Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de Privacidad y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

Antes y después: panadería abandonada en la montaña convertida en encantadora villa

Yadira Espinoza – homify Yadira Espinoza – homify
Google+
Loading admin actions …

En este Antes y después, nos vamos a la idílica región de Baviera en Alemania, donde visitaremos una panadería que estuvo abandonada por más de cuarenta años en medio de las montañas. Afortunadamente, el inmueble ha sido rescatado y remodelado por los expertos de Betterhouse, quienes la han convertido en una encantadora villa, lista para disfrutarla y gozarla durante ¡todo el año! Veámosla de cerca…

Antes: el inmueble abandonado

Así lucía el inmueble antes de la remodelación, un edificio construido en 1564, donde por mucho tiempo acogió a la panadería de la región. La panadería cerró y el edificio quedó abandonado, durante cuatro décadas. Para los expertos fue todo un reto!, el que tomaron con mucho entusiasmo y pasión, ya que para ellos entre más viejo, mejor, además de que un edificio histórico como este, tiene mucho valor, no solo monetario, sino también cultural. 

El inicio

Después de que la antigua panadería, estuvo sola y abandonada durante tanto tiempo, hubo una persona interesada en comprar la propiedad. Esto fue en el 2011. Luego, el nuevo dueño, contactó al experto y durante un año planearon el proyecto. Sí, ¡un año! Todo un proceso de planificación que se hizo bajo las guías de práctica de conservación de edificios históricos de Alemania. La remodelación de todo el inmueble duró dos años y medio.

En esta imagen, observamos de cerca, como lucía antes de intervenirla y como se veía durante el proceso de remodelación: resanaron las paredes, colocaron nuevos marcos en las ventanas y vistas en el techo.

La teja, el elemento importante

Aquí vemos otra imagen que nos muestra la diferencia de como lucía antes la antigua panadería y durante el proceso de remodelación. Observamos, no solo lo deterioradas que estaban las paredes, sino también la situación del techo: la teja llena de humedad que la hacía parecer más obscura de lo que realmente era. Después, se renovaron las tejas y ladrillos de la parte superior de la fachada, lo cual nos indica un ejemplo impecable del trabajo realizado por los arquitectos, quienes cuidaron siempre la preservación del diseño histórico del inmueble, característico de esta región de Alemania. 

La teja que se instaló, es también de madera a fin de que no hubiera mucha diferencia con la original y para que el edificio se mantenga como ahora, durante más de un siglo. Así es, los arquitectos han pensado en este aspecto: un edificio histórico, para que lo siga siendo en cien años más y para la vista de las nuevas generaciones. 

El trabajo en el techo

Como mencionábamos en la imagen anterior, la teja del techo es el elemento importante a fin de que el edificio se preserve durante mucho tiempo y soporte las inclemencias del clima durante todo un siglo. Pero también, se renovó todo el techo de la casa, para poder usar la planta superior, convertirlas en espacio para vivir. Los detalles históricos, fueron restaurados con mucho cuidado. 

El interior

Ahora pasemos al interior. Aquí la vemos durante el proceso de remodelación. Observamos que todas las paredes eran de madera, pero ya estaba toda carcomida y casi inservible. También vemos el antiguo molino y como en la foto de abajo, iniciaba el trabajo de emplastado de las paredes…

El primer piso

En esta imagen observamos lo que era el área de amasado, preparación y horneado del producto artesanal en la antigua panadería regional. La estructura se conservaba bien, por lo que, solo se emprendieron cambios en el diseño, a fin de lograr un espacio más luminoso. Los paneles de madera en la pared se quitaron y se dejó el horno, ahora una pieza histórica, como un elemento decorativo. Si observamos bien, nos damos cuenta que el acceso a las escaleras se elevó unos veinte centímetros a fin de equilibrar la nueva altura de la planta baja. Cuando fue tomada esta fotografía, aún quedaba por instalar el piso de madera, de cinco centímetros de alto, lo cual haría menos alto el acceso al primer peldaño de la escalera. 

El proceso para crear la cocina

Aquí vemos como lucía parte de lo que es ahora la cocina y como se fue realizando el proceso de remodelación. Era una habitación, cuyas paredes y piso necesitaban manita de gato y pulir detalles. Luego, vemos como el marco de la ventana ha sido cambiado, que las paredes y techo se emplastaron y pintaron nuevamente de blanco. La instalación eléctrica, antes a la vista de todos, ahora está oculta y solo se observan unas lamparitas coquetas relampagueantes. 

El elemento que rescataron fue el trastero, ahora diseño vintage, al cual restauraron cuidadosamente. 

¡A moverle a la olla!

En esta imagen vemos como quedó la cocina. Acogedora. Se eligió, parte del espacio que veíamos en la imagen anterior, creando un rinconcito agradable que invita a moverle a la olla y preparar las mejores recetas regionales. Vemos que se conservó la línea de materiales naturales y diseños de muebles empotrados en la pared, a fin de que se mantuviera el ambiente rústico e histórico, que se tuviera aún la sensación que en esas cuatro paredes todavía se estaban horneando unos buenos cuernitos de hojaldre o panes de centeno.

El baño

Esta fotografía nos muestra la sorprendente transformación del baño. Antes y después ¡un cambio total! Las paredes se emplastaron, pintaron y se colocó un revestimiento de piedra. Además, la bañera de latón oxidado fue a dar al basurero e incluyeron otra de diseño actual, la cual invita a relajarse. En este espacio, observamos la combinación de elementos modernos y rústicos ¡Todo un baño de lujo en medio de la montaña! 

Los elementos que se quedaron

Las puertas de la casa no fueron reemplazados por otras nuevas, sino que fueron liberadas del color antiguo y fueron pulidas después, dejándolas en el color natural de la madera. Fue una tarea tediosa, pero valió la pena. También, se conservaron todas las paredes de la casa, como ya hemos visto en las imágenes anteriores, solo fueron resanadas, tanto en interior como exterior. 

Aquí vemos un detalle de la puerta principal de la antigua panadería y lo que ahora es una encantadora villa en las montañas de Baviera: en la imagen de la izquierda vemos el estado antes de la renovación y a la derecha, el resultado final. La puerta, de madera maciza, se conservó en su totalidad. El círculo sobre la entrada, se conservó también, antes tenía el anuncio en hierro forjado de la panadería, ahora una lámpara y una maceta que muestran que el edificio ya tienen vida de nuevo.

El presente y de cara al futuro

Aquí vemos, como luce ahora este histórico inmueble, una antigua panadería convertida en encantadora villa en las montañas. Vemos que tiene tres pisos, más el sotáno, el cual es usual en todos los edificios de Alemania. Las paredes en color blanco, resanadas y relucientes, al igual que las vistas y marcos de madera. También observamos la imponencia de la teja en el techo, material importante que ayudará a que esta hermosa casa perdure durante cien años más. Mínimo. Sin duda, ¡una joya arquitectónica! No en vano, los arquitectos responsables del proyecto, se hicieron acreedores al Premio como la Mejor Remodelación de Alemania en el 2014 ¿Qué tal? ¡Honor, a quien honor merece!

Hasta aquí, nuestro Antes y después de esta ocasión, esperemos te haya gustado el proyecto y el viajecito por esta linda región germánica. ¡Ahora vámonos por una cerveza! 

Si quieres ver otro proyecto de Antes y después, echa un vistazo a: 

Antes y después: de casa en ruinas a paraíso sustentable

Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!