Antes y después de 5 salas: ¡transformaciones increíbles!

Joelia Dávila Joelia Dávila
Google+
Loading admin actions …

¿Estás listo para sorprenderte con los radicales cambios que se hicieron en 5 fabulosas salas? Obviamente, antes del cambio no eran fabulosas, no tenían color, estaban apagadas, algunas inutilizadas, otras abandonadas, algunas pasada de moda… pero después de la intervención y creatividad de los diseñadores ahora lucen amplias, luminosas, renovadas ¡y bellísimas!

En este libro de ideas te mostraremos el antes y el después de 5 salas con distintas dimensiones y distribuciones, puede ser que alguna de ellas se adapte a la tuya y te llegue la inspiración para renovar tu propia sala. No siempre se necesita mucho presupuesto para hacer cambios en casa, a veces es sólo cuestión de cambiar el color, la distribución de los muebles, darle una manita de gato a la madera de la marquetería o de la credenza, cambiar los textiles de los sillones o revestir algún zócalo o la vieja chimenea. Aquí encontrarás ejemplos de todo tipo, ¡seguro que alguno te inspirará! ¿Vamos?

1. Antes: Una sala en muy malas condiciones

Para comenzar ¡vámonos a Italia! Específicamente en la ciudad de Milán, en donde un viejo apartamento se encontraba en pésimas condiciones y para volver a habitarlo era necesaria una restauración. En esta imagen podemos ver el área destinada a la estancia: un piso de madera dañada, paredes enmohecidas, con pintura roída y puertas de madera carcomida. ¿Qué pasó después?

Después: ¡Una sala de película!

El arquitecto Andrea Pella, de Italia, tuvo ingeniosas ideas para remodelar esta sala ¡y dejarla maravillosa! Hasta parece otra casa, ¿cierto? Ahora se trata de una sala con mucha luz, brillante y reluciente, llena de orden y tranquilidad. Se respetó el área del balcón y fue éste el elemento que marcó la distribución del lugar. Junto a la puerta de dos hojas se instalaron dos libreros con fondo negro, el cual resalta entre tanta blancura junto con el tapete negro. El aire acondicionado se instaló sobre los portones de una manera discreta de tal modo que no afecta el diseño. Sobre el sillón, una serie de luces led crean un ambiente diáfano, dando un poco de misterio y calidez a la habitación, ¿qué te parece?

2. Antes: Una chimenea sin gracia

Viajamos ahora a Portugal para conocer este apartamento que curiosamente cuenta con chimenea, ¡pero no te confundas! Este elemento no estaba precisamente bien aprovechado… La chimenea era demasiado ostentosa pero al mismo tiempo se perdía entre la monotonía del lugar: blanca, igual que las paredes, sin ningún detalle en ella que la rescatara del aburrimiento. El piso de barro, en lugar de brindar color y vida al espacio, lo hacía ver anticuado y oscuro a pesar del gran ventanal. Pocos elementos, desorden en el mobiliario, cuadros sin simetría, ¡no sólo a la chimenea le faltaba algo de gracia!

Después: Una sala llena de luz

Afortunadamente las cosas cambiaron en esta estancia. El piso de baldosas de barro se cambió por uno de madera clara, la cual refleja divinamente la luz que entra a raudales por el ventanal. Las paredes se mantienen blancas y el mobiliario, en sutil color crema, se convierte en un conector perfecto entre los colores neutrales de las superficies y los destellos brillantes de los accesorios como cojines, lámparas y cuadros en las paredes, ahora instalados simétricamente. ¿Y la chimenea? Bueno, este elemento mantiene su protagonismo pero vestido con un traje más moderno. Al volumen se le eliminaron los rasgos anticuados del perfil y la cubierta, haciendo un simple cubo alto, sin resaques ni plataformas, puro y limpio, con una pantalla de acero y vidrio que le da un toque muy contemporáneo. Algo perfecto para darle nueva vida a esta casa, ¡maravilloso!

Diseño de Germano de Castro Pinheiro, despacho de Portugal.

3. Antes: Mucho espacio, poca visión

Ahora demos un gran salto para llegar a Hermosillo, en la hermosa Sonora. Aquí nos encontramos con la casa BR en donde el arquitecto Juan Luis Fernández tuvo a bien renovar el diseño y la distribución de los espacios. Esta es la sala, un lugar muy amplio y con mucha luz, pero ojo: tener grandes ventanales para la entrada de luz no significa que la casa se encuentre correctamente iluminada, pues a pesar de tener un gran torrente esta sala lucía oscura y pesada debido a la carga de elementos con que contaba: vistas de madera alrededor de toda la habitación, un bar en el centro del lugar hecho de madera y con muchos elementos, y una enorme alfombra que absorbía la luz en lugar de reflejarla. ¿En qué consistió el trabajo del arquitecto?

Después: ¿Otra casa?

No, tan sólo es ¡otra sala! La distribución y la estructura de la casa se respetaron, pero se modificaron los revestimientos, las texturas y se aprovechó mucho mejor la entrada de luz. Como podemos ver, los ventanales en forma de medio hexágono se eliminaron y en su lugar se colocó un ventanal único que conecta el interior con una terraza fresca y llena de color. El cielo es impactante ahora con la serie de vigas transversales en madera oscura sobre el blanquísimo plafón. Al centro, en lugar del bar se colocó una chimenea compartida con el comedor y protegida por un muro bajo de piedra, fusionando los espacios y permitiendo que la luz y el calor se comparta y difumine, en lugar de limitarse como lo hacía antes. Sin duda, un cambio extremo en donde la elegancia del mobiliario es la cereza de un delicioso y elegante pastel.

4. Antes: Melancolía pura

En Polonia nos encontramos con una casa construida en el siglo antepasado, sí, en 1883, ¡increíble! Y a pesar de encontrarse en perfectas condiciones, a esta sala le hacía falta una brisa de modernidad, de luz y brillo, pues a pesar de contar con elegantes muebles y elementos de madera perfectamente cuidada, la tonalidad verde de los muros y la opaca luz le daba cierto aire de melancolía…

Después: Color y modernidad

Los expertos de Projekt MB supieron combinar perfectamente lo clásico, lo antiguo y lo moderno sin perder de vista ningún detalle, destacando la riqueza del tiempo pero adecuando el lugar a las necesidades actuales en la vida cotidiana y las nuevas modas. Los libreros individuales se eliminaron y en su lugar se instaló un organizador de pared a pared en madera clara y con una delgada escalerilla para los estantes más altos. Las paredes se revistieron con un tapiz en vivos colores azul, gris y plata, combinando perfectamente con el sofá azul. Un sillón individual en color arena es el comodín del lugar, el elemento neutral que equilibra la explosión de colores y texturas que ahora alegran la estancia. La mesita de centro de estilo moderno sobre un clásico tapete persa son el resumen perfecto de la fusión de tiempos e historias que se conjugan en esta colorida sala.

5. Antes: Una sala un poco descuidada

En Londres hace tiempo podríamos habernos encontrado con esta sala, en un garage adaptado como vivienda. Al lugar le hacían falta muchas adecuaciones: la estructura del techo no tenía plafón, la iluminación era sórdida y limitada, las paredes estaban despintadas y seguramente el edificio ni siquiera estaba protegido del clima. Afortunadamente los profesionales de Patalab Architecture llegaron a rescatar el lugar, descubriendo que era un diamante en bruto.

Después: ¡Pura modernidad!

Sobra decir que este cambio ¡ha sido fantástico! Considerando que se trataba de un garage o almacén de un viejo taller mecánico, la superficie no era problema, ¡podían realizarse mil y una cosas dentro! Pero sin duda, la elección de los arquitectos fue exquisita, simplemente perfecta. Ahora es un lugar espacioso y luminoso. Para los diseñadores fue primordial preservar y enaltecer el carácter industrial del edificio, por lo que así se mantuvo, estilizando al máximo los elementos: los ladrillos de los muros principales se dejaron visibles pintándose de blanco para destacar su textura. El techo y el piso cambiaron radicalmente, los barrotes del techo se cubrieron con un diseño de plafones increíble, con juegos de formas y luces que sorprenden como naves extraterrestres. El piso de concreto se mantuvo pero se pulió y se le dio un tono más uniforme, elevando un curioso perímetro que se duplica en los plafones del cielo y resguarda una elegante sala gris. A un costado, unos muros de madera delimitan la escalera y el corredor central, equilibrando la frialdad del concreto y el color blanco, creando una atmósfera de acogedora calidez. Un cambio fantástico ¡y asombroso!

Y bien, ¿qué te parecieron estos cambios? Algunos sencillos, otros totalmente radicales, ¡pero todos maravillosos! Si quieres conocer los antes y después pero ahora de cocinas, visita Antes y después de 5 cocinas: ¡Transformaciones fabulosas!

Cuéntanos qué te parecieron estos cambios y si alguno te inspiró para tu hogar.
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!