Casas de estilo clásico por Haacke Haus GmbH Co. KG

¡Los colores perfectos para la fachada de tu casa!

Joo Castro Chan Joo Castro Chan
Loading admin actions …

La fachada es la tarjeta de presentación de la casa, ya que determina la primera impresión de los visitantes al llegar a ella. Por lo tanto, es muy importante elegir el color adecuado que haga que la fachada luzca sensacional. 

La pintura que se elija para la fachada de la casa, depende totalmente del gusto personal, teniendo miles de opciones de tonalidades que pueden crear un gran número de combinaciones. Hay que tomar en cuenta que se debe estar muy seguro del color a escoger, ya que la pintura de una fachada dura varios años. También es importante recordar el efecto de las tonalidades, como el color naranja que es un tono cálido y acogedor, mientras que otros colores son más fríos, como el verde y el azul.  El tamaño, ubicación de la casa, incidencia solar y otros factores también repercuten en la elección del color perfecto de la fachada, es por eso que, a continuación, encontrarás algunos de nuestros consejos acompañados de imágenes proporcionadas por nuestros profesionales, para que puedas hacer una elección óptima de color para la fachada de tu casa.

Contraste de claro y oscuro

El clásico al pintar las fachadas. Paredes de color claro se mezclan con calma en su entorno, irradiando calidez y cordialidad. Además de los colores frecuentemente utilizados como el blanco, beige y amarillo, también se puede incluir el naranja. 

Cuando se opta por una fachada brillante, esta de igual forma se puede adaptar fácilmente a su entorno. Lo importante aquí, es cómo la fachada empieza a lucir aún más cuando su techo cuenta con un recubrimiento en un tono oscuro, que contrasta con la pintura clara de los muros, haciendo que la casa tenga mucho más presencia.

Todo en un mismo tono

Casas de estilo mediterraneo por Rimini Baustoffe GmbH
Rimini Baustoffe GmbH

Mediterranes Wohnhaus in Deutschland

Rimini Baustoffe GmbH

En esta fachada vemos como se unifican varios colores en un mismo tono, haciendo que la casa luzca perfecta.  La pintura de las paredes combina muy bien con la tonalidad del recubrimiento de las tejas en el techo y, a pesar del acento en color blanco que se encuentra en las ventanas, estas se vuelven parte integral del conjunto en una uniformidad tonal, creando un efecto visual sumamente agradable, con un carácter claramente acogedor.

Fachada en tono oscuro con techo brillante

Ahora vamos a ver una solución para el color de la fachada que difiere con la primer imagen de este libro de ideas, donde los muros de la fachada cuentan con un color oscuro, mientras que el techo tiene una tonalidad brillante, que igual crea un contraste pero haciendo que la casa se vea más arraigada y estable, con mucho más fortaleza y robustez. Este tipo de diseño para la fachada, queda simplemente perfecto en casas que cuentan con un gran jardín frontal o que se encuentran dentro de un entorno natural con vegetación abundante.

Compatibilidad entre materiales

Madera, yeso, vidrio, metal, tejas, piedra… tantas opciones que existen y combinaciones que se pueden hacer, que puede resultar abrumador. Para el color de la fachada, se puede optar por combinaciones clásicas que siempre funcionan, como paredes recubiertas de yeso con base de piedra, o tal vez una combinación más moderna en la que se mezcle madera con grandes ventanas, lo cual ayuda a no preocuparse tanto por la pintura, ya que el utilizar de forma aparente estos materiales, crean una visual muy agradable dentro del diseño de la fachada.

Seleccionar colores de acuerdo al estilo de la casa

Hay que tener cuidado en la elección de los colores de la fachada. Dependiendo del tipo de casa que vayamos a pintar, teniendo en cuenta el entorno urbano y natural en el que se encuentra. Por ejemplo, no es recomendable pintar la fachada de una casa de campo en un color rosa brillante, pero un verde oscuro que combina bien con la tierra y el entorno natural, hace que la casa luzca sumamente bella.  En el caso de tener una residencia de grandes dimensiones, no es aconsejable utilizar un color rojo intenso, ya que esto haría que se viera bastante abrumadora, pero esto no impide que este color pueda ser utilizado para tener un acento aquí y allá en la fachada.

Casas tradicionales

Algunas casas de tipo tradicional, con un corte un poco más europeo, cuentan con techos inclinados, recubiertos de tejas y grandes volúmenes que se erigen en forma vertical.  Este tipo de casas por lo general cuentan con colores claros en sus muros y fachada, como el blanco, el beige o tonos de amarillo tenue, que se ven acentuados por el rojo de las tejas de barro que recubren sus techos.  Esto se puede cambiar por algunos tonos de gris en puertas y ventanas, así como en las mismas rejas de las bardas, dándole un toque más original a la fachada, que sigue funcionando perfectamente bajo un fondo de color blanco y con las tejas rojas de los techos.

Con estilo barroco

Para revivir el estilo barroco en una casa, basta con implementar alguno de los elementos más característicos de este estilo, con forma curvas, adornos en fachada que en el barroco original eran a base de mármol y oro, pero que ahora se pueden sustituir para dar esta misma impresión y ser fiel al estilo con yeso pintado en color dorado y madera que puede sustituir el uso del mármol.  

También se recomienda el uso de un amarillo pálido contrastado por un tono marrón rojizo en techos y marcos de ventana, así como otros elementos que puedan acentuar la fachada, pero sin llegar a ser abrumadores para el espectador.

Fachadas renacentistas

Las fachadas renacentistas transportan a sus residentes a una época histórica, donde el arte se reflejaba inclusive en las casas y sus adornos llenos de lujo y detalles. La integración de elementos representativos de este movimiento como columnas y frontones, hace que las residencias luzcan realmente impresionantes y este estilo es más utilizado para grandes mansiones de lujo.  Los colores que se acostumbran para este tipo de fachadas son los grises claros y tonos ocres, con minuciosos detalles que las hacen lucir como verdaderas obras de arte.

Fachadas románicas

Las fachadas de estilo románico también tienen un aire de época, pero se distinguen por no tener tanta ornamentación como las fachadas barrocas o renacentistas.  Este estilo se basa más en crear fachadas de casas en grandes bloques, con una gran robustez que se ve acentuada gracias a los arcos y marcos de piedra que engalanan sus ventanas y entradas principales.  Los tonos neutros de beige, blanco y gris, se encargan de darles una cara mucho más sobria a casas que cuentan con este estilo clásico.

Para conocer más ideas para tu hogar en homify, haz click aquí.

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!