Recámaras de estilo clásico por Chris Silveira & Arquitetos Associados

10 geniales ideas para aprovechar el espacio en una mini-recámara

Joelia Dávila Joelia Dávila
Google+
Loading admin actions …

Para muchos la dimensión del espacio, si no es demasiado, suele ser un problema cuando se trata de organizar, diseñar y decorar nuestras habitaciones, creemos que mucho espacio es igual a funcionalidad, belleza y estilo, ¡pero no es así! Un buen estilo, un sitio funcional y un espacio lindo depende de la creatividad y el ingenio, de dejar fluir las ideas y atrevernos a utilizar colores, texturas y formas insospechadas.

En este libro de ideas te daremos algunos tips para aprovechar mejor el espacio si tu recámara es pequeñita. Ideas para almacenar, para descansar, para los ratos de ocio y para trabajar, que podrás integrar en un espacio reducido pero lleno de calidez, de detalles de tu personalidad y de mucho confort. Te invitamos a continuar.

1. Utiliza espejos

Los espejos grandes, altos y largos, que ocupen paredes o puertas completas ¡son imprescindibles! Tienen un poder mágico para hacer crecer el lugar, duplican visualmente el espacio y reflejan la luz, iluminando el doble, ¡como si tuviéramos dos lámparas en vez de una!

Colocarlos sobre las puertas deslizables del armario es lo ideal, pero si puedes instalarlos en la cabecera o en el muro frontal de la cama, el resultado es igual de sorprendente.

(Multiplican el estilo)

Puedes imaginar que diseñaste el interior de una gran habitación, pero con la mitad del costo y del trabajo, ¡qué maravilla! Un rasgo importante de incluir espejos es que le dan al lugar un toque de elegancia y sofisticación y, dependiendo del enmarcado, pueden darle un aire clásico, contemporáneo, minimalista, rústico, glamouroso o tradicional.

2. Almacenamiento concentrado

Ya sabemos que una recámara necesita de un armario para la ropa, de un lugar para los zapatos, de una cajonera para las prendas del diario, de repisas para la ropa de cama, las almohadas y las toallas, de un tocador y mesa de accesorios de belleza e higiene, de un espacio para la televisión, sonido o juegos y de una zona de trabajos o tareas. Pues bien, si colocamos cada una de estas actividades en un lugar distinto la recámara será un caos total, no tendrá orden ni estilo y el espacio se minimizará demasiado. Lo ideal es concentrar todo en un gran armario, de piso a techo y de pared a pared. Es importante para ello designar un muro únicamente a eso y cubrirlo con puertas lindas, que realcen el estilo del cuarto.

(Con estilo y color)

Puedes incluso diseñar un armario del mismo material que la base de cama y la cabecera, aprovechar el espacio debajo o sobre la cama, al final todo se verá como una unidad.

3. Una buena iluminación, ya sea fuente artificial…

… o natural

Ojo: una excelente opción para usar el espacio debajo de la cama es construir una base con una serie de organizadores en las orillas, de esta forma no tienes el riesgo de aventar prendas hasta el fondo sino de mantenerlas organizadas, incluso usar una parte como librero o discoteca.

4. Muebles multifuncionales

Lámparas-Fotoambientes: Recámaras de estilo moderno por Class Iluminación
Class Iluminación

Lámparas-Fotoambientes

Class Iluminación

Algunas veces no se pueden concentrar todas las necesidades en el mismo armario, o simplemente es más funcional separar alguna de las demás. Para hacerlo sin restar nada del poco espacio que queda, los muebles multifuncionales son ideales. Se trata de mobiliario que cumple con distintas funciones aprovechando cada cara del mismo, como es el caso de esta pieza hecha a la medida en donde se concentran dos camas, dos cajones debajo de ellas, una cabecera que funciona como librero y que se alarga para convertirse también en escritorio. Ya se tienen tres actividades cubiertas en un único mueble, ¡qué maravilla!

(además de multifuncionales, son lindos)

Puedes armar tu mueble multifuncional juntando piezas o diferentes muebles que no disten mucho en color o estilo, como este escritorio en azul que comparte el color con la cabecera, pero que es independiente al armario, así como el buró en color negro.

5. ¡Aprovecha cada espacio vacío!

Debajo de la cama no hay monstruos, a menos que no lo mantengas organizado y en orden… ¡entonces sí habrá! Pero un buen recurso para aprovechar ese vacío es acomodar los objetos que se usan a diario, como los zapatos de trabajo, las revistas o libros a la hora de dormir o un maletín o cajas con ropa de cama. Es importante que no olvides las cosas que dejas debajo, porque si se van empujando hacia el fondo terminarás con zapatos impares, chaquetas perdidas y cobijas olvidadas.

6. Incluye muebles compactos

No siempre son necesarios los grandes muebles, las camas matrimoniales o los enormes armarios y tocadores. Si duermes sola/o tal vez una simple cama individual sea suficiente y te ayude a optimizar el poco espacio con el que cuentas. En lugar de una bromosa silla de escritorio, unos bancos que puedas guardar debajo del mismo son una buena opción, y un par de buróes que sirvan también de cajoneras son ideales.

9. El color blanco siempre es suficiente

Recámaras de estilo minimalista por MINBAI
MINBAI

Cama rebatible + biblioteca + escritorio

MINBAI

En el caso de utilizar muebles compactos e integrar área de estudio y trabajo con biblioteca y zona de descanso, una sugerencia infalible es utilizar el color blanco. Aumenta el reflejo de la luz y por lo tanto la sensación de amplitud. Cierto es que no hará que el lugar crezca pero la simple visión de sencillez y armonía te inspirará a mantener todo en orden.

8. Camas ocultas

Si en la misma recámara necesitas hacer uso del espacio para hacer ejercicio, experimentos o simplemente tumbarte en el suelo para ver una película, puedes instalar una cama oculta. Estas camas se hicieron muy famosas en la época de los cincuentas y sesentas con el boom de la arquitectura funcionalista y moderna, en donde los muebles se convirtieron en artefactos prácticos, multifuncionales y simples. Ahora se pueden rescatar para hacer de cada habitación un lugar con muchas personalidades.

7. Y que los muebles solo sean los necesarios

10. ¡Comparte espacios!

Recámaras de estilo minimalista por MINBAI
MINBAI

Cama rebatible + biblioteca

MINBAI

La cama oculta consiste en una estructura adosada a la pared, en donde el colchón se coloca sobre una superficie que, por medio de resortes y palancas, puede girarse hacia arriba para cerrarse o hacia abajo para abrirse, ocultando o mostrando la cama. Cuando se encuentra cerrada, la estructura prácticamente no se nota sino que se mimetiza con la pared. Incluso alrededor de ella se puede ampliar para crear libreros, centros de almacenamiento o multimedia.

Esta sala tiene un secreto: por las noches se hace recámara… ¡quién lo diría!

Si quieres más ideas para recámaras, visita 15 ideas para que tu recámara luzca fabulosa.

En homify encontrarás miles de ideas para tu inspiración.
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!