Casa Dalias: Salas de estilo minimalista por grupoarquitectura

13 salas con grandes ventanales que te van a encantar (y a inspirar)

Xochitl Díaz Xochitl Díaz
Google+
Loading admin actions …

¡13 beneficios de tener grandes ventanales en la sala!

¿Te gusta verlas pero aún te causa cierta incertidumbre poner grandes ventanas en tu sala? Pues prepárate que en este libro de ideas tenemos trece razones para que dejes a un lado las dudas y te aventures a sacrificar muros e instales ventanales.

De ti dependerá la apropiación de dichas alternativas, puedes variar el tamaño, los materiales, la decoración, recuerda que el punto es que te inspires para que crees algo único.

1. Ahorras en el recubrimiento de tu sala

Si has elegido un recubrimiento sofisticado y de un costo considerable, cualquier idea que te ayude a dejar un sitio sin recubrir te encantará, ¿qué tal poner, en lugar de un muro, un gran ventanal?

2. Donde hay ventana ya no debes de decorar

Un pared sin adornos muy próximos o pendiendo de ella se ve olvidada, pero si pones una ventana, justo como lo hacen los profesionales de Mariangel Coghlan, ya no tendrá que preocuparte por qué ponerle encima, quizá sólo tendrías que considerar unas buenas cortinas.

3. Durante el día no tienes que prender la luz

No temas eliminar por completo un lateral de tu casa y cubrirla con cristal, te aseguramos que los ventanales que obtendrás ayudarán a ahorrar energía, y tu recibo de luz en el próximo bimestre te lo comprobará.

4. Tienes una vista de ensueño

Un ventanal sin nada que lo cubra brinda una vista maravillosa, es como si un enorme cuadro estuviera decorando tu sala. Ya cuando quieras intimidad sólo corres las cortinas.

5. Tienes ventana y acceso

Con ventanas tan grandes en tu sala no necesitarás tener puertas, pues pasarás entre ellas sin ningún problema. Como ejemplo mira hacia arriba y admira el acceso de la sala al balcón… ¡es un ventanal!

6. Las adaptas facilmente a la forma de tu sala

Portafolio Fotografía de Arquitectura & DI: Salas de estilo moderno por Kroma Photo
Kroma Photo

Portafolio Fotografía de Arquitectura & DI

Kroma Photo

Las ventanas pequeñitas necesitan que cierres la estructura de tu casa hasta que sólo tengas los huecos diminutos, en cambio, grandes ventanales permiten cubrir todo lo que falta sin necesidad de reducir primero los espacios. Un buen ejemplo lo encuentras en la fotografía de arriba, la estructura la marca la chimenea, así que todo lo demás fue cubierto con los cristales.

7. Le dices adiós al calor

Ya no volverás a sufrir de bochornos en tu sala cuando un gran número de visitas estén ahí, y es que el cúmulo de gente siempre genera encierro de calor; pero ahora bastará con que abras una de tus grandes ventanas, incluso con que dejes sólo una rendija sentirás la frescura del viento.

8. Dices ¡no! a las lecturas con luz artificial

Sala de estar para músico: Salas de estilo ecléctico por MRamos
MRamos

Sala de estar para músico

MRamos

Esta idea sólo aplica para el día, pero al menos ya garantizas un buen tiempo sin exponer a tus ojos a la luz de cualquier bombilla, al mismo tiempo que disfrutas la comodidad de tus sillones.

9. Miras quien llama a tu puerta

Si vives en un departamento y cuentas con ventanas muy grandes orientadas hacia afuera, podrás sin problema pasar entre ellas y visualizar quien es aquella personal que ha ido a visitarte.

10. Disfrutas del clima comodamente

¿Algo mejor que ver llover, granizar o mover los árboles con el viento desde la comodidad de un sillón? nosotros creemos que pocas cosas lo superan, así que un punto más a favor de las grandes ventanas que nos permitan dicho objetivo.

11. Consigues un toque decorativo muy importante

Si tu casa tiene un estilo bien identificado, también el tipo de ventana que coloques tendrá un gran peso, por ejemplo, si tienes áreas libres, de gran tamaño, y sumamente pulcras, lo mejor es potencializar dicha sensación con ventanas de gran tamaño.

12. Tienes un pretexto para ser creativo

Con un hueco considerable en tu sala tendrás que ingeniarte maneras para cubrirlo y decorarlo: unas buenas cortinas, algunas útiles persianas, incluso unos paneles plegables.

13. Cuentas con algo más a lo que puedes impregnarle tu personalidad

Finalmente tienes ante ti un elemento más, en tu sala, para darle tu personalidad y trasmitirles a tus visitas, mediante telas, colores, texturas, todo aquello que te gusta.

¿Todavía le dirás ¡no! a las ventanas de gran tamaño?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!