de estilo  por PHU Bortnowski

7 pasos para construir un porche fabuloso

Joelia Dávila Joelia Dávila
Google+

Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de Privacidad y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro
Loading admin actions …

Hay muchas cosas que podemos hacer en casa con nuestras propias manos: detalles de decoración, aditamentos y zonas integradas a la construcción que no requieran de un diseño o una estructura especial y con las que logremos hacer de nuestra residencia un lugar más cómodo e inspirador. 

Si tienes ganas de construir un pórtico de madera frente a tu puerta principal o en la terraza posterior de la casa para conectar la estancia con el jardín, aquí te damos una pequeña guía con pasos que no debes perder de vista. Y en caso de que contrates a un experto para que la construya, no se te pase supervisar estos detalles. ¿Nos acompañas?

1. Delimita la zona a construir

Primero debes medir y ser realista con el tamaño de tu nueva construcción. Pregúntate, ¿tienes el espacio suficiente para hacer un gran porche o debes limitarte a un pequeño pórtico para enmarcar la entrada? Con esta respuesta en mente, traza geométricamente los límites del espacio. Para ello puedes colocar un cordón sostenido con varillas enterradas en cada esquina, o bien pintar los límites en el suelo con gis o chalk line.

2. Retira material del sitio

Recuerda que vas a instalar una nueva plataforma que elevará el nivel del piso, por ello es importante que conozcas la altura exacta de la plataforma, incluyendo la base y el deck, y retirar la tierra suficiente dentro del área delimitada. No olvides retirar un poco de material unos cuantos centímetros fuera del límite para trabajar más cómodamente.

3. Una base protegida

Antes de instalar el deck de linda madera es necesario instalar una base, que bien puede ser de concreto armado con varillas o malla de acero, o también de madera. Lo importante en cualquiera de los dos casos es proteger esta base de la humedad para evitar que se oxide el acero en caso de ser una base de concreto, o que se pudra en caso de ser madera. ¿Cómo protegerla? Existe una pintura negra especial contra humedad, con ella se cubre completamente la base sobre todo en las zonas que quedarán en contacto con el jardín o con áreas húmedas.

4. Instala los rieles

Sobre la base se instalan los rieles sobre los que se acostarán los listones de la duela. Estos deben ser barrotes y no tablones, pues su función es cargar y distribuir peso. Deben colocarse todos a la misma distancia, de preferencia con un pie entre cada uno y en sentido contrario a los listones superiores.

5. A la medida

Ya que cuentas con los rieles para sentar los listones, lo ideal es tener éstos ya cortados a la medida, pero si no es así no te preocupes, ¿recuerdas que al principio retiraste tierra también por fuera de los límites del pórtico? Bien, pues esta profundidad te servirá para cortar los centímetros que le hayan sobrado a los listones, exactamente en el margen delimitado.

Importante: antes de sentar permanentemente los listones debes presentarlos, es decir debes colocarlos en el orden y en la posición exacta en que quedarán pero sin clavarlos ni pegarlos. Esto sirve para visualizar algún error, algún detalle que hayas omitido, para confirmar qué tanto deberás cortar de los listones que salgan del margen y, sobre todo, para darte una idea de cómo quedará y enamorarte de tu pórtico ¡desde ya!

6. Limpia y revisa

Una vez colocados los listones a medida y confirmado que cada pieza haya quedado ensamblada correctamente, barre o aspira la zona para retirar polvo, tierra, virutas o tornillos y clavos que puedan lastimar la madera. Asimismo revisa que todo el perímetro de la base se haya cubierto con la pintura negra antihumedad, y en caso de encontrar alguna zona descubierta este es el momento de corregir.

7. Pulir

Finalmente debes pulir la madera, pues se ha estado tratando como zona de trabajo y ahora ha llegado el momento de hacerla lucir. Puedes conseguir una máquina pulidora para hacerlo, y después de eso colocarle el sellador indicado. Los hay ecológicos, de aceite, sintéticos, temporales o los que pueden durar muchos años. Cuando acudas a comprarlo no olvides consultar al proveedor para que compares calidades y precios.

Si te interesa darle un tono distinto a la madera debes aplicar la tinta antes del sellador pero después de un acondicionador, este ayuda a que la tinta se distribuya uniformemente, no queden vetas más oscuras o líneas derramadas y no se absorba de más.

Una hermosa bienvenida

Y terminamos nuestra pequeña guía con la imagen de un pórtico ubicado en la entrada principal de la casa. Su tamaño es breve pero suficiente para resguardar a las visitas antes de entrar, colocar un par de mecedoras y disfrutar de una fresca limonada al atardecer de un exquisito verano.

Si crees que esta lista de pasos te ha servido, visita la remodelación de un baño, ¡increíble!

¿Has construido algo en casa con tus propias manos? Cuéntanos tu experiencia.
Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!