de estilo  por homify

9 errores en el uso de aire acondicionado ¡que te hacen pagar más!

Joelia Dávila Joelia Dávila
Google+

Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de Privacidad y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro
Loading admin actions …

En el uso cotidiano del aire acondicionado damos por sentado que la maquinaria funcionará eternamente y sin necesidad de nuestra supervisión, cometiendo inconscientemente errores al ponerla a trabajar sin pensar en el mantenimiento y en ciertas prácticas de buen uso.

Estos errores generan varios problemas a corto y a largo plazo, como el aumento en las facturas de electricidad y, por lo tanto, un fuerte impacto en nuestro presupuesto familiar, también acorta la vida de los aparatos y, lo peor de todo, un mal manejo de este tipo de dispositivos puede afectar la salud y la seguridad de los habitantes de la vivienda así como al medio ambiente, emitiendo contaminantes.

Para ayudarte a identificar estas prácticas, hemos reunido una pequeña lista de errores que puedes prever y así manejar eficazmente tus aparatos de aire acondicionado, logrando que funcionen de manera eficiente y ahorrando lo más posible, ¡toma nota!

1. Olvidar la limpieza de los filtros

 de estilo  por homify

Los filtros del aire deben limpiarse una vez al mes por lo menos si el dispositivo se utiliza a diario. Es necesario levantar la pantalla frontal y retirarlos, eliminar el polvo y la pelusa de ellos, incluso lavarlos y secarlos perfectamente. El no hacerlo afecta la eficiencia de las manejadoras, el enfriamiento y algunas veces emite un olor bastante desagradable.

2. Bajar la temperatura de forma desmedida

A veces nos sentimos tan acalorados que bajamos y bajamos la temperatura de los aparatos hasta sentir frío, incluso hay quienes prefieren dormir con tres cobijas antes que subir la temperatura.

Esto puede ser muy tentador en pleno verano, pero la verdad es que se gasta más energía al pretender enfriar una cantidad de metros cúbicos durante demasiado tiempo, además de que puede causar problemas de salud al entrar y salir de espacios con temperaturas muy diferentes. Es mucho mejor lograr una sensación agradable, fresca pero no fría, que mantenga una atmósfera primaveral y no invernal.

3. Encender y forzar

El confort térmico para los humanos oscila entre los 25-27 grados, por lo que es la temperatura ideal para los aparatos. Si el aparato se mantiene entre los 25 y los 27 grados centígrados durante todo el día, no será necesario forzarlo a menor temperatura para enfriar el hogar en poco tiempo. 

¿Qué significa esto? Es común que apaguemos los aparatos al salir por las mañanas y los encendamos al regresar, por la tarde, cuando la casa completa ya ha guardado mucho calor. En ese momento queremos que enfríe mucho y rápido, bajando la temperatura y forzando el motor. Esto genera un gasto mucho mayor a dejar el aire encendido a una temperatura alta y agradable, evitando que la casa se caliente y que el motor se esfuerce de más.

4. Olvidamos darle mantenimiento

Una vez al año y antes de que comience la temporada de calor es imprescindible darle un servicio de mantenimiento profundo al aparato, desde la condensadora hasta la manejadora, las mangueras y los niveles de gas. Procura que sea antes de la temporada de pleno uso, así evitarás tener que encenderlo sin haberlo realizado (ya que a veces nos llegan olas de calor sin avisar), y te ahorrarás bastante al contratar a los profesionales antes de la época de mayor demanda.

5. Colocar cosas frente al aparato

Si el aparato o manejadora está ubicado en una ventana, procura que las cortinas no le caigan encima, que las persianas no tapen las salidas de aire ni coloques objetos frente a ella, pues esto evitará que se ventile la habitación como debe ser y el motor comenzará a forzarse.

6. No usar ventiladores

Los ventiladores, ya sean de techo o de pedestal, son muy útiles para propagar el aire fresco emitido por los aparatos. Ayudan a distribuirlo hacia todos los rincones, elevando el aire caliente y manteniendo una ventilación adecuada. El no utilizarlos significa desperdiciar un recurso valioso, funcional y económico.

7. Dejar encendido el aire en recámaras vacías

Toda la familia debe ser responsable en este punto: si alguien saldrá de su habitación, apague el aire acondicionado, a menos que la casa se ubique en un lugar extremadamente caliente en donde es preferible dejarlo encendido a una temperatura relativamente alta, únicamente para no permitir la entrada de calor.

8. No programar horarios

Los aparatos modernos cuentan con varias opciones en los controles, y una de ellas es la programación de horarios para encender, apagar y cambiar de temperatura. La función sleep sirve para programar la máquina para que se apague a cierta hora de la noche, cuando nos encontramos dormidos, pues nuestro cuerpo en ese momento puede mantener una temperatura agradable y nuestro cerebro está muy ocupado soñando como para darse cuenta.

Antes de hacer algo así, asegúrate de que la temperatura que se alcanza en la noche en tu localidad no sea demasiado alta, ignorar esto puede costar la vida de algunas personas.

9. Ignorar las fuentes de calor

Ventanas de estilo  por Maxlight
Maxlight

Winchmore Hill, London

Maxlight

Simplemente obviamos algunos detalles en casa y resulta que son fuentes de calor que no permiten que el aparato funcione en su totalidad, elevando los montos de energía eléctrica. Algunos de estos detalles son:

* Protege las ventanas con persianas o cortinas: cierto es que debemos aprovechar la luz solar lo más posible, pero si las ventanas están ubicadas hacia el oeste o suroeste, estás recibiendo más calor que luz. Con la protección adecuada puedes mantener iluminado y sin calentar el ambiente.

* No dejes puertas abiertas, ¡se fuga el aire fresco!

* Aísla perfectamente marqueterías y quicios de puertas y ventanas, evitarás que entre calor o que salga frescura ¡o todo al mismo tiempo!

* No coloques los aparatos cerca de fuentes de calor indispensables como la estufa, en la cocina, la chimenea, los hornos o junto a una ventana.

Esperamos que, después de leer esta lista de errores, identifiques los tuyos y comiences a corregirlos, ¡vale la pena!

Para seguir disfrutando y aprendiendo, descubre estas 5 casas modernas con sus planos ¡para que te inspires!

En homify tenemos tips, ideas y consejos para mejorar tu hogar.
Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!