Decora tu sala con poco presupuesto – ¡6 tips sensacionales!

Ana Martinez Ana Martinez
Loading admin actions …

La sala es un punto crucial de nuestro hogar. Es el punto de reunión donde de vez en cuando nos reunimos para dar las buenas  y las malas noticias, es el  escenario de risas y momentos divertidos en las reuniones con  los amigos, es la manta que nos cubre mientras vemos películas por las noches, los sillones que nos soportan cuando ya no podemos dar un paso más y nos desplomamos buscando que la programación del televisor llegue a rescatarnos del cansancio o del aburrimiento. Por todo lo anterior podríamos decir que la sala es un poco como la mamá de nuestras casas. Pensamos que no la necesitamos o que podríamos prescindir de ella, pero la verdad es que necesitamos que nos haga sentir cómodos para darnos cuenta que justo en ese rincón mullido del sillón es donde es nuestro verdadero hogar.

Y así como hay mamás de muchos tipos, también las salas las hay de muchos estilos. Hay algunas que nos invitan a aventarnos al sillón y olvidarnos del mundo; hay otras que nos contagian de su energía y nos ponen de excelente humor; hay otras que irradian tanta clase que incluso nos obligan a sentarnos derechitos. Pero la verdad es que todas las salas ejercen sobre nosotros un poder misterioso que hemos decidido desde el momento de decorarla. Aunque algunas veces el decorar algo suena como a un proceso muy costoso, la verdad es que podemos transformar nuestra sala en un espacio que nos haga sonreír, con un presupuesto pequeño, y para lograrlo hemos reunido algunos consejos que te gustarán a ti, y a tu bolsillo.

1. Para empezar: compra sólo lo necesario

Una sala no necesita estar repleta de cojines para ser muy cómoda de hecho el secreto está en conseguir los muebles que te brinden el confort suficiente para ya no necesitar complementos. Además, el ahorrar en algunos muebles innecesarios puede servir no sólo a tu bolsillo, sino también a otros fines prácticos, pues entre menos cosas haya en tu sala tendrás más espacio para caminar en ella, y disfrutarla. Además, recuerda definir un presupuesto y adaptar tus necesidades a él. No siempre un gran diseño debe ser caro, de hecho puedes encontrar algunas cosas sencillas, como esta mesa de centro que nos propone Contraste Interior, y combinarla con la iluminación y algunos detalles pequeños para lograr remarcar su belleza.

2. Decide con cuidado dónde estará tu sala ¿Porqué? Sigue leyendo…

Seleccionar el espacio en dónde estará tu sala, es también una forma de decorarla. Principalmente si tomamos en cuenta la iluminación de las habitaciones. Si tienes un espacio abierto, podrás probar colocando primero la sala en un rincón, y verás que el ambiente es más íntimo y cálido; mientras que si la ubicas al centro recibirá más luz, y tendrá más visibilidad creando una sensación de energía, frescura y un ambiente más amigable. 

Recuerda que si quieres ahorrar no solamente en la inversión inicial, sino también a largo plazo, entonces lo mejor es colocar tu sala cerca de una fuente amplia de luz natural, así podrás iluminarla más tiempo, e incluso disfrutar los cambios de color de los atardeceres.

3. Utiliza tu creatividad para el almacenamiento

Los estantes son unos mueblecitos muy útiles para ordenar y decorar, sobretodo si dejas que tu lado derecho del cerebro se encargue de diseñarlos. No necesitas estructuras grandes ni complejas, sino bien pensada, y podrás crear divertidas decoraciones para tu sala. También podrías construir algunas estanterías con formas geométricas, o simplemente innovar y colocar algunos tubos que sostengan tus libros y objetos anchos.

4. Elige la decoración con cuidado

Decorar nuestra sala no tiene porque ser una gran inversión. De hecho es más bien un reto a nuestra creatividad. Puedes lograr transformar una simple pared gris, es un pequeño museo a tus memorias. Desempolva las fotos antiguas, los pósters que alguna vez compraste en un mercado de pulgas, el cuadro que pintó tu hijo en el jardín de niños, o hasta tus discos de vinilo, y mezcla todo para crear un fabuloso collage. Pero no olvides elegir algún hilo conductor que mantenga la armonía del lugar, los colores pueden ser una excelente base, como en esta decoración con tonos marrones que BRICKS Studio nos propone. Y si tienes una pared blanca podrías combinar los colores de los marcos, o elegir elementos en blanco y negro para darle una apariencia más elegante.

5. Chispazos de color

Los colores son una excelente opción para decorar los espacios. Si tienes muebles coloridos, puedes ahorrar en la compra de otros accesorios. Procura elegir un color neutro de base, para poder combinar cualquier otro color. Los colores intensos y las texturas serán tus mejores aliados en esta labor decorativa. Y si quieres darle un toque más personal, podrías crear tus propios cojines, con parches de tela o pedazos de ropa que ya no utilices. Además, los colores te podrán ayudar a decorar mejor salas pequeñas, pues aportan imagen, pero no ocupan espacio.

6. Recuerda ell toque natural

Las flores y plantas son uno de los accesorios decorativos más bellos y económicos. No necesitas mucho dinero para comprar algunas flores en el mercado, y para los floreros podrías conseguir algunos diseños lisos, que son económicos en las tiendas de autoservicio, o incluso reciclar algunas botellas que tengas vacías, añade algunos cordones de colores y listo. Además, podrás renovar tu decoración de manera semana, simplemente cambiando las flores. Y si eres un apasionado de la naturaleza, podrías conseguir algunos viniles, o pintar algo que complemente tu decoración florar, como en esta sala de Ethnic Chic Home Couture.

Y para que tu sala luzca fantástica, también puedes consultar estos 10 trucos para que luzca sensacional, o bien algunos consejos para decorar tu sala con textiles. Dale vida a tu sala con unos pocos pesos, y deja que la felicidad se apodere de tu hogar.

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!