Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de Privacidad y acepto que mi información anterior sera procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

6 ideas para aprovechar el diseño de tu casa ¡y ponerte en forma!

Ana Martinez Ana Martinez
Loading admin actions …

Después de las fiestas, viene el arrepentimiento, y el inicio del año lleva de la mano un propósito que siempre procuramos pero que cuidamos solamente algunas veces: ponerse en forma, bajar de peso o llevar una vida saludable.  Ese mítico propósito que debería venir incluido con el año nuevo, y que se nos olvida en menos de una semana. La falta de tiempo es el pretexto más recurrente para evitarlo. Pero la verdad es que si no podemos darnos un tiempo para nosotros mismos, para relajarnos y cuidar de nuestra salud, entonces quién lo hará. Recuerda que si el trabajo es importante, si no nos cuidamos ya no podremos hacerlo más, así que ve olvidando todos esos pretextos absurdos y comienza a hacer ejercicio.

Además, ponerte en forma es algo que puedes hacer fácilmente desde el hogar, así que el dinero ya no es un pretexto, lo único que necesitas es internet y una computadora, y  si quieres hacer una mejor inversión podrías comprar algún programa de entrenamiento por video, ya sea de pilates, zumba, aerobics o crossfit, para poner ese cuerpo en movimiento. Lo más difícil es lograr el primer mes, después de eso te darás cuenta que en verdad el ejercicio no es tan doloroso como parece, y que no sólo tu imagen cambia, sino que también te sentirás más relajado y con un mejor humor. Y para ayudarte te dejaremos algunos consejos para ejercitarte en tu hogar. No más pretextos, ¡y a ponerse en forma!

1. Subir y bajar escaleras

Las piernas y los glúteos son una parte importante del cuerpo de una mujer, y más ahora que el frío invierno comenzará a alejarse para dar la bienvenida al calor de la primavera, con los vestidos, las faldas cortas y los fines de semana en la alberca. Así que si quieres poder presumir ese hermoso bikini que compraste y que aún no estrenas, ahora es el momento perfecto para iniciar a trabajar en ese cuerpo de envidia. Y te tenemos una excelente noticia. ¡Las escaleras son una máquina perfecta! Así es, si lo que quieres es fortalecer y tonificar los glúteos o las piernas, las escaleras de tu hogar son unas excelentes aliadas. Podrías hacer algunas rutinas de saltos, o bien simplemente subir los escalones de dos en dos. Todo depende de tus habilidades, y también de la seguridad que tus escaleras representen, lo más recomendable es que tengan un barandal resistente, para evitar accidentes.

2. Crear un rincóncito fitness

Gimnasios de estilo  por «Студия 3.14»
«Студия 3.14»

Комната для йоги. Лофт по-восточному

«Студия 3.14»

Para hacer ejercicio no necesitamos tener grandes máquinas que nos ayuden, sino solamente un poco de voluntad. Así que antes de comenzar con programas de entrenamientos extenuantes, deberías probar un poco de ejercicios más básicos, como pilates, aerobics o yoga, así irás acostumbrando a tu cuerpo poco a poco a la actividad física, además de que para practicarlos sólo necesitas un espacio en tu recámara, y un tapete. Si crees que no tienes el espacio suficiente, podrías recorrer tus muebles hacia un sólo lado de la habitación, y dejar un espacio libre. 

3. ¿Y si creas un pequeño gimnasio en casa?

Gimnasios de estilo  por Bronx

¿Recuerdas que cuando elegiste tu nuevo hogar ese cuarto donde ahora guardas todo lo que no ocupas estaba pensado para ser un gimnasio? Pues bien, es hora de desempolvar las paredes y acondicionarlo. Puedes construir tu propio gimnasio en casa, con las máquinas y los elementos que necesitas. Tal vez al incio te parezca una gran inversión, pero a largo plazo, es un gasto mínimo con respecto a las mensualidades del gimnasio que te vas a ahorrar. Además, un gimnasio en casa es más higiénico, puesto que solamente tú utilizarás las máquinas.  Y si esa habitación aún no existe, entonces puedes habilitar algún rincón de tu hogar donde quepa una caminadora.

4. Para los pequeños, habitaciones divertidas…

En realidad los pequeños no necesitan tener muchas razones para hacer actividades físicas, pero podrías iniciarlos en alguna actividad que les apasione, y que pudieran practicar como familia, por ejemplo la escalada. Puedes habilitar una pequeña pared en su cuarto de juegos, como en esta propuesta de Roselind Wilson Design.

5. ¡Aprovecha tu jardín para saltar o correr!

El jardín es un área recreativa que no solamente sirve para que los niños tengan donde jugar, o para tener un bonito paisaje dónde tomar el café con las amigas, o dónde hacer una carne asada. De hecho, es el lugar perfecto para hacer ejercicio. Si tienes un jardín amplio, podrías construir un pequeño circuito para correr, alrededor de tu jardín, o acondicionar un circuito de entrenamiento, con algunos botes o cuerdas, para hacer saltos, abdominales y si es posible podrías instalar unas barras, o simplemente hacer lagartijas. Podrás tener un entrenamiento completo en tu jardín.

6. ¿Tienes alberca? ¡Úsala!

Una piscina es algo más que un lujo, y un símbolo de abundancia. De hecho, tener una piscina en casa puede ayudarte a mantenerte en forma. Por un lado, tener una piscina te recordará que debes lucir mejor para poder utilizar esos fabulosos trajes de baño, y además, la natación es un ejercicio muy completo que te ayudará a mejorar tu condición física.

Más ideas de como crear un gimnasio en casa, aquí: 5 pasos para diseñar un gimnasio en casa

Casas de estilo  por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!