Estancia principal: Salas de estilo ecléctico por arketipo-taller de arquitectura

Elegante y llena de estilo: ¡esta casa te va a encantar!

Joo Castro Chan Joo Castro Chan
Loading admin actions …

En arquitectura y diseño existen múltiples estilos y tendencias que marcan época, popularizándose cierto tiempo, lo cual los lleva a desarrollarse hasta su máximo esplendor, gracias a su gran aceptación entre profesionales y público en general.  Pero hay algunos que no son muy socorridos o populares, pero que no han dejado de existir, gracias a su versatilidad, como lo es el estilo ecléctico, que básicamente es la mezcla entre dos o más estilos, en ocasiones opuestos, que logran una simbiosis que resulta en un diseño único y con mucho carácter.  Casa El Pirul, creada por los arquitectos de Arketipo – Taller de Arquitectura, logra emplear este peculiar estilo arquitectónico en una gran residencia en Jalisco, que impone su jerarquía dentro de su contexto urbano: Una casa fabulosa de estilo ecléctico

Una impresionante fachada

La fachada de Casa El Pirul pone en evidencia el estilo ecléctico del diseño arquitectónico de la casa.  Una residencia de grandes volúmenes, con una paleta de colores muy peculiar, que combina el blanco en muros, con acentos rojizos en tejas, tonalidades oscuras en marcos, columnas y otros elementos decorativos, de corte más clásico, que se combinan con elementos tradicionales y de otras tendencias arquitectónicas como el Art Nouveau.

Una entrada imponente

El acceso principal está constituido por un paseo en baldosas negras que nos lleva hasta la hermosa y enorme puerta de entrada hecha en madera, que se ve coronada por una intrincada moldura artística que resalta su presencia.  Este acceso principal se ve enmarcado por dobles columnas en ambos lados, que son el remate perfecto al andador que flanqueado de vegetación que conduce hasta la entrada de la casa.

Una cocina única

Como es de esperarse, la cocina cuenta con un estilo muy original, combinando elementos de distintas corrientes de diseño, como el modernismo, algunos toques clásicos y hasta victorianos, con una combinación cromática muy singular, donde se mezclan el color rojo, blanco y algunos acentos en madera y obviamente los acabados en acero inoxidable.  La cocina es muy amplia, con una barra central que es el corazón de este espacio.  No pasemos por alto el gran reloj, que simplemente le da una gran personalidad a este lugar.

Increíble sala de estar

En la sala de estar nos encontramos con una gama de colores mucho más relajada y llena de vida, con cortinas en color amarillo, un muro acento en color gris, adornado con un gran cuadro con tonalidades cálidas, que se suman al gran sofá de tres plazas en color beige.  El piso en color blanco ayuda a que la habitación se sienta más confortable y enfatiza el contraste del gran tapete en color negro y las sillas en tapizado oscuro.

Un comedor muy colorido

En el comedor nos encontramos con una paleta de colores muy similar a la sala de estar, pero esta vez, se suman las coloridas sillas del comedor, donde en un par de extremos nos encontramos con unas sillas tapizadas en terciopelo rosa, mientras que en los otros dos extremos, vemos sillas con un tapizado en vivos azules, que crean un contraste muy singular en el diseño, el cual se ve complementado por una luminaria escultórica de cristal que cuelga justo encima de la mesa del comedor.

Un mirada al cielo

Pocas casas cuentan con un tragaluz tan original como este: una gran cúpula justo en el vestíbulo, con un vano que permite la entrada de la luz del sol, creando una iluminación cenital que no sólo sirve para ambientar el espacio interior, sino que permite que este elemento en el techo se vuelva un punto focal y escultórico dentro del diseño arquitectónico, sumándose al eclecticismo con el que cuenta toda la composición de la casa que hemos obsevado en este recorrido.

Oficina en casa

El espacio de trabajo en casa cuenta con un aire elegante.  Finos muebles en color negro le dan forma a esta habitación, la cual se engalana con un hermoso piso de madera, un muro acento en color rojo y un bello papel tapiz estampado, en color gris obscuro, que crea una ambientación refinada en esta lujosa oficina en casa.

Recámara infantil

Terminamos este recorrido echando un vistazo a la recámara de las niñas, que cuenta con un estilo de tipo colonial abstraído de algunos elementos decorativos, con toques clásicos, enmarcados en una habitación en tonos muy suaves de color roza y azul, que se ven coronados con un candelabro justo en el centro de la habitación, dándole un carácter refinado y elegante a pesar de ser una recámara infantil.

¿Te ha gustado esta casa? Te invitamos a conocer más en homify, haz click aquí.

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!