Recámaras de estilo moderno por Ansari Architects

Para tu recámara: 14 clósets sencillos y con estilo

Xochitl Díaz Xochitl Díaz
Google+
Loading admin actions …

Cuando se ha decidido tener la ropa en el mismo lugar donde se tiene un descanso placentero, el armario es uno de los elementos más importantes para que la recámara luzca fenomenal, y se mantenga en una atmósfera de orden, tanto con la ropa como otros artículos necesarios.

Si en tu habitación estás experimentando la convivencia de armario y cama, permanece en este libro de ideas que te decimos 14 maneras para hacerlas converger de maravilla.

1. A un metro de distancia y con puertas corredizas

Esta tercera manera de hacer converger cama y armario en la misma habitación radica en dejar sólo un metro de distancia; y aunque de inmediato pensamos que con ese espacio se obstaculiza el uso de ambos muebles, con el simple hecho de colocar puertas corredizas en el armario, se soluciona el problema.

2. De acuerdo con el diseño de la recámara

Esta novena idea nos recuerda que no podemos incluir algo en la recámara, ni en ninguna otra habitación, sólo porque nos sobra o no tiene un sitio; se debe de apelar porque todo encaje en un mismo estilo. Así que si el armario que quieres incluir no cumple esta función, píntalo, agrégale o quítale adornos, en fin, hazlo parte del diseño.

3. Armario y otros muebles más

Un armario puede prestar su estructura para algunos otros elementos de la recámara, de hecho, si se hace genera una combinación más fácil y eficaz con el resto de la habitación; así que un ropero con el video-mueble incluido se presenta como una idea perfecta.

4. Cada cosa en un extremo

Esta quinta idea consiste en dividir por la mitad al cuarto que compone la recámara, y acomodar en cada extremo el mobiliario perteneciente al vestidor y a la alcoba.

5. Muy poco espacio entre armario y cama

No temas a orientar tu armario muy cerca de tu cama, tomando un par de consideraciones es más que suficiente. La primera es que las puertas del ropero sean corredizas, pues si abren y cierran definitivamente la cama estorbará; la segunda radica en colocar los artículos que más se ocupan en las áreas que están 100% libres, y las menos utilizadas en aquellos sitios que se obstaculizan un poco por la cercanía de mobiliario.

6. Que los muebles compartan un tono similar

No importa que tan lejos o próximos estén los elementos principales (cama y armario), si comparten tonos de una misma gama cromática, está más que asegurado que lucirán en armonía.

7. Uso de madera lacada

Recurrir a la modalidad de madera que conocemos como lacada, debido a su superficie brillosa, es una buena manera de hacer que este mueble se mimetice a la perfección con el ambiente de la recámara, pues refleja lo próximo a él.

8. Una pared con mucho estilo

No hay que tener miedo a sacrificar una pared completa de la recámara con tal de incluir un armario con las dimensiones y el diseño anhelado. En esta idea sólo se debe considerar como dato extra, que con una presencia tan preponderante los demás artículos deben ser sencillos y pocos.

9. Buscar que todo encaje a la medida

Tener un metro a la mano durante todo el proceso de inclusión del armario en la recámara es algo imprescindible, ¿por qué? La respuesta es sencilla, sólo con esta herramienta se pueden obtener la medidas perfectas, y es que lucen mejor los mueble que se ven justos en el espacios, que aquellos que se muestran más grandes o pequeños.

10. Hasta la dirección de abertura importa

Ya mencionamos que las puertas corredizas son un recurso fenomenal, pero para que un armario conviva a la perfección con el resto de la recámara es importante considerar hasta la dirección en la que dichas puertas van a correr.

11. No es necesario un armario enorme

Para esta segunda manera, cabe señalar que el armario incluido no siempre es de amplias dimensiones, con uno pequeño es más que suficiente, incluso es más fácil orientarlo, hasta en los muros menos simétricos, como el ejemplo de arriba, ya si hace falta espacio, hasta se pueden colocar artículos encima.

12. Nunca sobran los anaqueles

Si crees que tu ropero tiene muchos compartimentos, incorpóralo de todos modos en tu recámara, después de hacerlo notarás que cada cajón es útil, si no para guardar ropa, zapatos o accesorios, sí para algunos objetos de la habitación que antes no tenían lugar propio.

13. Sí a la creatividad

Mucha atención al espacio vacío, esa es la clave, sobre todo para que la recámara no sufra con la llegada del armario, pues éste se instalará en el lugar que nada ocupaba. Si resulta un tanto complicado pensarlo ahí… ¡a echar a volar la imaginación!

14. Un armario que divide

Cuando las recámara son de un tamaño considerable, existen en su interior varias otras estancias, lo que significa que deben existir ciertas divisiones. Si eso ocurre en tu habitación, no incluyas muros, mejor ocupa el armario como elemento que segmente. ¡Así de fácil puede ser incluido este mueble!

Y tú, ¿cuál de estas maneras utilizarías para incluir el armario en tu recámara?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!