7 salas blancas que querrás tener, pero no limpiar

Yadira Espinoza – homify Yadira Espinoza – homify
Google+
Loading admin actions …

El blanco el color ideal para iniciar ciclos, el blanco es el color de la esperanza y de las ilusiones. Es un color fresco, que en la decoración crea ambientes luminosos y visualmente más amplios. Es un color que a muchos encanta y que se le puede sacar mucho partido. De esto se trata el libro de ideas de hoy, enfocado totalmente a salas. Sigue leyendo…

Una sala de color blanco es la mejor opción para todos los amantes de casas luminosas, frescas, amables, elegantes y apacibles. El color blanco posibilita añadir visualmente metros cuadrados a habitaciones pequeñas y sacar nuestra vena más creativa incluyendo elementos decorativos. El blanco admite cualquier color en cojines, mantas o alfombras y se adapta a todos los estilos decorativos. Podemos combinarlo con madera para crear estancias agradables, incorporar textiles de color neutro para conseguir un estilo escandinavo o llenar los sofás de cojines coloridos para incorporar vida a la habitación. Aquí te vamos a dar varios tips e ideas. Echa un vistazo y toma nota! 

1. A doble altura ¡y espectacular!

Salas de estilo moderno por AL ARCHITEKT

Cuando nos sobran metros cuadrados, esta es una idea sensacional. Una sala de estar con mesa al centro en color negro que contrasta con el blanco de los sillones, pero que está a tono con el flamante piano en una de las esquinas de la enorme habitación. Una idea de que combinar estancias en un mismo espacio se logra, tanto en casas grandes como pequeñas. 

Una sala con biblioteca integrada. Una sala con piano, ideal para quienes aman la música y las reuniones con los amigos, el vino tinto y los placeres de la vida. Obvio, en estos sillones, derramar el vino tinto ¡no es lo mejor!

2. ¡Luminosa al máximo!

Salas de estilo  por Anna & Eugeni Bach
Anna & Eugeni Bach

Salon Reforma Urgell

Anna & Eugeni Bach

Esta sala pertenece a un piso cerca de Barcelona. Todas las vistas y marcos, tanto en puertas como ventanas, se conserva para, según sus diseñadores, mantener el espíritu mediterráneo de la región. Además de hacer resaltar la madera, la pintura y la decoración blanca aportan protagonismo al diseño del suelo. 

Los únicos que añaden color a esta estancia son las plantas y los elementos que hay en los estantes empotrados en la pared. Una sala fresca y elegante para quienes les guste vivir cómodamente, leer un buen libro en los días lluviosos mientras se toma una taza de té o café. 

3. Pequeña y muy actual

Este departamento en Madrid fue diseñado por Sucursal Urbana Universo Sostenible. Es un buen ejemplo para demostrar como un par de detalles en color darán vida a una sala completamente en blanco. El pequeño muro que separa la cocina de la sala ha sido transformada en un práctico pizarrón que aporta carácter al elemento y a la estancia. ¿A poco no es una idea genial? ¡Aprovecha cada centímetro cuadrado de una estancia pequeña!. Más tips aquí: ¡9 ideas para optimizar el espacio en casas pequeñas!

4. De diseño y muy espaciosa

Salas de estilo minimalista por Consuelo Jorge Arquitetos
Consuelo Jorge Arquitetos

Apartamento da Colecionadora

Consuelo Jorge Arquitetos

Esta enorme sala esta llena de piezas de diseño que encajan perfectamente unas con otras gracias al color blanco de techos, paredes y sofás. Sin duda, el color blanco es una base decorativa muy flexible que consigue combinar diferentes estilos con gran consonancia. Cabe recalcar que los techos blancos te ayudarán a agrandar la sala y le darán profundidad, sobre todo si no son  muy altos. 

5. Agregando poquito color

Si prefieres utilizar tonos cálidos en vez del impecable blanco, puedes optar por tonalidades crema, arena o tierra. La cantidad de luz que reciban y los colores que tengan alrededor influyen considerablemente en estos tonos.  Variando los complementos, podrás pasar fácilmente de tener una sala informal a una más sofisticado. Es una forma ingeniosa de utilizar el blanco sin arriesgarse demasiado. ¿No crees? Más ideas de salas en color crema y tonos cálidos, aquí: ¿Sala en colores neutros? ¡5 ideas para ponerle color y estilo!

6. Sala y comedor en una misma estancia

El color blanco es ideal cuando se comparten estancias en una habitación, como el ejemplo que vemos aquí. Las paredes y techo blanco, al igual que el piso en madera color claro, crean una continuidad, que hacen ver un pequeño espacio más grande de lo que es. Si el mobiliario, es también blanco, el ambiente será fresco y luminoso. 

7. ¿Y la madera?

La madera en una sala con color blanco acentúa al máximo la calidez. En este diseño moderno, el gran protagonista es el sofá en blanco de tres plazas donde la última, además, es una media cama que se extiende para colocar nuestros pies o tener más espacio donde sentar invitados. Sin embargo, esta pieza de mobiliario resalta gracias al diseño que le rodea y este es un buen tip para quienes gustan las salas blancas, pero quieren combinarla con otros colores. Toma nota: el piso puede ser de otro color, como por ejemplo gris o negro, o de madera. El techo y las paredes igual. Aquí por ejemplo, destaca la pared y techo revestidas en madera, y los estantes en color negro aportan elegancia y contraste al sofá reluciente en blanco.  Todo es cuestión de que te pongas a analizar bien que es lo que quieres para tu sala y recuerda algo muy importante, una sala blanca siempre tiene que verse: ¡BLANCA! Así que ¡a limpiar!

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!