nuestro sofá.

Hay que recordar que sillones, sofas y sillas acolchadas pueden re-tapizarse siempre y cuando la estructura base lo permita y por supuesto el proceso no resulte más caro que piezas nuevas. Para saber más sobre re-tapizado de mobiliario y cómo llevarlo a cabo de la mejor forma, te recomendamos este libro de ideas.

Mesita Cafetera

Algo que caracteriza el estilo Vintage a diferencia de el Retro es que el primero re-utiliza los objetos mientras que el segundo simplemente echa mano del diseño. Esto quiere decir que el estilo Vintage utiliza una vieja mesa cafetera, la interviene y le da nueva vida, mientras que el estilo Retro se basa en la forma de la mesa cafetera antigua y la reproduce como nueva.

Por otro lado, aunque somos fieles impulsores de la re-utilización, esta normalmente busca darle nueva vida a los objetos, es decir darles un propósito diferente a su original de uso puesto que hasta cierta medida estos objetos han dejado de ser útiles en su función original. Esto quiere decir que una lata de refresco, una vez bebido el líquido, deja de servir como contenedor de refresco más no por eso es inútil, siempre se puede cortar por la mitad, rellenar de tierra y utilizarla como pequeñas macetas para los proyectos escolares de germinar un frijolito.

Sin embargo el estilo Vintage si busca regresar su viejo uso a cada pieza por lo que se desprende un poco del estilo de re-utilización y quizá cae un poco más en el de reciclado. Como sea, siempre podemos dar nueva vida a nuestro mobiliario. Una mesita cafetera como la que se aprecia en la imagen de madera y corte clásico, siempre puede restaurarse con un lijado suave, una capa de cera de abeja o aceite, recubrir los daños con sellador para madera en color similar y una capa de pintura regresándole su vida sin perder su belleza antigua.

A la pared

Y por supuesto, ya que estamos en esto del reciclado y la re-utilización, siempre podemos coquetear con estilos menos sobrios y más desenfadados y dinámicos. Esa es la belleza del Vintage que, sin importar la época siempre y cuando el objeto tenga poco más de un par de décadas se puede considerar cuasi-vintage puesto que será un reto el insertados nuevamente a nuestras nuevas decoraciones.

Tan solo pensemos en las viejas estatuillas de porcelana de Lladro que no siempre es sencillos coincidir su presencia con un estilo minimalista o hasta moderno porque siempre nos resumirán a las abuelitas o al menos a esas casa viejas. Por ello podemos optar por una experimentación como la que se aprecia en la imagen: se retoman viejos marcos de cuadros sin lienzo y se intervienen con una capa de pintura y patrones a nuestro gusto. Se colocan a la pared no en exceso y no perfectamente alineados para romper con las expectativas y ¡voila¡ tenemos un estilo Vintage muy sementero que sin embargo no nos obligará a viajes de ácido sino a buenos recuerdos de una época que quizá no vivimos pero que vale la pena no olvidar.

Y si quieres saber más sobre re-utilización y reciclado, checa este libro de ideas que aclarará tus dudas.

El Resto…

Y para terminar siempre es bueno consentirnos con esas regales cortinas que nos recuerdan la época de Carlota y Maximiliano. No porque la hayamos vivido sino porque al menos hemos visitado el Castillo de Chapultepec y tenemos una buena idea del estilo de via que Reyes y Reinas se podían dar en aquella época y que algunos no tan nobles buscan dársela a costa de sus congéneres.

Pero dejando la protesta a un lado, siempre podemos echar mano de estos arreglos de cortinas elegantes y vistosos. El secreto está en tener al menos tres capas de tela, una base transparente que dejarán entrar la luz natural suavemente; El marco que sostendrá una segunda capa de color profundo y sobrio y una tercera capa no solo de color vibrante sino en tela más pesada que guardará el calor en época de frío.

Para ello siempre es mejor contar con la ayuda de un profesional para poder colocar la estructura y los cortineros que harán de nuestra Sala el lugar más agradable en el que queramos pasar las tardes de película en nuestro hogar.

¿Qué te gustaría cambiar en tu Sala para hacerla al estilo Vintage? Comparte tus opiniones, experiencias y consejos con nosotros en nuestro foro-de...
Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!