Recámaras de estilo minimalista por ADV Design

Más de 20 ideas y tips para decorar tu recámara ya

CPH CPH
Loading admin actions …

¿Acabas de mudarte a una nueva casa o apartamento? Cada mudanza es una nueva etapa en nuestras vidas y una nueva oportunidad para redecorar y para hacer nuestro el nuevo lugar que vamos a habitar. Nuestra recámara es particularmente el lugar donde debemos sentirnos en casa, ya que es donde encontramos refugio y paz al final del día y nos olvidamos del ajetreo de la vida. Por lo tanto, este lugar tan íntimo deberá tener uno de los toques más personales que le podamos dar y aquí te damos algunos tips para que puedas lograr esa atmósfera especial en tu cuarto.

La forma del cuarto

Lo primero tienes que considerar es el tamaño y la forma de la habitación. En muchos casos, las recámaras, sobre todo cuando no se trata de la recámara principal, tienden a tener menos espacio que otras habitaciones. En otras ocasiones, decidimos adaptar otro cuarto y convertirlo en un dormitorio extra, por lo que tampoco disponemos de mucho lugar. Por esta razón, es importante considerar la forma de la recámara para que sepamos cuántos y qué tipo de muebles vamos a poder poner en ella.

Si la habitación que planeas decorar es pequeña, quizás no haya mucho espacio para un escritorio o un tocador, mucho menos para un sofá o un gran armario, así que intenta limitarte a lo más básico. Esto no es necesariamente malo, ya que, al final de cuentas, tu cuarto debe ser un área para descansar y olvidarte del mundo, por lo que cualquier otro mueble creará una distracción. Una o dos mesitas al lado de la cama, una o dos lámparas y quizás una silla, o si el espacio te lo permite, una pequeña banca al pie de la cama.

Otra solución

Si, por el contrario, el espacio del que dispones es demasiado generoso, quizás sea bueno buscar una manera de separarlo creando un área para leer o para ver la televisión en un rincón de la habitación. Una habitación grande, necesitará una cama más grande, o bien, algunos muebles suplementarios que no la hagan ver tan vacía. Incluso puedes tratar de separar tu cama del resto de los muebles con algún biombo, estante o incluso algunas cortinas.

Algunas recámaras tienen una forma en L o algún nicho cerca de una ventana. Este tipo de espacios son ideales para separar un espacio de ejercicio, lectura, trabajo o maquillaje del lugar en donde esté tu cama y que, de ser posible, quede como un lugar aparte en donde puedas separar tu sueño y tu descanso de todo tipo de distracciones. Así, tu recámara cumplirá con su principal función: ofrecerte un santuario de paz y relajación.

La distribución de los muebles

Como en cualquier otra habitación, la funcionalidad de los muebles es vital a la hora de elegirlos y de colocarlos en nuestra recámara. Ya que tu recámara es ese lugar de paz que te brinda el reposo necesario para sentirte pleno de energía al día siguiente, una buena cama deberá de ser el centro de atención de esta. A partir de la cama, podrás decidir qué es lo que quieres o puedes poner alrededor. Las lámparas son importantes para poder disminuir el tono de luz al apagar la iluminación principal, es por ello que estas no podrán faltar cerca de tu cama. 

Trata de que los muebles que rodeen tu cama tengan cierta simetría, de esta manera, no solo mejorará el aspecto estético, sino que será también más funcional.

¿Más espacio?

Si dispones de un cuarto espacioso, trata de aprovechar esto y separar la cama, que es tu lugar sagrado para recuperar la energía perdida en el día, del resto de los otros muebles. Así, de un lado, tendrás tu distribución clásica con la cama, las mesas de noche, las lámparas, quizás una banca o un baúl al pie de la cama, y si el espacio te lo permite, una cómoda y un tocador. Por otro lado, tendrás uno o dos sillones o un sofá, una mesita y, dependiendo de tus gustos y necesidades, una buena lámpara para leer y un pequeño librero o un mueble con una televisión. Si tienes una ventana, trata de colocar una mesa con sillas o un sofá para leer cerca de ella y así tendrás toda la luz natural posible para disfrutar de tu lectura.

Los colores

Una forma fácil y clásica de decorar es comenzando con colores neutros como el blanco, los grises o el beige. Estos colores claros te podrán servir de base para que puedan ser acentuarlos con colores brillantes en la decoración. Por el contrario, también puedes jugar un poco con los colores y escoger un color brillante de base y elegir muebles con colores neutros y accesorios más clásicos.

Los colores tierra, como el beige o los grises y amarillos muy tenues ofrecen estabilidad y equilibrio por lo que son muy buenos colores de base. Así, si prefieres los colores oscuros, pero no quieres oscurecer tu recámara con colores muy fuertes en las paredes, puedes integrarlos a través de los muebles, las cortinas, la ropa de cama o los accesorios. Asimismo, los colores claros, en general, son ideales para brindar a tu cuarto la serenidad tanto deseada.

Otros colores

Los colores metálicos o minerales como el gris o el blanco brindan claridad por lo que no pueden faltar en tu recámara. El blanco no solo brinda luz, que ayuda a la esclarecer los pensamientos, sino paz que es muy importante para la relajación. Sin embargo, recuerda también no exagerar con el blanco, a menos que estés buscando un ambiente completamente estéril para tu recámara.

El blanco es además muy armónico, ya que es el color de contraste por excelencia y puede combinarse con cualquier otro color. Si tienes miedo de meter un color muy fuerte o brillante en tus paredes, con un blanco puedes traer todos los colores que deseas a través de los accesorios. El blanco, como todos los otros colores de tonos muy claros creará también una ilusión óptica de más espacio, por lo que no puede faltar en las habitaciones pequeñas.

El espacio

Es importante pensar no solo en la función, sino en la utilización de los muebles y su distribución para llenar el espacio. Sin olvidar que el foco principal de nuestro cuarto debe ser la cama y el descanso que nos provee, algunas veces, ya sea porque la recámara es demasiado grande para una sola cama o por necesidad, se puede crear un área de trabajo o de televisión.

Lo más importante a considerar es que el espacio de la cama quede lo más independiente posible. Si lo que queremos es agregar algunos muebles en especial solo para llenar un poco el espacio, hay que intentar que estos estén igualmente destinados para cumplir con la finalidad de descanso de la recámara.

Estos pueden variar desde una silla muy cómoda, una mecedora, un reposet o un sofá muy confortable. No importa la cantidad de muebles que decidamos poner a parte de nuestra cama, estos deben ir en perfecta armonía con el resto del cuarto, tanto en los colores, el estilo y la decoración.

Los accesorios

Sin importar que el cuarto que quieras decorar sea muy grande o muy pequeño, los accesorios son un elemento que no puede faltar en la decoración. De hecho, los accesorios son la esencia de la decoración. Sin ellos, cualquier habitación es solo un espacio con muebles, estéril y aburrido. Los accesorios nos permiten dar nuestro toque más personal, ya que reflejan todo lo que nos gusta y lo que es importante para nosotros.

Un cuarto pequeño no necesitará muchos accesorios, por lo que hay que concentrarse en los más elementales. La ropa de cama, las persianas o cortinas, los cojines y las lámparas son las piezas más importantes a considerar. Unas cortinas blancas del techo al piso darán la impresión de más altura. Colores vibrantes y contrastantes en la cabecera de la cama o los cojines, agregarán vida y un toque individual al cuarto.

Consejos

Los accesorios deberán también ir en perfecta sintonía con el tipo de muebles y con el tipo de estilo que elijas para tu recámara. Nuestro gusto individual es igual de particular que nuestra persona y se debe reflejar en cada detalle de la recámara. Incluso si la habitación que estamos decorando es para los invitados, no puede faltar nuestro toque personal en ella.

Elije cuadros con colores que te llamen la atención o cuadros con motivos significativos para ti. Sin embargo, no olvides que estos deben representar imágenes que provean tranquilidad e inciten al descanso y a la paz interior. Las luces y los ornamentos deben representar tu estilo. Recuerda únicamente que, aunque tengas muchos elementos que te sean significativos y que quieras tener presentes, es necesario no sobresaturar el cuarto de adornos, elije mejor algunos cuantos y altérnalos con otros de vez en cuando.

Haz el cuarto a tu manera

Desde la elección de la cama, la dureza del colchón, el estilo de las cortinas y de cada uno de los muebles, la recámara deberá de ser enteramente a tu gusto y estilo. Quizás tienes una tonalidad favorita y sientes que ese color te representa o a tu estado emocional, entonces este es un color que no podrá faltar en tu cuadro.

Ya sea en las paredes, en los muebles o en los accesorios, asegúrate que esté presente, pues esto ayudará a que sientas una conexión más íntima con tu habitación. Un solo mueble, como una silla decorativa o una cabecera muy especial podrán hacer toda la diferencia. Quizás sea un tema el que te inspire o que te represente mejor, así que cuando lo elijas deberá estar presente en todos los detalles de la misma manera que los colores.

Visualiza el espacio

Interiorismo para residencia en Altozano Morelia: Recámaras de estilo moderno por Dovela Interiorismo
Dovela Interiorismo

Interiorismo para residencia en Altozano Morelia

Dovela Interiorismo

Si eres más romántico, los colores pasteles y la naturaleza ayudarán muy bien a propiciar este ambiente. Si eres más creativo o atrevido, los colores vibrantes y las piezas de arte darán ese toque individual. Una sola pieza en toda la recámara puede ser necesaria para acentuar y contrastar ese color.

Lago Alberto: Recámaras de estilo moderno por LEMONBE
LEMONBE

Lago Alberto

LEMONBE

Visualiza el espacio cuando esté vacío e imagina de qué manera te sentirías mejor con la distribución de los muebles. Si tienes el tiempo y la energía, juega un poco a mover todas las piezas para ver cómo te sientes más cómodo. Si tienes el presupuesto, contrata a un experto que te ayude a sacar el mejor provecho del lugar y a escoger los muebles que mejor vayan con el cuarto y con tu estilo.

Expertos en decoración de interiores

Recuerda que en homify puedes encontrar un sinfín de expertos dispuestos a ayudarte y a aconsejarte en todo momento. Un experto no solo te ofrecerá ideas e inspiración, también ampliará tus horizontes con respecto a las opciones que hay para la idea que tienes en mente.

En muchas ocasiones solo tenemos una o muchas imágenes de lo que queremos, pero necesitamos que alguien nos ayude a plasmarlas y volverlas reales. Un arquitecto o un decorador de interiores nos ayudará a planear mejor la forma, el tamaño y la distribución de los espacios, así como su decoración hasta en el más mínimo detalle.

Nuestro cuarto, este lugar de descanso y de harmonía, merece toda nuestra dedicación así que no dudes en contactar a alguien que tenga toda la experiencia necesaria para que podamos sacar el mejor provecho de este lugar de ensueño.

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!