CASA T02: Casas de estilo moderno por ADI / arquitectura y diseño interior

Ideas y reglas para decorar una fachada pequeña

CPH CPH
Loading admin actions …

La fachada es la presentación de nuestra casa hacia el exterior. El lugar en el que vivimos es parte de lo que somos y, por lo tanto, refleja nuestros gustos y nuestra personalidad. Por esta razón, debemos brindar especial atención para asegurar que el estilo que elijamos concuerde con estos tanto en el interior como en el exterior de nuestro hogar. ¿Tu fachada es pequeña y temes no poder encontrar un diseño que cumpla con todas tus expectativas? Aquí te presentamos algunas opciones a considerar para que puedas decorarla según tu agrado.

Elige una gama de colores naturales

Cuando se trata de espacios reducidos, incluso si son exteriores, los colores claros son imprescindibles. Los colores neutros, sirven muy bien como colores de base, ya que siempre crean la ilusión de más amplitud. El blanco nunca fallará. Es un color que refleja luz y que, como todo color neutro, da la apariencia de extender los espacios. 

Además de que es un color ligero y contrastante, lo que significa que puede combinarse con cualquier otro color o, en su defecto, cualquier material e inclusive hará resaltar bien los elementos naturales de la fachada. Lo mejor de los colores neutros, como el blanco, es que van bien con cualquier estilo, desde el moderno hasta el colonial.

Colores neutros y tenues

Una misma gama de colores tenues hará menos monótona la fachada, pero sin recargarla. Los acentos decorativos, desde los marcos de las ventanas hasta las cornisas o franjas ornamentales, pueden estar pintadas o hechas de un material de otro color, pero dentro de la misma gama. Estos colores y las líneas horizontales de los acentos o los recubrimientos también ayudarán a crear la impresión de un área más extensa.

Si usas elementos como piedra, madera o acero para tus recubrimientos, asegúrate de utilizar colores contrastantes, pero de preferencia neutros. Si deseas agregar algunos acentos de algún color más brillante, elige entonces los colores cálidos y cuida que estos detalles se mantengan a un mínimo para que tu fachada no se vea sobrecargada.

Agrega detalles que realcen el encanto de una fachada pequeña

La puerta al centro, ventanas a cada lado, una jardinera con flores y un techo de dos aguas. Quizás nos recuerda esta distribución a la de una casa de muñecas, y es así porque sigue un modelo tradicional. Y no hay nada de malo con las tradiciones, sobre todo con las fachadas pequeñas. En fachadas estrechas, los ornamentos deben reducirse al máximo y los elementos primarios se vuelven a su vez parte de la decoración; por lo tanto, es importante concentrarse en ellos y limitar los acentos a estos componentes.

Los marcos en las puertas y ventanas pueden tener otro color o molduras decorativas. El techo puede tener un tejado de otro color y material, o bien, una cornisa. La jardinera es opcional, pero siempre agregará vida sin quitar mucho espacio.

Piensa en las ventanas

Las ventanas grandes y alargadas, no solo darán más luz al interior, sino que crearán la ilusión de amplitud. Puedes elegir un gran ventanal para la sección que da hacia a las escaleras en una casa de dos o más pisos, o ventanas longitudinales que alarguen un poco la fachada con sus líneas horizontales. Este mismo tipo de ventana puede repetirse en las puertas, al igual que las mismas líneas pueden reincidir en la cochera para complementar el diseño.

Los ventanales y las puertas de vidrio funcionan para las casas de un piso, pero si tu fachada es muy estrecha, cuida que no ocupen la mayoría del espacio, ya que esto hará que dé la impresión de que el tamaño de la fachada sea aún menor. Los techos altos son igualmente una forma de crear amplitud tanto en el interior de la casa como en el exterior. Un arquitecto se encargará de que las dimensiones sean las adecuadas para evitar que se vea desproporcionado.

Pon muchas plantas en la fachada directamente

Las plantas nunca estarán de más en ninguna fachada. No obstante, es fundamental que no quieras tener todo un bosque en el frente de tu casa. Puedes, por ejemplo, pedir el consejo de un jardineropaisajista profesional que te ayude a alinear y a distribuir tus plantas de manera que no reduzcan tu espacio ni que den la impresión de que el tamaño de tu fachada sea aún menor. 

Las plantas son además una buena opción para agregar color y contraste a tu fachada, pero, sobre todo, para darle un aspecto más orgánico y menos austero. Ya sea que estén plantadas a lo largo de sus muros, en el camino hacia la entrada o en maceteras, estas deberán complementar y realzar el diseño de tu fachada y no crear distracciones o distorsionarlo.

Adorna la fachada con un jardín delantero fabuloso:

Si tu presupuesto no te permite renovar o modificar tu fachada por el momento, las plantas son una buena solución para cambiar el aspecto de tu fachada. Si tienes un jardín anterior, puedes cambiar su diseño por medio de caminos de piedra o de madera. 

Jardín minimalista que adorna la fachada

Un jardinero puede aconsejarte acerca del tipo de plantas que se dan en tu región y clima y de cómo acomodarlas o combinarlas mejor. Las plantas regionales, además de que requieren menor mantenimiento, son más duraderas y, el hecho de que puedas encontrarlas en cualquier invernadero, hacen que sean más accesibles a tu bolsillo.

Materiales modernos

Hoy en día, la lista de materiales ha aumentado y lejos están los tiempos en que las fachadas se componían únicamente del hormigón de los muros, del vidrio de las ventanas y del metal de las rejas o puertas. Actualmente la piedra y la madera son dos elementos bastante sobresalientes en los diseños de fachadas. Tanto unos como otros permiten su utilización dentro de una muy diversa gama de estilos. Por ejemplo, un estilo rústico incorporará la piedra o cantera naturales para un arco en la entrada, en las bardas o en las chimeneas, así como en los contornos de las ventanas y la cochera, mientras que el estilo moderno la utilizará para recubrir algún muro de acento o a manera de cenefa.

Los estilos más clásicos

Los estilos más clásicos utilizarán la madera en ornamentos detallados de líneas suaves y redondeadas como los balaustres; los modernos, por otro lado, conservarán sus formas simples y extendidas. El vidrio, además de las ventanas y ventanales, se puede encontrar últimamente en balcones y terrazas proporcionándoles más profundidad con su transparencia. Las puertas y ventanas combinan con frecuencia también estos elementos, sobre todo en los patrones más contemporáneos. En algunas fachadas, los expertos pueden integrar alguna pérgola de madera, ya sea en la entrada o en la cochera, lo que hace que la apariencia de la fachada sea más suave y orgánica que con las de metal.

La posición de la cochera

Otra forma de crear la ilusión de mayor extensión es a través de los espacios abiertos. Si tu fachada es pequeña, considera integrar una cochera abierta en el diseño de esta. Las columnas rectas y delgadas estilizarán también el lugar evitando que se vea sobrecargado. Una barda puede crear un ambiente de encierro y limita mucho el espacio y las posibilidades. Una cochera alargada horizontalmente, como todos los elementos diseñados en esta forma, también ayudará a expandir ópticamente la fachada.

La seguridad ante todo

Sin embargo, si para ti es importante la seguridad que te brinda un lugar confinado, entonces te recomendamos que pidas a tu arquitecto que te ayude a diseñar tu fachada de modo que la cochera no tome todo el foco de atención. Una forma en que la cochera puede dar la apariencia de apertura es con una puerta que incorpore algunas aberturas en el diseño. Incluso puedes pedirle a tu arquitecto que las líneas horizontales de la puerta estén integradas en otra parte de este que complementen y alarguen el resto de la fachada. Estas pueden ser del mismo o de distinto material y grosor.

Con revestimientos de piedra o madera

Expertos que me pueden ayudar

Cuando los espacios son pequeños, solo un experto sabe bien cómo aprovecharlos al máximo. Como lo hemos mencionado ya, las fachadas son la primera estación en dónde plasmar nuestros gustos y estilos y son los expertos quienes nos ayudarán a incorporarlos a su diseño. 

Incluso si, al igual que tu fachada, tu presupuesto es pequeño, un experto podrá darte una mejor idea de cuáles materiales te ahorrarán más dinero. Además, lo hará rendir más al integrar estos elementos de manera más discreta, por lo que expresarán tu estilo y tus ideas, pero sin que tengas que invertir mucho en ellos.  

Y otro aspecto importante a favor de los consejos de un experto es que este te brindará además una visión más clara del costo total de tu proyecto evitando que te encuentres con sorpresas desagradables a lo largo del proceso.

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!