de estilo  por Pretoria electrician

Lo que NO debes hacer sin la ayuda de un profesional

Joelia Dávila Joelia Dávila
Google+
Loading admin actions …

Suele pasar que por querer ahorrarnos un dinerito o porque nos creemos expertos en el tema, omitimos contratar los servicios de un profesional y nos armamos de herramientas, de guantes y de mucho entusiasmo para realizar tareas de casa que no son nada simples y que, por supuesto, necesitan ser realizadas por alguien experto, por un profesional en la materia.

Desde instalar una lámpara de techo hasta cambiar una tubería del lavabo, desde instalar el calentador de agua hasta darle servicio al aire acondicionado, son actividades que, si no dominamos como un oficio al cual nos dediquemos cotidianamente, debemos dejar en manos de quienes sí saben realizarlas y cuentan con todas las herramientas y cuidados necesarios para llevarlas a cabo.

El ignorar este punto e insistir en cambiar la llave del agua o emplastar las paredes nosotros mismos nos puede traer los siguientes problemas:

1. De infraestructura: un corto por la mala instalación de una lámpara puede provocar que todo el sistema eléctrico se eche a perder, o una fuga de agua puede dañar la losa de entrepiso o el revestimiento de madera de la cocina.

2. Un accidente: un corto circuito puede provocar un incendio, la mala instalación de una teja puede provocar golpes que podrían ser hasta fatales, o una loseta quebrada puede hacer que alguien tropiece y caiga.

3. Gastar mucho más dinero: dice el dicho que lo barato sale caro, y por querer ahorrar lo del plomero terminamos pagando lo del plomero de emergencia y los materiales nuevos más lo que ya habíamos gastado con nuestra inexperta intervención.

Para evitar estos problemas, aquí te damos algunos ejemplos de lo que no debemos tomar a la ligera y para lo cual es mejor contratar los servicios de un profesional.

1. Detalles e instalaciones eléctricas

Es uno de los aspectos más riesgosos de casa. Querer abarcar este oficio sin tener los conocimientos básicos puede ser fatal, un corto circuito nos puede dejar sin vivienda o podemos sufrir alguna descarga eléctrica grave. Si quieres instalar una lámpara de techo, conectar algún equipo de mayor carga, necesitas una nueva terminal 220 o el centro de carga está fallando, lo primero que hay que hacer es llamar a un técnico eléctrico o profesional en electricidad.

Si tu vivienda sufre alguna avería y no la localizas fácilmente, baja todas las terminales para cortar toda corriente eléctrica en lo que te comunicas con un electricista.

2. Uso de andamios

El caminar, trabajar y manejarse con seguridad y fluidez sobre andamios es todo un arte, y no cualquiera lo domina. Si no te dedicas a la construcción, nunca te has subido a ninguno y no cuentas con supervisión, entonces no es el mejor momento para aprender.

Si quieres arreglar algo en la cornisa, limpiar las ventanas del segundo piso o cambiar un revestimiento en la parte alta de la casa y tienes un andamio cerca, mejor contacta a un albañil o técnico experto en el trabajo que te interesa realizar, él o ella sabrá mejor que nadie cómo usar esta generosa herramienta.

3. Construcción

El saber poner un ladrillo sobre otro o clavar maderas no nos convierte en constructores. El dominio de este oficio requiere de mucha experiencia, de técnicas y estrategias que se van aprendiendo con el tiempo y de conocimientos prácticos sobre física, química y matemáticas, cosas que no se aprenden en la escuela sino trabajando.

Puedes participar en la construcción de tu casa, ayudando en algún colado, en la instalación de detalles o en los acabados, ¡es inspirador hacerlo! Pero si no te dedicas a la construcción, no intentes hacerlo todo por tu cuenta, mejor acércate a un despacho de arquitectura, de construcción o directamente con una cuadrilla de albañiles o con su contratista.

4. Trabajos en la cocina

¿Se descompuso un horno?, ¿no sale el gas correctamente por las hornillas de la estufa?, ¿la campana extractora está saturada? Puedes intentar desinstalar algún mueble o retirar algún equipo, cortando previamente la energía eléctrica, la del gas y la corriente de agua, pero en ningún momento intentes moverle a los aparatos y mucho menos si se trata de gas o de electricidad.

Sólo un experto sabrá si hay fuga en la tubería del gas o si el horno ya no tiene remedio, y podrá arreglar el problema con la información adecuada y tu autorización. Hacerlo de otra manera puede terminar en un desastre.

5. Arreglar las paredes, humedad y moho

El manejo de moho, salitre o cualquier tipo de humedad en las paredes y estructuras debe ser tratado únicamente por expertos en la materia. Si bien tenemos acceso a productos de limpieza que ayudan a combatir el moho en zonas húmedas como el baño o la cocina, éste debe ser únicamente para áreas muy reducidas y en un grado inicial. 

Si tu casa ya cuenta con grandes superficies mohosas no trates de retirarlo ni curar los materiales: el moho es un hongo que despide microorganismos tóxicos, muy dañinos para la salud, sólo personal con el equipo adecuado debe hacerlo. De hecho, no es saludable ni siquiera que se habiten sitios en esas condiciones.

En cuanto al salitre, éste daña la estructura de la construcción, para arreglar una edificación con este problema es necesario que te acerques a profesionales de la construcción, pues tal vez tengas que retirar pisos, levantar capas de tierra y volver a compactar, tal vez hasta sustituir columnas o cimentaciones.

6. Colgar instalaciones

Todos podemos colgar cosas en las paredes: tomar el taladro o el rotomartillo, incluso el martillo si se trata de muros falsos, colocar un clavo o un taquete para tornillo y colgar algún cuadro. Pero si se trata de colgar instalaciones sobre o entre las estructuras del techo como trabes, por detrás del plafón o perforando la losa, evita causar algún daño o tener algún accidente y acércate a un experto, ya sea eléctrico o carpintero dependiendo de la instalación.

7. Arreglar escaleras

La escalera es una estructura crucial en cualquier edificación de más de un nivel, de ella depende el uso que se le dé al espacio y la seguridad de sus habitantes. Si alguna huella, un peralte o cualquier elemento de ella necesita reparación, puedes contratar a un albañil, herrero o carpintero dependiendo del material con que esté construida. Un arreglo sin experiencia puede generar desniveles o mala posición de las piezas y causar accidentes.

8. Plomería

Los trabajos de plomería nos parecen lo más simple y es común pensar: no pagaré por que cambien un tubo, porque pongan un empaque, porque quiten una llave, pero cuando lo hacemos nosotros y sin tener el suficiente conocimiento, terminamos pagando eso y más.

El conocimiento de un plomero es uno de los más apreciados, sólo los expertos en sistemas hidráulicos de agua potable, drenaje y hasta pluvial, sabrán reconocer qué diámetro de tubo se requiere, qué tipo de válvula y desde dónde debe cortarse el agua en caso de necesitarlo.

9. Colocación de pisos

Puede parecer un chiste, pero cuando dejamos una loseta al revés en el mosaico de nuestro piso ya no parece tan gracioso. Y es que no se trata de poner cemento y aventar las piezas, el colocar un enlosetado es un oficio de precisión y exactitud, un trabajo que debe cuidarse al detalle. Las juntas deben medir lo mismo, todas, si hay un diseño tipo mosaico o simplemente una organización en los colores o en las texturas es probable que, sin experiencia, se rompa con el modelo.

Tampoco es fácil colocar el cemento que habrá de recibir las piezas, colocar la boquilla, limpiar para retirar las rebabas y nivelar perfectamente, así que mejor no te arriesgues. Busca a un buen losetero, que de preferencia tenga buenas referencias porque no cualquiera hace trabajos de calidad.

10. Reparar o construir un techo

Para construir un techo o cubierta, necesitas ser un profesional de la construcción, ya sea como albañil, como ingeniero o como arquitecto. Si no lo eres, mejor contrata a uno, no pongas en riesgo la integridad de tu familia y de tu patrimonio por ahorrar.

Si hay algún problema en la cubierta y requiere reparación, debes saber que puede haber secciones en la cubierta en donde no debes colocarte, porque se encuentran líneas de instalaciones o es un espacio vacío entre dos trabes. Un especialista en estructuras sabrá en dónde se puede cargar peso y en dónde no.

11. Impermeabilizar los techos

Poner un material de impermeabilización en mal estado o con una mala técnica significa haber gastado sin sentido, pues con una pequeña rendija que haya quedado es suficiente para generar una gran fuga y goteras, dañando la cubierta de nuevo.

Ya sea que quieras colocar lámina inoxidable, papel arenado o poliuretano espreado, contrata el servicio de alguna empresa dedicada a ello, la seguridad de tu familia y las condiciones de tu vivienda lo valen.

12. Trabajos en el baño

Fugas de agua, problemas eléctricos o daños en los muebles deben ser reparados por un experto. El tratar de arreglarlo por tu cuenta sin saber bien de qué se trata puede provocar grandes fugas, que las tuberías se rompan y se inunde el piso o que te lastimes con los muebles quebrados.

Es indispensable que no toques nada húmedo si hay algún corto, ni que te acerques a las tomas de corriente o aparatos si hay agua en el piso, podría ser muy peligroso.

13. Instalación de pisos de madera

La madera en el piso, ya sea en duela de listones largos o en mosaicos, debe estar perfectamente curada y colocarse sobre una superficie suave y blanda para no quebrarse y amortiguar correctamente, recordemos que la madera tiende a expandirse o a contraerse debido a las condiciones climáticas y de mantenimiento que tengan. El no saber esto puede provocar que se tenga un piso que truene demasiado, desequilibrado, que se levante con facilidad o que se rompa y humedezca si no ha sido curado.

En todos los casos, procura acercarte a un experto, muchos de ellos no son profesionales preparados con carreras universitarias porque no todos los oficios cuentan con ello, pero tanto las carreras técnicas como la experiencia en el ramo dan más conocimiento y sabiduría a quien ha sabido trabajar con pasión y compromiso. Recuerda que las recomendaciones y referencias son la mejor carta de presentación, siempre revisa con quién ha trabajado tal persona y cómo han sido sus trabajos, y entonces toma la mejor decisión.

Para seguir descubriendo, conoce estas 14 superficies para una cocina moderna.

No dejes pasar los tips que homify te ofrece para el mantenimiento de tu hogar.
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!