Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de Privacidad y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

¿Cómo quitar el óxido del baño? – ¡3 maneras fabulosas!

Xochitl Díaz Xochitl Díaz
Google+
Loading admin actions …

A todos nos ha pasado que de pronto vemos como los elementos de nuestro baño comienzan a mancharse o a acumular pequeñas partículas que primero pueden pasar desapercibidas pero cuando menos nos damos cuenta, el lavabo, excusado y hasta la bañera cuentan con manchas que les impiden lucir de la fabulosa manera que lo hacían cuando estaban nuevos.

Esto se debe al uso continuo y a las condiciones que día con día enfrentan los artículos que componen el cuarto de baño, y ya que no podemos evitar que sean usados y mucho menos aniquilar el ambiente húmedo donde se encuentran, enfoquémonos en la alternativa más cercana a nuestras manos, que es darle un mantenimiento adecuado ocupando algunas elementos que ayuden a erradicar esas para nada agradables manchas.

Pero no podemos comenzar a tomar ninguna medida sin antes conocer al enemigo con el cual nos enfrentaremos: el oxido. Quizá su nombre no intimide mucho pero es un compuesto que encuentra en nuestro baño las condiciones óptimas para formarse y, tenemos que advertirte, una vez formado es complicado de quitar y nada agraciado a la vista.

Ahora sí, es momento de comenzar con los consejos.

Lo que causa el óxido:

Ya te comentamos a grandes rasgos que es el óxido, pero no está de más conocer que es lo que lo causa, pues eso en gran medida nos ayudará a evitarlo en todo momento.

El óxido se forma cuando el agua queda por largos lapsos de tiempo en las superficies o cuando el clima húmedo no permite que los artículos de baño se sequen por completo. Las partes de esta habitación que son mas propicias de experimentar la presencia de óxido son aquellas donde existen piezas metalizadas que son las que experimentan el proceso de oxidación pero también las que manchan de un tono amarillento a porcelanas, azulejos y demás baldosas que componen la habitación.

En conclusión, cada parte de nuestro baño es una espacio óptimo para que se forme, por ello lo mejor es mantener una limpieza adecuada y apelar por colores claros que nos hagan notar el indicio de oxidación, como lo hace Pracownia Polka.

Método 1: Solución de amoníaco y peróxido

Baños de estilo  por Studio Duggan
Studio Duggan

Middleway

Studio Duggan

Esta hermosa bañera colocada con absoluta elegancia al centro de este baño diseñado por Studio Duggan, debe estar en constante mantenimiento para que su belleza no se vea afectada, así que no está nada mal aplicar esta solución en ella.

Antes de utilizar este modo de limpieza consigue unos buenos guantes y procura tener una buena ventilación, esto como medidas preventivas pues al ser una mezcla tan efectiva para erradicar el óxido en menos de cinco minutos, puede no llegar a ser tan amigable para nosotros si no nos protegemos.

Mezclar amoníaco con peróxido hace que la eficacia aumente al doble y cualquier superficie quede reluciente, claro que para este método debes poner mucha atención en el material de los  artículos de baño, pues si no son baldosas o algún tipo de cerámica, la formula podría dañar su apariencia.

Método 2: Vinagre y sal de mesa

KOHLER : Baños de estilo  por Gama Elite

Esta mezcla es bastante eficaz y mucho más fácil de hacer sin adquirir más cosas que las que se tienen en la cocina para el uso cotidiano. La efectividad de esta solución es que además de eliminar el óxido también aniquila los hongos de la humedad como el conocido moho, sin afectar ningún superficie pues los cristales de sal no rayan.

Como única medida preventiva, evita limpiar con esta mezcla las superficies de madera o mármol, el vinagre no es tan agradable con estos materiales, pero ocúpalo constantemente en la grifería y verás que siempre lucirá un brillo espectacular como este juego de llaves que Gama Elite elige para ser complemento del lavabo.

Método 3: Ácido clorhídrico

Baños de estilo  por Novellini

Y para esos momentos donde el óxido es demasiado y parece seguir avanzando por nuestras bellas superficies a un paso acelerado mientras nosotros no podemos evitar que la regadera o tina se moje, así como tampoco podemos dejar de usarlas, el ácido clorhídrico viene a figurar como el método con más potencia para erradicarlo.

Así que si cuentas con una decoración tan pulcra como esta realizada por Novellini pero su brillo y limpieza está siendo afectada por el óxido en grandes dimensiones, vierte directamente la solución, y sin dejarla mucho tiempo ahí, enjuaga eficazmente. Debemos decirte que es muy potente así que si apenas tienes indicios de oxidación, mejor utiliza uno de los métodos anteriores.

¿Cómo asegurarse que la superficie está libre de óxido?

La mejor manera de asegurarte y prevenir la aparición de óxido es que no dejes olvidados a ninguno de tus artículos de baño, cuando puedas seca las zonas mojadas, limpia eficientemente cada rincón, y sobre todo mantente atento a los más mínimos cambios de color y textura de los materiales; pues además así estás apelando a que la habitación luzca sensacional, justamente como ésta realizada por Barra de Arquitectura Mexicana.

Métodos de precaución

La máxima precaución es la limpieza constante y oportuna, recuerda que la mejor manera de ver que tu baño está en buenas condiciones es que a la vista sólo se muestren detalles agradables.

Mira por ejemplo este cuarto de baño diseñado por Preto&Pinho; no deja de enamorarnos su pulcritud y limpieza, lo ideal es que siempre sea así y que el uso continuo no se manifieste con la presencia del óxido y demás compuestos que lo que hacen es romper con la belleza de un buen diseño y una fabulosa decoración.

Otra fenomenal manera de prevenir es recurrir a cubrir las partes donde las condiciones de humedad y continuo uso son más comunes, con materiales que eviten la acumulación de suciedad y sobre todo, la pesadilla de nuestro baño: el óxido.

Con esto terminamos este libro de ideas que esperamos te sea útil, no sin antes recomendarte revestimientos para tu baño que se volverán unos grandes aliados: Azulejos y revestimientos para baño: ¡8 ideas sensacionales!

Esperemos te gusten estos consejos
Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!