Estudios y oficinas de estilo industrial por Mmaverick Arquitetura

Lo que muchos callan sobre las casitas económicas en México

Joelia Dávila Joelia Dávila
Google+
Loading admin actions …

Comencemos por definir lo que es la vivienda económica en México: según Infonavit, se trata de una vivienda cuyo valor no excede los 118 VSMM (veces salario mínimo mensual), que durante el año 2016 equivalía a 262,009.088 pesos.

Con este costo es fácil sentirnos atraídos y pensar que pagar esa cantidad por una casa en la que podremos vivir toda nuestra vida y además heredarla a nuestros hijos es una excelente inversión. Todo suena maravilloso: nos embarcamos en un crédito de abonos mensuales bajos a 10, 15 o 20 años en los que podremos abonar a capital y, con suerte, terminar de pagarla antes de que nuestros hijos entren a la universidad, mientras le hacemos adecuaciones para hacerla más linda, más cómoda, más grande… Pero ¿es en realidad tan buena inversión?, ¿sus materiales, la construcción, valen los casi 300 mil pesos?, ¿en realidad pagamos esa cantidad?

Para que no te tomen de sorpresa los vendedores de bienes raíces y mucho menos los especuladores, aquí te ofrecemos algunos datos acerca de este tipo de viviendas: económicos, constructivos, estéticos y funcionales. ¡Acompáñanos!

1. El diseño

Lo más visible, lo que más nos llama la atención cuando queremos adquirir una casa es la fachada, el diseño del espacio, la vista. Para poder entrar al rango de precios que definen a esta vivienda, es necesario construirlas en serie. Esto significa que cada casa forma parte de un fraccionamiento que, a su vez, forma parte de un gran desarrollo urbano habitacional de interés social, generalmente ubicado en las zonas periféricas de la ciudad. 

Su diseño, por lo tanto, no es único, no es personalizado ni especial. Se trata de una réplica en cientos de viviendas construidas a lo largo de calles y calles. Acaso les cambian el color en una paleta de tres tonos diferentes y tal vez un pequeño árbol al frente. La superficie no rebasa los 50 metros cuadrados y pueden ser incluso de 32, con una única recámara y una estancia que contempla la sala, el comedor y la cocina, un baño completo y un pequeño patio o zotehuela.

2. La distribución

La distribución no siempre es la más funcional, por lo general se trata de un simple espacio abierto para permitir el tránsito, que no puede ser mucho, y una recámara muy pequeña que apenas permite una cama matrimonial y un pequeño armario que debe funcionar como multimedia, escritorio, buró y todo lo que se necesite. La iluminación natural no es la mejor, no contempla la ventilación cruzada pues apenas se construye una pequeña ventana en cada habitación; su desplante no respeta la mejor orientación ni optimiza el espacio interior, mucho menos el exterior. Las dimensiones son mínimas y la organización de espacios es muy básica.

3. Sistemas de seguridad

Para adecuarse al costo tampoco cuentan con sistemas de seguridad integrados, como rejas, cercos, bardas, ¡mucho menos alarmas o sistemas de supervisión remota! 

Dependiendo de la zona en donde se encuentre el desarrollo, es necesario instalar este tipo de sistemas, a menos que se ubique en un área segura y tranquila. Pero por lo general estas zonas cuentan con poca vigilancia por parte de las autoridades y es poco común la contratación de seguridad privada.

4. Equipamiento

Las casas se entregan desnudas, los acabados consisten en pintura en las paredes interiores y exteriores, azulejo blanco en las zonas húmedas del baño, taza y lavabo instalados, tuberías listas para recibir muebles en la cocina, ventanas de vidrio con marquetería de aluminio y puertas de tambor con una chapa simple. 

El piso es de concreto aparente, y el pulido no es tan detallado como para dejarlo así y que luzca lindo. Las chapas deben reforzarse con una segunda manija, chapa o pasador. La pintura es muy sencilla y apenas cubre el material de recubrimiento, muchas veces se trata sólo de paredes encaladas. No cuentan con aire acondicionado, es necesario instalar focos, calentador, cocina integral. Si tu crédito te permite contratar la llamada hipoteca verde podrás contar con ciertas ecotecnologías como lámparas led, focos ahorradores, calentadores solares o aires acondicionados, pero cada nuevo elemento se integrará y financiará en el monto de tu crédito.

5. Servicios públicos

A diferencia de los asentamientos irregulares o la compra de terrenos en sitios que apenas comienzan a integrarse a la mancha urbana de la ciudad, estos desarrollos cuentan con todos los servicios públicos y equipamiento urbano necesario: tienen transporte público, escuelas, áreas verdes, zonas recreativas, centros de salud y áreas comerciales en sus alrededores; cuentan con servicio de recolección de basura municipal, drenaje, abasto de agua entubada, alumbrado público y vialidades pavimentadas, y cada vivienda tiene energía eléctrica, tuberías para gas, agua potable y drenaje.

Generalmente se ubican cerca de centros de trabajo y el contrato de compraventa incluye una serie de asesorías para organizar a los vecinos en comités de administración, vigilancia y mantenimiento, pues en cierto momento cada fraccionamiento pasa a ser responsabilidad de la administración municipal y muchas veces ésta no cuenta con el suficiente personal para la recolección de basura o el mantenimiento de las áreas verdes y recreativas.

6. El crédito

La definición de vivienda económica no se refiere únicamente a la posibilidad de pagar un precio, sino a la correspondencia entre el costo y los beneficios que se obtienen. Estas viviendas pueden comprarse con diversos créditos como Fovissste o bancarios, pero en su mayoría se adquieren por medio de Infonavit. Y es importante ser muy observador y cuidadoso con este tipo de contratos.

Para empezar, el contrato indica que la vivienda podrá pagarse en un plazo de hasta 30 años, y la mensualidad se define por el salario mensual percibido. Considerando ésto y sacando cuentas, supuestamente la casa se terminaría de pagar en menos de 15 años, ¡genial, ya nos ahorramos la mitad!, y si abonamos a capital una vez al año podríamos reducirla todavía más. Pero sucede que el crédito institucional se rige por el salario mínimo y éste aumenta cada año. 

En detalle:

¿Qué significa esto? Que si la casa se compró en 2016 por un monto de 222,041.600 pesos (100 VSMM considerando que el salario mínimo mensual de este año es de 2,220.416 pesos) y durante el primer año se pagaron 11,102.080 pesos a capital (5 VSMM, no olvidemos que los primeros años la mayor parte de las mensualidades corresponde a los intereses y muy poco a capital), por lógica entrando el nuevo año nos quedaría un saldo de 210,939.52 correspondiente a 95 VSMM, ¿cierto? Pero resulta que cada año el salario mínimo aumenta entre 4.2% y 4.5%, lo cual significa que en el 2017 el salario mínimo mensual equivaldrá aproximadamente a 2313.673 pesos, que multiplicado por los 95 VSMM nos dará una nueva deuda de 219,798.98 pesos. ¿Qué pasó aquí, por qué la deuda bajó apenas 2,200 pesos si yo pagué más de 11,000? Por el salario mínimo.

La deuda del capital no sólo baja mínimamente cada año sino que aumenta el monto total debido a las conversiones del salario, mientras que los materiales se deterioran, las áreas y servicios públicos no reciben el mantenimiento adecuado y el costo de la vida diaria es cada día más alto. Por ello es importante considerar de nueva cuenta el costo-beneficio, asesorarse con un profesional antes de firmar el contrato y visualizar a futuro la zona en donde se ubica la vivienda para decidir si se trata de una buena inversión o no.

7. Materiales constructivos

En vista de que se trata de grandes desarrollos que se construyen en masa, en donde muchas cuadrillas de albañiles trabajan largas jornadas liderados por unos cuantos supervisores y que las autoridades no cuentan con personal suficiente para verificar la calidad del proceso y el cumplimiento con la reglamentación vigente, es común que se dé una serie de vicios ocultos que ponen en entredicho la durabilidad, resistencia y calidad de la construcción.

En este tipo de viviendas es común que no se pueda construir una ampliación en segundo nivel porque los muros del primero no son de carga o las cimentaciones no permiten mayor peso, que los drenajes se tapen por no haber respetado la pendiente mínima para transportar los desechos por gravedad, que los castillos no cuenten con el acero necesario o varias celdas de los bloques estén vacías, sin concreto, huecas y con el riesgo inminente de tronar. 

Cierto es que el contrato de compraventa incluye una cláusula que cubre estos vicios ocultos, y cualquier anomalía de este tipo será respondida por la autoridad correspondiente, pero ¿es realmente necesario esperar a que ocurra un accidente para recibir el apoyo? Evitar este tipo de riesgos y estar seguros de que la construcción cumple con los estándares de calidad y reglamentación correspondientes desde que se pone un pie dentro de ella, es lo ideal.

- Hay que observar el panorama

Todo esto suena un tanto pesimista, pero tratemos de ser claros: barato no significa económico, y la seguridad y el confort de tu familia no debe ponerse en riesgo bajo ninguna circunstancia. Las viviendas económicas tienen muchos beneficios, como la ubicación, los servicios públicos y la facilidad de créditos, y muchas veces son la única opción para miles de familias trabajadoras de nuestro país…

(Pros y contras)

Por eso, es importante saber los pros y los contras, conocer otras alternativas y saber que con menos de esa cantidad, la cual a lo largo de los años se multiplicará, se puede comprar un terreno de dimensiones modestas pero suficientes e invertir en una construcción con un diseño creativo, funcional, que optimice el espacio, que se adecue al clima, que contemple zonas de descanso y juego, que tome en cuenta la iluminación natural y la ventilación, con un diseño atractivo y personalizado, incluso hasta prefabricado, que realmente sea un patrimonio digno de heredar a tus hijos, y que cada día adquiera más valor tanto económico como sentimental.

Para que conozcas algunas de estas opciones, te invitamos a conocer estas 6 casas prefabricadas, pequeñas y encantadoras.

Esperamos que estos tips te sean de utilidad, y no dudes en dejarnos tus comentarios y sugerencias.
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!