Antes y después: una casa detenida en el tiempo

Yadira Espinoza – homify Yadira Espinoza – homify
Google+
Loading admin actions …

En los últimos sesenta años, una casa de 1950 ha estado detenida en el tiempo. Habitada, sí, pero totalmente pasada de moda. La vivienda se había mantenido sin grandes cambios desde su construcción, por lo que, cruzar el umbral de su puerta era como entrar en la máquina del tiempo. 

Por eso, los nuevos propietarios decidieron que ya era hora de darle un aire fresco, modernizarla y adaptarla a los nuevos tiempos. Para ello, era necesario una remodelación que, sin tirar tabiques ni cambiar de forma drástica la distribución, consiguiera crear una casa contemporánea y actual. Para hacerlo, no se empezó desde cero, sino que se buscó adaptar lo máximo posible: se recuperaron suelos de madera que antes estaban ocultos bajo una alfombra gris, así como también, se conservaron todos los elementos de madera en el interior y exterior. Materiales y elementos nuevos, se agregaron, como por ejemplo: microcemento, azulejos más modernos y ventanas.

Un viaje del pasado al futuro, es esta remodelación de una casa en Portugal:

Antes: una casa detenida en el tiempo

No tenemos nada en contra del estilo barroco, pero aquí la combinación de papel pintado damasco, con las aplicaciones en la pared, los muebles oscuros y pesados dan una sensación de oscuridad y tristeza, a la que no ayuda la alfombra del suelo ni la cortina en el cristal de la puerta.

Después: un barroco moderno

Sin abandonar ese aire clásico que tenía la decoración antes de la remodelación, lo que nos encontramos aquí tiene poco que ver con lo que veíamos antes. El cambio más importante lo vemos en el acceso a la sala, donde se ha mantenido el hueco, pero se ha eliminado la puerta, lo que permite que la entrada fluya, creando un espacio más abierto y funcional. 

El papel pintado ha desaparecido, ahora las paredes tienen tono crudo, que con la iluminación y el piso de madera dan un ambiente cálido y agradable. Las butacas Luis XIV y el mueble de madera, aportan elegancia y le dan un aire sofisticado a la estancia. 

Antes: una habitación oscura

Desde este ángulo, descubrimos cómo la sala tiene acceso a una estrecha terraza que es el punto principal de iluminación natural de la habitación, sin embargo, las cortinas que cubrían totalmente las ventanas, reducían la entrada de luz. Además, las ventanas estaban mal aisladas y con el tiempo las paredes se habían llenado de humedad. Sin duda, urgía un cambio. 

Después: una habitación llena de luz

Las ventanas han sido reemplazadas y las cortinas se han sustituido por otras que pueden abrirse con mayor facilidad. El aspecto de las ventanas es más moderno,  ahora sin franjas horizontales. El mobiliario actual es en colores crudos y cálidos, creando un ambiente acogedor y luminoso.

Antes: la cocina antigua y tradicional

El aspecto de la cocina antigua no nos sorprende. Es exactamente como todos imaginamos una cocina desfasada y recargada: con más textiles de los que son necesarios en estos espacios, muebles anticuados y poca iluminación. Todo esto contribuye a que veamos esta cocina más desordenada y pequeña de lo que realmente está.

Después: una cocina moderna y actual

La cocina parece ahora mucho más grande. No es solo una cuestión de distribución, también se ha eliminado el acceso que daba al salón, y que dividía el espacio en dos partes. Al unificarlo, se ha ampliado. Además, la manera en que se diseñó la cocina, con un pasillo en medio, mejora la sensación visual y permite circular cómodamente mientras se le mueve a la olla.

La ventana ha sido totalmente despejada, permitiendo así que la luz entre libremente. Los muebles blancos, minimalistas y lacados le dan un toque moderno, mientras que las encimeras y el revestimiento de pared en mármol mantiene cierto clasicismo, no exento de elegancia. 

Por último, un suelo de microcemento, piso alisado en color ámbar es la pincelada de color que otorga vida a cocina.

Antes: un baño anticuado

 de estilo  por Atelier da Calçada
Atelier da Calçada

Instalação sanitária – Antes

Atelier da Calçada

¿Quién no ha estado en una casa con azulejos de este estilo alguna vez? Patrones repetitivos de inspiración vegetal que cubren todas las paredes de la habitación, incluida la tina. Aspecto totalmente pasado de moda. Además, estaba dividido en dos espacios: por un lado, la tina y el lavabo, por otro, el sanitario y el bidé (recordemos que  la casa está en Portugal, donde este elemento es muy común). Sin duda, este baño estaba pidiendo a gritos una remodelación.

Veamos el resultado.

Después: un baño moderno

Los azulejos han desaparecido, para dar paso a un material que ya encontrábamos en la cocina: el microcemento, aquí en tono gris. Este material es la clave de este cuarto de baño, que ha pasado de la explosión cromática de los años sesenta a un minimalismo industrial y moderno. Las divisiones han desaparecido, unificando el espacio. La tina ha cambiado de ubicación, además se ha colocado una puerta de vidrio transparente. 

Justo enfrente, un enorme espejo cubre parte de la pared y se encuentra el lavabo moderno que se apoya en un mueble blanco.

Antes: un clóset pequeño

El área entre la recámara y el baño consistía en un pasillo donde estaba este pequeño armario que no solucionaba los problemas de guardar cosas. Veamos como quedó…

Después: un amplio vestidor

El pequeño clóset ha dado paso a un elegante vestidor con puertas corredizas. Todos los detalles fueron tomados en cuenta: cajones, estantes, espacio para colgar la ropa y un banquito de tres patas para vestirse y desvestirse cómodamente.

Antes: un baño inutilizable

 de estilo  por Atelier da Calçada
Atelier da Calçada

Instalação sanitária social – Antes

Atelier da Calçada

Este otro baño, la casa tiene dos, se encontraba en un estado prácticamente inutilizable. Sanitarios antiguos y en mal estado, ventanas que ya no cumplían su función de ventilar y estaban sujetas con tiras de madera para evitar que se cayeran, mal funcionamiento de las cañerías… ¡Un desastre!

Ahora: un aseo de lo más chic

Totalmente transformado. Para empezar, la ventana se ha sustituido y, al colocar un espejo justo en frente de ella, se amplia la sensación lumínica y de espacio. Por otro lado, el gresite vidriado color verde oliva ha revestido paredes y suelos, dejando solo el lavabo en blanco.  Sin duda, a este pequeño baño, antes inutilizable, se le ha sabido sacar mucho partido y se ha utilizado mucho mejor el espacio.

Hasta aquí el Antes y después de hoy. Si quieres descubrir más proyectos de remodelación, échale un vistazo a estos libros de ideas:

- Antes y después: fábrica en Japón que se convierte en casa de té

- Antes y después: el cambio de un departamento ordinario a uno extraordinario

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!