Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de Privacidad y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

La impresionante resurrección de una casa antigua

Yadira Espinoza – homify Yadira Espinoza – homify
Google+
Loading admin actions …

En este Antes y después nos vamos a la región francesa de Bretaña, para enseñarte un proyecto de renovación que cambiará por completo el aspecto de una vivienda de los años 40. Respetando las ordenanzas francesas, el estudio Franck Labbay Architecte quiso aumentar la superficie habitable de la casa que tenía entre manos, y agregarle algunos metros de más. Gracias al diseño de una extensión en el patio trasero, tras la remodelación, este inmueble ¡ganó 46 metros cuadrados! Ahora ha dejado atrás su carácter tradicional para pasar a ser una vivienda actual que se integra perfectamente en su entorno e introduce toda la luz del exterior en el interior.  

Continua leyendo y descubre los nuevos materiales, los colores, pero sobretodo ¡el nuevo patio del que disfrutan ahora los inquilinos de esta casa francesa! Te encantará!.

Antes: una fachada antigua y un patio descuidado

Comenzamos con una fotografía del jardín trasero en su estado original. Este rincón verde nos recuerda más a una jungla que a un oasis urbano o a un espacio para el relax. Aún así, apreciamos con facilidad el gran potencial del lugar: un espacio que con una buena disposición podría arreglarse y convertirse en un auténtico jardín. Veamos…

Después: la moderna extensión y el nuevo patio

Tras la remodelación, ¡el cambio es mayúsculo! La madera reviste por completo la pared del inmueble y el contraste con las vistas en color negro crea un diseño contemporáneo totalmente opuesto al aspecto anterior de la casa. La entrada del jardín se ha transformado en un patio interior donde la madera es también la protagonista. ¡Genial! 

Después: interiores que se fusionan con el exterior

Desde el interior se aprecia el nuevo jardín. La maleza y las hierbas que lo habían colonizado, han sido eliminadas y una cuidada vegetación lo ha convertido en un espacio para disfrutar del ocio. Ya en el interior, apreciamos las dimensiones de la extensión. El amplio ventanal consigue unir exterior e interior y, ayudado por el tragaluz del techo, esta nueva sala se presenta ante nosotros luminosa, cálida y muy moderna.

Antes: una entrada obscura

El vestíbulo, antes de la remodelación, era un espacio estrecho y obscuro. Además estaba en mal estado, la combinación de colores en las paredes no era el adecuado y la loseta del piso necesitaba ser retirado urgentemente. ¡Prepárate para lo que verás! 

Después: ¡una perspectiva brillante!

Ahora vemos el nuevo vestíbulo. El espacio aparece transformado por completo, brillante y luminoso. La fotografía está tomada desde el ángulo contrario, pero si te fijas bien, una renovada escalera aparece a la derecha de la imagen. La pared, anteriormente sin vida, ha sido convertida en un muro de cristal que inunda de luz todos los rincones de esta planta baja. 

El piso luce ahora inmejorable: las baldosas elegidas son perfectas, tanto por su estampado como por su color. Combinan con los marcos en negro de las nuevas ventanas interiores y con el blanco de las recién pintadas paredes.

Antes: una cocina pasada de moda

Así lucía la cocina antes de la remodelación. Las flores del papel, el estampado del  piso, el diseño de los muebles, todos antiguos, pasados de moda y en mal estado. Sin duda, se necesitaba una renovación integral y una nueva distribución…

Después: calidez y minimalismo

¡Así el gran cambio!  El espacio fue completamente remodelado creando espacio suficiente para una zona de comedor que fuera capaz de acoger a todos los habitantes del inmueble. Una gran mesa rectangular atraviesa la nueva cocina. El resto del mobiliario es minimalista y el color elegido para su acabado es el blanco. Así, el estilo de la cocina se sitúa entre el escandinavo y el minimalismo, un espacio pulcro pero al mismo tiempo cálido.

Antes: una habitación simple y vieja

En las paredes de esta antigua habitación se colocaron colores aburridos y apagados. Lucían viejos y llenos de polvo. Además, el piso necesitaba ser reformado y la antigua chimenea había perdido por completo su función anterior.

Después: una recámara cálida y divertida

Tras el cambio, una amplia ventana llena de luz la estancia e ilumina el recién renovado pavimento, que luce así de elegante gracias a los tonos naturales de la madera del parquet. La decoración de este dormitorio infantil es muy original: una preciosa cama hecha a partir de fibras naturales combina con el gris de la pared. El color rosa anima la estancia creando una armonía perfecta.

Antes: otra recámara vieja y anticuada

Volvemos a encontrarnos con una estancia similar a la de la recámara anterior previo a la remodelación. El estampado del papel de la pared nos transporta muchos años atrás y la chimenea es solo un trasto en desuso que nadie ha quitado de la estancia. El piso se mantiene, pero eso sí, tras pasar por la unidad de cuidados intensivos…

Después: amplitud y luminosidad en la nueva recámara

La recámara principal, grande y luminosa, no tiene nada que ver con lo que era antes. El espacio parece otro. El color blanco está por todas partes y amplía la estancia. El contraste aparece en la cabecera de la cama y en un rincón empapelado junto a la puerta. ¡Detalles que llenan de personalidad la recámara de la casa!

Si quieres seguir viendo más proyectos de Antes y después, ve aquí: Antes y después: de fábrica abandonada a espectacular finca

Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!