Rancho El Colomo // 2014.: Salas de estilo moderno por TocoMadera

10 combinaciones de colores para que tu sala se vea más grande

Xochitl Díaz Xochitl Díaz
Google+
Loading admin actions …

Una sala pequeña no es ineficiente, de hecho es capaz de funcionar de la misma manera que una con grandes dimensiones, lo único es que necesita un poco de ayuda extra, y entre los factores benefactores se encuentran los colores.

Hablamos de este tema en plural porque sólo uno en la habitación puede resultar simple, pero, ¿qué tal si convergen dos o tres tonos?, el resultado será mucho más dinámico, atractivo e eficaz, pues una combinación adecuada de colores puede hacer que… ¡la sala luzca más grande!

1. Blanco, crema y café claro

SALA-COMEDOR: Salas de estilo minimalista por FERAARQUITECTOS
FERAARQUITECTOS

SALA-COMEDOR

FERAARQUITECTOS

Comencemos con esta combinación de tres colores donde el éxito está asegurado, puesto que todos son tonos fáciles de acoplar en el ambiente de una sala. El blanco porque su neutralidad va perfecto con todos los estilos decorativos posibles, además de que es un pigmento que visualmente genera mucha amplitud; el crema porque da una sensación de mayor acogimiento y rompe con lo monocromático del blanco sin hacer un contraste demasiado agresivo; y el toque de café, brindado por una madera sin muchos retoques, marca distintas partes de la sala para generar dinamismo y evitar que el lugar no se vea amontonado.

2. Café, naranja, crema… (y un toque de verde)

Esta segunda idea es fabulosa porque tiene un truco para que no nos perdamos: seguir una misma categoría cromática, es decir, elegir el azul, verde, amarillo y sus degradaciones. En este ejemplo los tonos terra fueron los protagonistas, por eso hay un café oscuro en un muro, un tono más claro en los muebles, algo más vistoso en la pared naranja y el tono crema, que es la degradación más sutil, como detalle en muebles y paredes.

No podemos olvidar el verde que es el contraste perfecto para que todos los tonos destaquen y no se opaquen unos con otros, ¿notas cómo fue incluido?

3. Café y blanco

Residencia R53: Salas de estilo moderno por Imativa Arquitectos
Imativa Arquitectos

Residencia R53

Imativa Arquitectos

Este dúo asegura un éxito rotundo y es que combinados en una sala pequeña no necesitan más. El blanco genera la idea de amplitud que siempre se busca en lugares pequeños; mientras que el café genera esa atmósfera de acogimiento y familiaridad, básica en un lugar que se encarga de dar la bienvenida a las visitas.

Una vez que se se tiene esos dos colores pueden ser incluidos algunos más, no te decimos cuales porque al tener café y blanco en la atmósfera, prácticamente cualquier otro tono es más que bienvenido.

4. Blanco, crema y caoba

Seguimos con el blanco y el crema pues para ayudar a estancias pequeñas se necesitan tonos claros, pero ahora le añadimos un toque de caoba brindado por el parquet del piso.

Aquí el modo de combinación fue por niveles, uno el piso, dos las paredes, y tres el techo pero, ¿por qué hacerlo de eso modo? Se realiza de esa manera para hacer que los muros se noten por separado y sus dimensiones destaquen lo más que se pueda, pues cuando están igual que el techo o piso parece que acaban muy pronto.

5. Blanco y verde

Si nos centramos en el contorno de la sala realizado por las paredes, hay una combinación de dos colores: blanco y verde. Lo importante a destacar aquí es el tono verde utilizado: no es muy claro, de hecho tiene una saturación considerable, ¿lo notaste? 

La elección de dicho color responde al hecho de generar profundidad en la sala y hacerla parecer más extensa de lo que en realidad es, y es que nuestro cerebro piensa: si esa pared es más oscura es porque tiene una profundidad considerable; aunque en realidad no tenga tanta.

6. Café y verde

Parque México: Salas de estilo topical por All Arquitectura
All Arquitectura

Parque México

All Arquitectura

Aunque hay más colores de por medio, concentremos nuestro interés en el café y verde que posee la linda sala de arriba. Primero el tono café, ya que se encarga de que la sala absorba un poco de las dimensiones aledañas y así no parecer tan pequeña, pues en general, este color tiene cabida en toda la casa. En cuanto al verde oliva, éste es aquel que posee el mayor grado de estrategia, pues está en el tapizado de los muebles, de todas las habitaciones, logrando que la sala se vea más extendida.

En resumen, entre ambos generan una atmósfera familiar y muy rústica; si eso quieres ya sabes qué combinar.

7. Café y verde menta

Si el blanco no te convence para ser aquel color que le de amplitud a tu diminuta sala elegir un tono que sea muy claro, en esta linda sala es un verde menta, y a nosotros nos tiene cautivados porque hace ver al ambiente más grande y permite que cualquier color con mucha presencia se instale en el mismo sitio; aquí son los muebles de piel quienes lo agradecen.

8. Gris en todas sus tonalidades

Remodelación Casa: Salas de estilo moderno por casas eco constructora
casas eco constructora

Remodelación Casa

casas eco constructora

Como octava octavo diseño realizado por Casa Eco Constructora, te traemos una idea donde el gris es amo y señor de la sala, puesto que lo único que varía es su intensidad.

El truco para decorar una sala pequeña en tonalidades grisáceas y que no se vuelva aburrida, fría, y visualmente más estrecha, radica en poner los tonos más claros en la mayoría de los lugares, sólo en las partes más alejadas de la luz colocar un gris fuerte, para que genere mucha profundidad.

9. Naranja, gris

Rancho El Colomo // 2014.: Salas de estilo moderno por TocoMadera
TocoMadera

Rancho El Colomo // 2014.

TocoMadera

También en esta bonita sala existen más colores que funden como detalles cromáticos, pero los protagonistas son el naranja, sumamente vistoso, y el gris, en el tono más neutral posible, es decir, no muy claro pero tampoco demasiado oscuro. La clave en esta combinación, si es que te logró cautivar, radica en tener un tono muy vistoso y otro sumamente neutral; uno distraerá la mirada y no dejará que se concentre en la pequeñez; el otro le quitará todo el exceso de saturación.

10. Blanco, azul y gris

Si no te gustan los tonos muy saturados también puedes ayudar a tu sala pequeña con tonos claros, lo ideal es elegir dos que sean neutrales y uno con un poco más de personalidad. Aquí el blanco y gris prácticamente cubren toda la atmósfera, el azul es el encargado de los detalles, pocos y sutiles para no romper con la homogeneidad de los otros dos tonos, pues la idea de amplitud de este ejemplo radica en tener un contorno idéntico, que no se note donde termina y acaba.

¿Tienes una combinación favorita?, ¡escríbenos cuál es!
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!