Cocinas de estilo  por ARCHITETTO LAURA LISBO

¡Un mini departamento que le cabe TODO!

Joelia Dávila Joelia Dávila
Google+

Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de Privacidad y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro
Loading admin actions …

Saca cuentas: 75 metros cuadrados para cuatro personas… ¿imposible? ¡Para nada! Hoy te presentamos el estupendo trabajo de remodelación y redistribución llevado a cabo por la arquitecta Laura Lisbo, de Italia, en un modesto apartamento de 75 m2 para una familia de 4 miembros, con el objetivo de que fuera más funcional y bonita.

Antes de la intervención, el apartamento tenía muchas deficiencias en cuanto a distribución, las cuales fueron revelándose al transcurrir la vida cotidiana de la familia, imperfecciones que limitaban la fluidez de actividades y convivencia en la casa.

Lo que la diseñadora creó a partir del análisis realizado ha complacido a los clientes, pues le dio nueva vida a su vivienda, transformándola de un espacio pequeño y deficiente a uno agradable y muy funcional, ¡vayamos a descubrirlo!

Una vista general

A primera vista, el apartamento luce agradable y elegante. Las tonalidades crema de las paredes le dan un toque de sobriedad y buen gusto, en donde los colores del mobiliario destacan sutilmente. El piso, de porcelanato en color gris muy tenue, refleja la luz y da brillo a la estancia, creando un ambiente luminoso y cálido. La iluminación artificial consiste en una serie de luces empotradas en el cielo blanco, bañando sutilmente de luz sin encandecer.

Un muro angosto revestido en cemento pulido separa la estancia del área de cocina y comedor, así como el librero blanco que colinda con él, logrando con este pequeño y casi imperceptible detalle que el espacio no se reduzca ni oscurezca, sino al contrario, se perciba amplio y libre, además de esconder un sorprendente secreto…

Antes: una distribución muy extraña

Así es como se encontraba distribuido el apartamento antes de la intervención arquitectónica. Inmediatamente después de entrar, el vestíbulo nos llevaba a la cocina, a través de la cual se llegaba a la recámara del niño, extremadamente pequeña… era una solución para nada práctica, muy poco funcional ¡y hasta peligrosa! Esta fue la razón principal para que el cliente contactara a la arquitecta y decidiera poner manos a la obra.

Regresando a la cocina y siguiendo por el vestíbulo, a ambos lados de la casa se encontraban dos baños recién renovados, por lo que era prioridad no modificarlos, sin embargo detrás de un baño y siguiendo el recorrido del vestíbulo nos encontrábamos con la habitación principal, y a la izquierda, en un acceso un poco escondido, una amplia estancia en donde casi la mitad del espacio estaba desaprovechado.

Definitivamente una distribución complicada, sin lógica, absurda… ¡de locos!

Después: espacio funcional

Dispuesta de esa forma, era imposible que el apartamento acomodara a una familia en crecimiento y cumpliera cabalmente con sus necesidades, por lo que era urgente una nueva racionalización de los espacios, elaborar un programa arquitectónico muy estricto y apegarse a él para lograr la mayor optimización limitando al máximo la mampostería y evitando cerrar las estancias. ¿El resultado?

Donde se encontraba la apretada cocina se destinó para una pequeña pero acogedora sala de estar, y lo que antes era la habitación del niño se transformó en cocina y comedor, separándose de la sala por medio un angosto muro y un librero semitransparente. Los baños se mantuvieron intactos, pero detrás de ellos el cambio fue total: donde antes era la habitación principal se acomodó una habitación doble, para el niño y el nuevo integrante de la familia, delimitando la privacidad de cada uno de ellos por medio de una estantería con dos escritorios a cada lado, dejando las camas en los límites de la habitación para aprovechar el mayor espacio posible. Y finalmente, lo que antes era una estancia amplia pero con mucho espacio desperdiciado, se convirtió en una espaciosa habitación principal en donde se pudo incluir un clóset con vestidor oculto detrás de la cabecera, para deleite de los propietarios, ¡excelente!

Una pequeña sala

La sala se compone de un gran sofá de tres plazas en color gris oscuro y de corte moderno, con la opción de extenderse en caso de ser necesario. A falta de espacio para más muebles, a un costado del sofá y aprovechando la esquina, una serie de repisas de mampostería conforman un discreto pero práctico librero junto a la ventana, la cual recibe gran cantidad de iluminación natural con sus transparentes cortinas de gasa.

Cocina blanca y moderna

La cocina está dispuesta en ángulo, dejando la esquina opuesta libre para alojar el comedor. Su elegante estilo moderno y refinado destella gracias al lustroso color blanco de las puertas sin manijas y al acero inoxidable de los electrodomésticos. Un comedor de corte contemporáneo corona la estancia reflejando mucho brillo debido a la transparencia de la mesa de cristal, las sillas de acrílico y la estructura de metal, aligerando la atmósfera, haciéndola más amplia y luminosa. Una cocina exquisita para compartir las mejores comidas en familia…

Para más diseños de cocinas pequeñas y aprovechamiento del espacio, visita Cocinas pequeñas: ¡7 ideas para aprovechar el espacio al máximo!

Una sorpresa en el salón

La parte del proyecto que requirió demolición y reconstrucción de mampostería fue aquí: donde ahora está un angosto muro de cemento pulido y un librero semitransparente, antes estaba el muro que separaba la cocina de la recámara infantil, y la puerta se encontraba en donde ahora está el refrigerador. Hoy podemos percibir un gran espacio separado sólo por dos elementos muy ligeros que, además, cuentan con una sorpresa… ¿quieres saber de qué se trata? Un tip: observa la mesa del comedor, tiene otra superficie corrediza debajo, lo que hace pensar que puede haber más invitados a cenar…

¡Un mecanismo inteligente!

Cuando de aprovechar el espacio de un pequeño apartamento se trata, ¡todas las opciones son válidas! Los trucos se convierten en estrategias bien definidas para hacer funcionar cada espacio de la mejor manera, como podemos verlo en este plano: si hay muchos invitados para la cena, el librero que separa la sala cuenta con ruedas que le permiten moverse, de tal modo que esta unidad puede girar sobre un costado y convertirse en una sola pieza con la repisa del televisor, logrando que la cocina, comedor y sala se transformen en un espacio grande. Brillante, ¿cierto? Una solución práctica y muy inteligente que, sin restar espacio, permite separar o unir las estancias a placer.

Definitivamente el ingenio no tiene límites, y la falta de superficie no es condicionante para la creatividad de los diseñadores de espacios. Si quieres ver más ejemplos de remodelaciones tanto de casas como de espacios interiores, visita ¡5 remodelaciones totales y sorprendentes!

¿Qué te pareció la solución a este apartamento, consideras que ahora es más funcional? ¡Compártenos tu opinión!
Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!