Antes y después: ¡renovación total de una casa frente al mar!

Yadira Espinoza – homify Yadira Espinoza – homify
Google+
Loading admin actions …

¡Vámonos a la playa! Home Staging Factory es un famoso estudio de arquitectura portugués, autor de magníficos proyectos de diseño de interiores y decoración, como el que hoy te presentamos en este libro de ideas. En un departamento de majestuosa localización en primera línea de la playa Azarujinha en la cercanía de Lisboa. Una escalera de acceso privado conduce directamente a la arena ¡Todo un lujo para una residencia de verano! 

Sin embargo, durante muchos años esta casa fue abandonada de cualquier tipo de mantenimiento, alcanzando un avanzado estado de deterioro. Es entonces cuando Catherine y Margaret Diniz entraron en este escenario del siglo XIX y decidieron tomar cartas en el asunto: ¡en tan solo cuatro semanas! este equipo femenino consiguió que la vivienda volviera a brillar ¡con toda la luz que merecía! Recorramos el antes y el después de esta historia, que parece sacada de cuento…

Antes: la cocina

Comenzamos nuestro recorrido por la cocina, uno de los ambientes más perjudicados tras tantos años de abandono. Sin estar totalmente devastado, este espacio de trabajo en casa era inhabitable. Sus instalaciones se encontraban en mal estado, y su diseño se quedaba atrás de ser funcional o estético: armarios que debían ser reparados, azulejos que tenían que ser sustituidos… En definitiva, crear un paisaje más cálido y acogedor para los futuros habitantes de esta casa.

El resultado

Para introducir una nota de calidez a este escenario, la cenefa azul de la anterior fotografía fue revestida por una banda de madera, a juego con la nueva encimera. Los viejos armarios fueron sustituidos por unos nuevos de color crema, que mantienen la esencia rústica gracias a su acabado en relieve. Para despejar el espacio, la banda de arriba fue eliminada y en su lugar, una delicada estantería cuelga de la pared y ofrece funcionalidad y elegancia en partes iguales. Ahora, el paisaje es completamente distinto: ¡tan solo requería de unos cuantos ajustes!

Antes: la sala

Tras la retirada de todo el mobiliario antiguo, el espacio destinado a la sala lucía de esta manera. Era una estancia amplia, muy iluminada naturalmente por dos ventanas con vistas al mar, pero su aspecto dejaba bastante que desear. El tono amarillento de sus muros creaba un paisaje mediocre en la sala. Sin embargo, el piso original, de loseta, podía jugar un papel importante, tan solo faltaba pulirlo ¡y sacarle brillo!

La nueva sala

La renovación del departamento mantuvo el mismo piso, pero cambió el color de las paredes: ahora son blancas. ¡Qué diferencia! sin duda, este nuevo color cambia totalmente la esencia de la sala ¡su atmósfera se llena de luz y resplandor! Aprovechando la grandes dimensiones de este espacio, se dividió en dos zonas de usos diferentes: junto a las ventanas, más vinculada con el exterior se sitúa la zona de estar, conformada por dos sofás con armazón de mimbre. Al fondo, y como veremos en la siguiente imagen, se ubica el comedor. La decoración y el mobiliario buscan evocar la presencia del mar con sus texturas, colores, acabados. El interior de la casa está ahora ligado a su ambiente.

Las mejores vista de frente

¿Quién necesita televisión cuando desde el sofá se puede ver el horizonte? El gran sofá toma una posición privilegiada para echar las mejores vistas al mar. En primer plano, la vegetación; al fondo, el mar confunde su color con el del cielo.

El comedor

El gran comedor comparte espacio con la sala. Sobre una alfombra de color tierra, la gran mesa blanca establece un bonito contraste con las sillas de mimbre que la acompañan. Del techo cuelgan dos efímeras lámparas, que coronan esta escena.

Antes: la recámara

Fría, húmeda y con poca iluminación, esta habitación necesitaba una intervención que le aportara grandes dosis de calidez y algo de comodidad para sus huéspedes.

Después: una recámara luminosa

Estudiando la superficie de la recámara, se optó por colocar una cama doble en vez de dos individuales. De esta manera, la habitación se convierte en un lugar cómodo y digno donde dormir. El color blanco vuelve a ser aquí el gran aliado en busca de la máxima luminosidad, contrastado con acentos en color azul se ha logrado crear una escena de lo más marinera.

Otra de las recámaras

Esta otra recámara es encargada de acoger dos camas individuales. Los metros cuadrados no sobraban, por lo que se decidió colocar las camas en paralelo y adosadas a las paredes opuestas, de manera que una única mesita de noche diera servicio a ambas. El diseño es sencillo, dejando que las vistas sobre la ventana constituyan la única decoración que toma parte en esta escena. 

La despedida

Terminamos el recorrido por esta renovación total, hecha con grandes dosis de buen gusto y cariño, que ha conseguido crear un hogar en un departamento antes deshabitado e invitando a quien la vea a pasar, y es que, sin duda: en el mar ¡la vida es más sabrosa!

Si quieres ver más ideas sobre renovaciones sorprendentes, echa un vistazo a: Antes y después: descuidada casa de rancho a fantástica villa

¿Qué te pareció este proyecto?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!