Casas de estilo moderno por Erb Santiago

7 errores que hacen que tu entrada no luzca bonita

Xochitl Díaz Xochitl Díaz
Google+
Loading admin actions …

A nadie le gusta hablar de los errores pero si no lo hacemos es más que imposible poder identificar aquellas acciones que no nos están dando resultados óptimos y bellos, y nos referimos a muchos aspectos de nuestra vida, donde la decoración del hogar no está fuera, incluso está tan inmiscuida que es muy recurrente errar al momento de querer volverlo único e inigualable, y no sólo dentro del hogar, sino hasta antes de entrar.

Por ello, si gustas léenos en voz baja, pues este libro de ideas se componen de acciones poco efectivas en la apariencia de la casa, incluso podemos manejarlos como secretos a voces, ¿te parece?, entonces ¡shhh!

1. No pensar en un equilibrio al acomodar adornos

A veces la emoción nos gana cuando estamos en el nivel de acomodar los detalles decorativos en el hogar y no pensamos las cosa con detenimiento, es decir, anexamos todo orientados por la euforia y olvidamos la concordancia, el ritmo, la armonía, etc.

Y justo ahí está el error, puesto que todas esas cualidades son vitales para una apariencia adecuada. Esto se ejemplifica en un situación como ésta: tienes ya terminada la fachada de tu casa pero has decidido acompañarla con vegetación, adquieres todas tus plantas y hasta sus macetas y bases. Acto seguid comienzas a colocarlas pero jamás piensas la distribución, solo tomas una y la pones.

¿Notaste en la descripción anterior donde se erró?, si dedujiste que en poner todo sin antes pensar bien la distribución, has identificado el error, ¡enhorabuena!

2. Dejar el exterior prácticamente intacto

Cuando existe un exterior bonito a la vista no queremos ni tocarlo, sentimos que es perfecto así, al natural, pero desgraciadamente ahí está el error. Esto debido a que aunque sea un poco, hay que dar toques de refinamiento, no importan que estos sean muy sutiles; es como cuando se busca ocupar la madera al natural, como menos se debe de lijar y colocar un barniz o laca.

Entonces, para dejar de errar en este aspecto te invitamos a darle algunos toques de mayor refinamiento al área que ya vez bien en apariencia, eso sí, tampoco peques, como se dice coloquialmente, con la manita de gato, sino ahora tu exterior se verá arreglado de más y, por lo tanto, lucirá muy artificial.

3. Dejar muy suelta la tierra

En el exterior no puede faltar la presencia de la naturaleza, no importa que el diseño sea muy moderno y refinado, siempre habrá un poco de: vegetación, piedras, pasto y hasta tierra. De hecho nos centramos en este último elemento que se encuentra en el suelo, pues da pie a un error más.

El desacierto aquí es que cuando se permite a la tierra mostrarse sumamente al natural se corre el riesgo de que quede muy suelta y sea fácil meter partículas a la casa, generando mucha suciedad.

4. Tener un jardín muy desértico

Con desértico no nos referimos a tener un jardín con cactáceas, sino a uno poco poblado de plantas, es decir, que si no gustas poner mucha vegetación, no dejes la tierra suela porque eso hará parecer que nunca acabas de diseñar tu exterior.

Mejor, y con esto mitigas todo indice de error, pavimenta o coloca lacas de piedra en todos esos espacios donde no plantarás nada.

5. Construcciones improvisadas

Uno de los errores más comunes en la fachada de los hogares es que una vez terminada la construcción en general, comenzamos a anexarle elementos, pero no nos preocupamos en hacerlos ver como si siempre hubieran estado ahí, o lo que es lo mismo, no le damos importancia al hecho de que parecen improvisados, e incluso inconclusos.

Puede ser un tejado o pérgola si nos enfocamos en aspectos que protegen, o una fuente y plantas, si hacemos referencia a mera ornamentación.

La pregunta que surge después de esto es, ¿cómo solucionar dicho error?, el primer paso no puede ser otro que planear muy bien cómo anexar lo que se quiere, y después buscar que la apariencia se adecue a la perfección con todo lo aledaño, es decir, aquello que compone la fachada.

6. Dejar inconclusa la construcción

Ya sea porque en la casa donde estamos mientras nuestro hogar queda perfecto no es nuestra, la renta ha sido cara, comienzas problemas con la familia que nos alojó, se alargó el tiempo de construcción, u otros motivos más; el resultado es que llegamos a ocupar la casa antes de que esté terminada al 100%.

En lo anterior se enfoca este sexto error, y de hecho tiene gran magnitud porque es un desacierto en dos aspectos. El primero de ellos es en cuanto a seguridad, pues ir a un sitio que aún está en construcción implica que hay artefactos peligrosos: herramientas, materiales, incluso olores. En cuanto al segundo factor poco grato es que la apariencia del hogar es muy deficiente, y es que la decoración es lo último, así que si la construcción está incluso es más que seguro que no tenga ningún tinte de embellecimiento.

7. Elegir el color por mero gusto

Una cosa es tener un color favorito y otra es querer cubrir todo nuestro hogar con él. De hecho, tan mal visto es este acto en la decoración que aquí figura como nuestro séptimo y último error al decorar la entrada de una casa.

Y es que hay que saber poner límites entre lo que nos encanta y lo que es óptimo, sobre todo cuando nuestro tono favorito es sumamente vibrante y llamativo, porque quizá sea bueno para contrastar o dar detalles en el embelleciendo, pero imagina si cubre toda la fachada.

Con todo lo anterior lo que queremos no es evidenciar las fallas comunes que tenemos, sino identificar qué acciones no son tan útiles como nosotros pensábamos, y es que si notaste, todas las acciones que se traducen en desaciertos no fueron pensadas para arruinar la entrada principal del hogar, sólo que el resultado no fue el esperado.

¿Has cometido alguno de estos errores?, ¿cuál?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!