¡10 salas blancas y fabulosas!

Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de Privacidad y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

¡10 salas blancas y fabulosas!

Xochitl Díaz Xochitl Díaz
ICON: Salas de estilo  por DECO Designers
Loading admin actions …

El blanco y la sala siempre han hecho una combinación formidable, sin embargo con la gama tan colorida que hoy en día se tiene en muebles, pinturas, papel tapiz, etcétera, esta fusión se ha ido olvidando un poco.

Por esto hemos decidido mostrarte en este libro de ideas varias pruebas de que una sala, cuya principal característica sea su blancura, jamás defraudará; además con las tendencias donde los tonos neutrales son protagonistas, el blanco está volviendo con mucho ímpetu. 

Anímate a ver las siguientes ideas, y quizá después estés más que convenido para volver blanca a tu sala de estar.

1. Blancura con el toque rústico de la madera

Basta que pintes las paredes con blanco para tener una sala blanquecina; más aún si el mobiliario es del mismo tono. De hecho es en estos elementos donde este primer diseño potencializa al blanco. Con el resto de los componentes de la sala nos muestra una manera bella y eficaz de contrastar: el uso de la madera.

Así, si en tu sala quieres romper con la blancura de una manera sutil y natural, incorpora piezas de madera como detalles; pueden ser en tu piso, puertas, escaleras, etcétera.

2. Todo en blanco pero con adornos coloridos

El blanco es maravilloso, sobre todo en la sala, ya que la dota de una pulcritud formidable como carta de presentación ante las visitas; pero siempre es bueno un toque de color, claro que éste debe estar bien justificado.

En la sala de arriba son las piezas de arte y la alfombra del piso quienes le dan el colorido cromático, clave para destacar todavía más que la primacía que tiene el blanco.

3. Una sala blanca con los detalles diferentes donde es necesario

Esta bonita sala nos muestra que hay dos elementos indispensables en la sala: el contorno dado con la paredes y el mobiliario, de manera más concreta, los sillones. Esto se traduce en que son las partes de la sala donde debes de concertar tus energías si la quieres transformar en un sitio blanco.

Una vez hecho el trabajo ahí, bastará que instales detalles para que al mirar tu sala notes niveles y no parezca un sitio sin profundidad.

4. La sala blanca y las demás habitaciones de otros colores

Nightingale Decor, Hollywood Hills CA. 2014: Salas de estilo  por Erika Winters® Design
Erika Winters® Design

Nightingale Decor, Hollywood Hills CA. 2014

Erika Winters® Design

Si el blanco te fascina para tu sala pero crees que el teñirla de ese tono te conducirá a tener que igualar el color en le resto de tus habitaciones; sólo hace falta que mires este cuarto diseño, ya que muestra de maravilla como el blanco puede estar solo en la sala, y en el resto de las habitaciones tener otros colores. De este modo no sólo controlas tus ganas de tener una sala blanca, sino que delimitas el área que es de una estancia y la que ya le pertenece a otra.

5. Blanco cuando tú quieras

Toda tu casa ya tiene como color base al blanco y lo que ahora quieres es que el mobiliario sea del mismo color, sin que esto signifique ir a comprar nuevos muebles, intenta por imitar la idea que se muestra arriba, donde con fundas se les da la apariencia pulcra a los sillones; pero en cuanto se ensucien o lo blanco canse tu vista, quitando la tela es más que suficiente.

6. El blanco acompañado siempre del negro

Una combinación que tampoco puede faltar cuando hablamos de que el blanco es protagonista en un sitio de la casa, particularmente en la sala, es la que se logra con la presencia del negro.

De hecho, para generar esta mezcla no necesitas mucha presencia de negro, con ciertos detalles distribuidos de una manera estrategia es más que suficiente.

7. Una blancura que se contagia

¿Comenzaste a colocar el blanco en tu comedor y te gustó mucho como lucía?, entonces no dudes en contagiar de este color también a tu sala, sobre todo si ambas estancias tiene cierta comunicación, pues así logras composiciones más uniformes.

8. ¿El blanco acompañado del gris?

Av. México-Condesa: Salas de estilo  por Elías Arquitectura
Elías Arquitectura

Av. México-Condesa

Elías Arquitectura

Sí, de hecho es una buena combinación, por eso te invitamos a llevarla a cabo en tu sala blanca. Sus máximos beneficios son fáciles de apreciar en el diseños que colocamos arriba: un contraste no tan intenso como el que se crea con el negro y una atmósfera tranquila, ya que no hay colores saturados.

Incluso, si es que crees que a esta combinación le falta originalidad, es posible apelar a las texturas, arriba de hecho se hizo así, y es la alfombra quien tiene esa función.

9. ¿Y si los muebles no son todos blancos?

Dilido Island House-Miami 2: Salas de estilo  por Elías Arquitectura
Elías Arquitectura

Dilido Island House-Miami 2

Elías Arquitectura

Esta pregunta se contesta de maravilla con el solo hecho de ver la composición lograda en la bella sala que adjuntamos a este noveno consejo, y dicha respuesta es un rotundo ¡no!, es decir, que pueden haber muebles de otros tonos, siempre y cuando no sean una mayoría que opaque la blancura de todo el contorno.

10. Una blancura que se acompaña de la naturaleza

Cuando una sala es completamente blanca denota sensaciones apacibles, limpias y saludables que todos agradecemos, ahora imagina que exista una posibilidad para potencializarlas… ¡pues sí existe!; lo podemos ver claramente en este último diseño. 

La naturaleza o la alusión a esta es el elementos clave, así que ya sabes a qué apelar si este último consejo cautivó tus oídos.

¿Cuál de estas blancas ideas fue tu favorita?
Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?
¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!