Detalle interior: Salas de estilo moderno por Cahtal Arquitectos

Te decimos las 7 mejores formas de acomodar los muebles de la sala

Xochitl Díaz Xochitl Díaz
Google+
Loading admin actions …

Es una realidad, siempre que comenzamos a orientar los muebles de la sala, y en general de cualquier habitación del hogar, inician las incertidumbres: ¿será la mejor manera de acomodarlos?, ¿estaré desperdiciando lugar? ¿no me estorbará nada después? y la lista de dudas podría continuar, pero la idea de este libro de ideas no es esa.

De hecho, lo que buscamos con este artículo es que identifiques la mejor manera de disponer los muebles de tu sala para que no generes dudas, ya después nos vamos enfocando en el resto de las habitaciones. ¿Te parece el plan?, entonces comencemos.

1. Modalidad tipo L

Esta es una de las disposiciones más fáciles de lograr, y es que hasta existe un mueble que prácticamente nos marca la forma, nos referimos al sofá tipo L.

En esta primera disposición todo consiste en instalar los sofás, o el sofá, formando una letra l mayúscula; lo que significa que uno de los extremo debe ser considerablemente más grande que el otro. Una vez hecho esto, hay que ir colocando las mesas y demás adornos sobre las direcciones marcadas, (lo único que puede romper la forma es la mesa de centro, pero no sólo en esta disposición sino en muchas otras).

2. Un círculo completamente cerrado

Esta segunda disposición para tu sala consiste en hacer un círculo con todo lo que compone dicha habitación, claro que deben de quedar huecos para que tú y tus visitas puedan acceder a la atmósfera y sentarse a platicar y/o reposar un rato, pero los accesos al centro de esta distribución deben de ser similares entre cada mueble.

En otras palabras, crea una circunferencia con tus sillones, sillas, mesas, y adornos, una vez hecho eso deja una distancia similar entre cada artículo, así podrás entrar y salir sin romper dicha distribución. Para hogares donde no hay paredes que dividan este acomodo es perfecto.

3. Distribución que forma una U

Ahora pasemos a imitar otra letra del abecedario, la U. Con esta distribución podrás aprovechar lo mejor posible las dimensiones que tienes dispuestas para tu sala, pues pensando el sitio como un cuadrado, tienes tres partes para llenar por completo, ya que la cuarta será tu acceso.

Además de que permite tener mucho espacio para colocar muebles y adornos, la distribución tipo U es útil para conectar la sala con otra estancia, por ejemplo la cocina; mira hacia arriba y entenderás lo que te comentamos.

4. Un acomodo marcado por líneas paralelas

Imagina que en el espacio que tienes para tu sala comienzas a marcar, de manera más precisa en el piso, un par o un trio de líneas paralelas entre sí, es decir, que si las prolongas jamás se cruzan entre ellas. Una vez hechas, empiezas a colocar sobre ellas todos tus accesorios de la sala: los sillones, las mesas, las lámparas, etcétera.

¿Nos entendiste?, pues en eso consiste la cuarta disposición que te proponemos, de hecho la imagen de arriba la ilustra muy bien: en la primera línea está un sofá de dos plazas, una lámpara y una mesita; en la siguiente se ubica la mesa de centro; y en la última línea hay dos sillones individuales y otra lámpara de piso.

5. Realiza un medio círculo

Ya vimos como luce una sala que alude a un círculo completo, así que ahora nos compete hablar de una disposición donde también se alude a una circunferencia, sólo que termina justo cuando se ha marcado la mitad de ésta.

Para que logres esta distribución y no perezcas en el intento fíjate bien que tus muebles sean de tamaño reducido, pues si son muy grandes no podrás ir construyendo la curvatura y parecerá más una distribución tipo U.

6. Alusión a la rosa de los vientos

¿Ubicas la rosa de los vientos a la que nos referimos?, es precisamente aquella de cuatro puntas que marca cada uno de los puntos cardinales que existen: norte, sur, este y oeste. Dado que cada punto cardinal se ubica en una de sus puntas, hemos decidido hacer alusión a ella para explicar la sexta distribución que te proponemos hacer en tu sala.

La idea radica en que elijas tus cuatro muebles más grandes y emblemáticos, y los coloque en cada uno de tus extremos, a modo que dibujes el cuarto que fungirá como sala.

7. Crea un ángulo de 90º

Esta idea es muy similar a la primera que te presentamos, es decir, a la tipo L, sólo que en ésta cada uno de los extremos que forma la esquina en cuestión debe de ser del mismo tamaño.

Las salas ideales para dicha distribución son aquellas tan pequeñas que sólo se componen con un sillón recto y largo, pues éste marcará un extremo del ángulo; el otro será hecho con el resto de elementos que componen la sala: una silla, alguna lámpara de piso, las o las mesitas, etcétera.

¿Alguna de estas distribuciones se adecua a tus necesidades?, ¡dinos cual!
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!