5 casas chiquitas fueron remodeladas: ¡quedaron irreconocibles!
 de estilo  por SET Arquitetura e Construções

5 casas chiquitas fueron remodeladas: ¡quedaron irreconocibles!

5 casas chiquitas fueron remodeladas: ¡quedaron irreconocibles!

Joelia Dávila Joelia Dávila
Google+
Joelia Dávila Joelia Dávila
Google+
Loading admin actions …

Si tu casa es pequeña, la fachada es de dimensiones breves y además ya te has cansado de su diseño, necesita mantenimiento o sólo tienes ganas de refrescarla, en este libro de ideas te mostraremos 5 transformaciones de fachadas de casas chiquitas, y que gracias a estos cambios ahora lucen modernas, luminosas ¡y hasta más grandes!

No te despegues de la pantalla y síguenos en este recorrido.

1. Antes: una fachada con mucha necesidad de mantenimiento

A esta casita le faltaba una manita de gato ¡por todos lados! La cubierta de lámina ya está deteriorada, el techo de la cochera está derruido y en mal estado, el cerco prácticamente no existe, el piso es un desastre, en fin… ¡algo debía hacerse ya!

Después: con luz y estilo

Luce mucho más luminosa, ¿cierto? Esto es gracias a que se retiró el techo de la cochera, ¡afortunadamente antes de que le cayera encima a alguien! En su lugar se instaló una estructura de madera que permite la entrada de luz natural pero puede cubrirse con telas para sombra y proteger así los autos y el jardín. A la estructura más próxima a la calle se le dio un acabado con listones de madera horizontal, dando un toque muy moderno y cálido que se complementa con las frescas jardineras del interior y el piso de adoquín natural. El resultado es sencillo pero sorprendente.

2. Antes: vieja y pasada de moda

Esta casa todavía presumía la belleza arquitectónica de un pasado ya muy lejano, que había dejado de ser glamouroso hacía muchos años ya. Sin embargo, su estructura se mantenía firme y orgullosa, detalle que había que tomar en cuenta antes de pensar en algún tipo de renovación.

Después: ahora luce contemporáneoa

Y respetando la estructura original de la casa, incluso el porche que protege el umbral y la altura de los pretiles, la residencia ahora luce muy moderna, presentando materiales contemporáneos en una combinación de colores y texturas perfecta. Una hermosa puerta de madera remachada contrasta con sus rojizos tonos junto al murete negro y la cerca de herrería semitranslúcida del mismo color. Al fondo, los volúmenes se destacan en un tono blanco arenoso, y el estilo antiguo de los parasoles de la ventana ahora lucen muy modernos, aprovechándose la geometría de sus formas.

3. Antes: la fachada hacia el gran jardín, que no inspiraba a nada

Esta fachada, pequeñita y sin chiste, se supone que inspiraría a pasar en ella las tardes disfrutando del hermoso jardín del fondo, pero más que eso parecía alejar a las visitas. Sin techo, sin belleza, sin encanto.

Después: un proyecto que incluye un nuevo orden

El diseño de esta fachada no se limita a la estructura de la casa sino que se extiende hasta el jardín, complementando e integrando los espacios, haciendo a uno parte del otro. La fachada ahora consiste en un juego de volúmenes en colores blanco y gris, de donde surge una estructura de acero y madera que protege una nueva terraza, un piso que poco a poco se va integrando al jardín, y un muro lateral de piedra que cierra el diseño majestuosamente.

4. Antes: con mucho potencial pero bastante desgastada

Debajo de una techumbre a dos aguas deteriorada e insegura, esta fachada se muestra tímida y sin personalidad, entre bardas despintadas y banquetas reconstruidas, muros sucios y humedad por doquier.

Después: ahora luce moderna y perfecta

¡Y hasta el perrito está feliz y disfruta de su estancia! La nueva fachada es luminosa y moderna, desborda estilo y perfección. El amplio espacio se ha aprovechado para delimitar una zona de garaje con un lindo piso de adoquín gris y rojo, una zona para forestar al frente de la casa y hasta para un pórtico protegido alcanzó la superficie. Ahora sí se puede disfrutar del ambiente de una forma segura y presumiendo que la modernidad ha llegado a casa.

5. Antes: muy vieja y de espanto

Esta casa tiene la fachada común de las antiguas colonias al sur de nuestro país: los espacios se distribuyen al frente, a la orilla de la banqueta, y es por eso que puertas y ventanas se asoman sin una sección de jardín o patio que medie entre ellas y la calle. Por lo mismo, es más fácil que su desgaste sea notorio y más visible, pues la gente que pasa toca las paredes, ensucia las puertas, empaña los vidrios, y todo eso hay que considerarlo para decidirse a remodelar y modernizar.

Después: con nuevos materiales y un estilo renovado

La nueva fachada luce altiva y elegante sin perder el estilo original de su construcción. Se revistió completamente en losetas cerámicas con apariencia de mármol en diferentes tonalidades que van del crema al gris y marrón. Al centro, se delimitó el área de las ventanas con una moldura de concreto café y revestimiento de piedra laja en el mismo color, haciendo juego con los detalles decorativos en lo alto. Una moderna puerta de acero blanco con ventanales de acrílico opaco cierra el cuadro con un toque fresco y muy actual.

Conoce estas terrazas remodeladas de la manera más sencilla ¡y sorpréndete!

Si quieres remodelar o construir, en homify encontrarás todas las ideas que necesitas.
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?

¡Contáctanos!

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?

¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!