Mini-Estudio:  de estilo  por FRENTE arquitectura

¡Esta familia construyó una casita extra de 27m² en su patio!

Yadira Espinoza – homify Yadira Espinoza – homify
Google+
Loading admin actions …

¿A quién no le gustaría tener un estudio en casa? un lugar para trabajar sin salir del hogar, donde podamos escribir, dibujar, pintar o leer tranquilamente y con privacidad, donde podamos simplemente escapar del ajetreo diario en nuestra propia casa o en nuestro propio patio. Probablemente a muchos. Sin embargo, aveces pensamos que se necesita mucho espacio para construirlo y por eso, no llevamos a cabo nuestro proyecto. A fin de que te inspires y por fin hagas realidad tu sueño de tener tu propio estudio en casa, donde echar a volar tu imaginación y desarrollar tu creatividad, te presentamos con mucho gusto un proyecto de un mini-estudio construido ¡en tan solo 27m²! ¡Impresionante y genial!

El pequeño espacio de trabajo o relajación, según como lo veamos, ha sido construido en la esquina de un patio donde antes estaba el cuarto de servicio. Un proyecto cautivador, realizado por Frente Arquitectura ¡Vamos a verlo!

El espacio donde la magia inicia…

Primero, te mostramos como lucía el diminuto espacio en el patio trasero de una casa de la Ciudad de México. Observamos como se fue construyendo el mini-estudio de dos plantas: vigas de concreto, madera, el piso, paredes de ladrillo, y como este fue emplastado con una capa de cemento, y después, pintado en blanco. También vemos la estructura del techo y, desde esta perspectiva, vemos el resultado final del exterior: volúmenes asimétricos, arquitectura moderna en un pequeño espacio. Veamos el mini-estudio o de cerca… .

Si te gusta el diseño del techo y quieres conocer profesionales en construcción de techos, te recomendamos este enlace.

La genial fachada

Así luce el exterior del mini-estudio desde el patio. Una fachada reluciente en color blanco, forma trapezoide y con una perspectiva cuidadosamente manejada. El principal reto del proyecto consistió en evitar la entrada directa del sol, ya que no querían que molestara mucho al estudiar, trabajar, pintar o dibujar, pero que tampoco fuera un lugar obscuro. En la planta baja, las puertas de cristal, cuando están cerradas permiten la entrada de luz y cuando están de par en par permiten disfrutar el aire libre, el zacate y el jardín ¡Maravilla total, lugar para inspirarse! 

Atención a la sombra triangular en la pared: cambia de tamaño a lo largo del día, dando movimiento al volumen que se integra armónicamente a las construcciones vecinas. 

Una entrada que invita a pasar

Como decíamos al inicio, fue uno de los retos principales del proyecto: que fuera luminoso, pero no en exceso que no permitiera trabajar. Para lograrlo, el volumen de la planta alta vuela hacia el sur proyectando sombra sobre el ventanal que conecta al estudio con el jardín, como lo veíamos en una de las imágenes anteriores. Las losas inclinadas de la cubierta impiden la incidencia directa de los rayos del sol sobre el área de trabajo, permitiendo la entrada sutil de luz uniforme sobre la doble altura que comunica las dos plantas.Aquí vemos de cerca la entrada y las puertas corredizas de cristal diseñadas en varios paneles. Paredes y techo en blanco total para hacer un espacio luminoso y brindar la sensación de amplitud.  Al fondo, tocada en luz, vemos la escalera y su minimalista barandal. Subamos…

La escalera azulada

Desde esta perspectiva, vemos la escalera en color azul. Una escalera que no es tan diminuta ni tan estrecha, como hubiéramos pensado para un lugar tan reducido ¡Sorpresas que da la vida!  Al subir las escaleras está un mueble que hace de barandal y al mismo tiempo, puede ser utilizado como estante, un diseño posiblemente inspirado en el estilo Bauhaus. 

Por cierto, si quieres ver algunos diseños de estantes y libreros inspirados en esta escuela y estilo de arquitectura, te invitamos a que visites el libro de ideas: Modernos libreros, totalmente al estilo Bauhaus.

Luz, entre blanco y azul

Luminoso, minimalista en blanco y azul, paredes y techos irregulares, son las principales características de este espacio, la planta alta del mini-estudio. Además, vemos un tragaluz en forma rectangular, el cual permite el paso de luz natural, que como decíamos al inicio, fue uno de los retos principales del proyecto: que fuera luminoso, pero no en exceso. Para lograrlo, el volumen de la planta alta vuela hacia el sur proyectando sombra sobre el ventanal que conecta al estudio con el jardín, como lo veíamos claramente en una de las imágenes anteriores. La pared inclinada impide la incidencia directa de los rayos del sol, permitiendo la entrada sutil de luz uniforme sobre la doble altura que comunica las dos plantas.

La clave: puntos de fuga

Algo importante para comentar y tomar en cuenta cuando te decidas a construir tu propio estudio en un lugar pequeño, es incluir en el diseño puntos de fuga, como lo que hicieron los arquitectos en este mini-estudio: con los puntos de fuga, que fueron enfatizados con la forma trapezoidal del pequeño inmueble, se crea, sin duda, una dinámica que despierta la imaginación y fomenta la creatividad. Con este proyecto sí que dan ganas de iniciar ¡ya!, nuestros planes de nuestro propio estudio ¿ no crees? 

¿Te animas a extender tu casa y tener tu propio estudio?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!