Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de Privacidad y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

Una casa paradisíaca ¡de tres pisos!

Joelia Dávila Joelia Dávila
Google+
Loading admin actions …

Por fuera y de frente parece una sencilla casa de un nivel, luminosa y elegante pero muy pequeña. Al entrar y recorrer sus interiores o rodearla por los senderos exteriores descubres que se trata de una enorme residencia llena de luz, color y buen gusto, ¡una sorpresa llena de sorpresas!

Casa Las Estancias es una vivienda unifamiliar que se desarrolla en tres niveles debido a una pendiente de 8 metros que desciende desde la calle, y esta pendiente es aprovechada para crear una casa escalonada, en donde los niveles se relacionan por medio de un elevador a la vez que separan sutilmente usos y actividades. La planta alta alberga el área social: acceso, sala, comedor, bar, estudio, cocina, antecomedor y estancia familiar. La planta media es ocupada por la zona privada de la casa que consiste en tres recámaras, las cuales se conectan a la cochera por medio de la estancia familiar del nivel superior. El sótano cuenta con un área de juegos, terraza exterior y sala de cine.

La prerrogativa para los trazos del diseño fue disfrutar de las hermosas vistas panorámicas de la Sierra Madre y sus cañones desde cualquier estancia y ángulo del jardín. El proyecto se desarrolló a manos de Adrián Martínez Arquitectos, despacho de Monterrey, quienes trabajaron en conjunto con un grupo de arquitectos paisajistas con la finalidad de lograr un concepto de integración pleno y así provocar la sensación de estar afuera estando adentro, por medio de fuentes, albercas, andadores, espejos de agua, ventanales y la fusión de los jardines de la casa con los jardines del desarrollo urbano, evitando la idea del límite de propiedad e incrementando la sensación de libertad y amplitud.

Y pues, sin mayores preámbulos, vayamos a conocer Las Estancias, ¡adelante!

Fachada principal

El diseño de esta casa se enfrentó a varios retos: Cumplir con un reglamento que exigía un 70% de techos inclinados con 30° de inclinación; el uso obligatorio de teja estilo mediterráneo; la prohibición de colores blancos o demasiado claros en el exterior así como utilizar concreto aparente en elementos decorativos. Integrar los espacios privados y públicos en una casa de tres niveles por medio de un elevador que no la hiciera parecer oficina ejecutiva; aprovechar el desnivel sin construir muros de contención y evitando que los recorridos provoquen cansancio o hastío; integrar los paisajes exteriores con las estancias interiores y que cada recorrido evoque placer y emoción… ¡toda una faena!

De entrada, la bienvenida a la casa nos muestra una buena solución: muros bajos de piedra que permiten la apertura de las visuales, un pórtico de piedra rojiza, cálido y encantador, una contrastante estructura de acero en rojo vivo enmarcando la fachada debajo de una estructura de teja tradicional. Una estancia interior que se proyecta hacia afuera a través de los claros ventanales que la rodean, y un delicado espejo de agua que nos dice, con sus murmullos de brisa, un fresco buenos días.

Fachada posterior

La sorpresa nos invade al rodear la casa y llegar al patio posterior. La vista es un cúmulo de volúmenes dispuestos de tal forma que cada espacio puede salir y refrescarse con la brisa de la tarde. Una terraza en cada nivel hace la conexión entre los espacios, integrando el paisaje a las actividades privadas e invitando a salir. Cada lugar, cada sitio de la casa se asoma hacia la majestuosa sierra, y todos convergen en una cuarta terraza, la principal, ocupada por un enorme jardín que se funde con los jardines exteriores, un patio con jacuzzi para retozar y descansar y una piscina semioculta entre piedra y árboles. Una aventura visual ¡y sensacional!

Estancia

El estilo de los interiores es totalmente contemporáneo, con ciertos detalles rústicos que hacen click entre el carácter vanguardista del lugar y la naturaleza que lo circunda. La estancia es un espacio luminoso, rodeado de ventanales que permiten la proyección en tiempo real del espectáculo más maravilloso del mundo: la naturaleza en toda su extensión.

Un juego de contrastantes sillones curvos, en blanco y negro, se corona con un par de sillas rojas de corte moderno y audaz. La mesa de centro es, sin embargo, una sección de tronco amorfa, apenas pulida, sobre una alfombra grabada en color marrón, como si de conectarse con la tierra se tratara, como si se buscara la raíz, el origen de la existencia.

Comedor

El comedor es un sitio sumamente acogedor. La iluminación, las vistas delimitadas, la alfombra marrón, los asientos en un delicado color barro, una larga mesa de madera rústica y una serie de delgadas velas crean la atmósfera perfecta para compartir una exquisita cena aderezada con delicioso vino y una agradable charla, evocando recuerdos, sueños de antaño, planes futuros. La paleta de colores es sin duda el detonante de una sensación relajada y mística, encantadora.

Sala de cine

En la planta baja o sótano se encuentra la sala de cine, ¿hay acaso algo mejor que tener un cine particular en casa? ¡Pocas cosas podrían serlo! Una pantalla enorme, sonido estéreo dispuesto alrededor de la habitación, una serie de butacas a la altura de la pantalla y una serie de asientos frente a la barra en un nivel más alto, para no perder visibilidad mientras se disfruta de una botana. Las noches de película en una sala como esta ¡jamás volverán a ser las mismas!

Terraza semiexterior

La terraza de la planta baja es ¡toda una estancia completa! Cuenta con sala, comedor y cocineta. Una estructura de acero rojo, brillante y seductora, enmarca el paisaje como si de una fotografía montada se tratara. En esta habitación el estilo es un poco más casual, desenfadado, fresco y libre. Los tejidos de mimbre son protagonistas del mobiliario, mientras que el granito café se fusiona delicadamente en el neutral marrón de las paredes y cielo. Una delicia de terraza que nos prepara para el salto inminente hacia afuera, el paraíso particular de la casa.

Piscina y jacuzzi

Cruzando el jardín, más allá de las terrazas, una última es ocupada por un patio, un jacuzzi y una piscina. El deck en tonos rojos se destaca entre el intenso verdor de los jardines circundantes. Las tumbonas y el mobiliario que decoran el lugar brilla en sutil color crema, permitiendo que la atención sea acaparada por el conjunto completo, un paquete que incluye naturaleza, tranquilidad, descanso, regocijo, relajación, ¡felicidad pura!

¿Te agrada la forma en que se solucionaron los retos del proyecto? ¡Cuéntanos sobre tus ideas!
Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!