Fachada principal: Casas de estilo moderno por fc3arquitectura

Cómo comprar una casa cuando no se tiene mucho dinero (Fovisste, Fonhapo, Infonavit)

GracielaGomezOrefebre GracielaGomezOrefebre
Google+
Loading admin actions …

Fovissste, Fonhapo o Infonavit, Te decimos todo. La decisión de comprar una casa para la familia es algo que muchos desean hacer una realidad, dependiendo de algunos factores, ya que muchos prefieren alquilar e invertir sus ahorros en algún negocio,  que le sea productivo, por eso te encuentras  con dos tipos de personas las que alquilan y las que compran, es también un estilo de vida o una necesidad muy arraigada, en las costumbres familiares, contar con una vivienda propia.

Lo que es muy posible que suceda, que no tengas el efectivo necesario para comprar la casa que te conviene, en estos momentos y decidirte por alguno de los estilos de vida, alquiler o compra de vivienda.

Si la decisión es comprar y no te alcanza el efectivo, te mostraremos las variables que puedes conseguir en México, para solucionar ese paso, de comprar sin tener el dinero en este momento. Son varias opciones y cada una tiene sus pro y contras, es iniciar una aventura que te tendrá a veces un poco preocupado, pero posiblemente este se el inicio de un cambio en los parámetros de tu vida cambiándola para siempre. ¿Te atreves a seguir leyendo?

Importante: determinar tu situación financiera

En el tema anterior como comprar una casa si no tienes mucho dinero se analizó la situación financiera que es un punto muy importante, antes de decidirte a iniciar el proceso de compra.

Busca tu casa perfecta

Rastrea la casa perfecta. Con una idea clara de tu situación financiera y una vez elegido un método de compra, es hora de elegir una casa. Siendo de mucha importancia tomar nota de lo siguiente: jerarquiza las necesidades que quieres encontrar solucionadas en la casa que buscas, como la cercanía con tu trabajo, las dimensiones para que tu familia crezca etc. Revisa la prensa y busca casas en venta que estén dentro de lo que puedes pagar, ten en cuenta la zona donde se ubica ya que puedes encontrar casas que casi la regalan pero la zona es insegura. Conversa con vecinos de la zona. También está la opción de vivienda en vías de mejoras, esas casas o edificios recuperados y renovados pueden ser una buena compra a buen precio.

No te apegues a tus exigencias originales, se flexible y revalúa las ofertas con nuevos  criterios.

1. Recurre a una agencia inmobiliaria

Recurrir a una agencia inmobiliaria tiene una buena ventaja: allí encontrarás asesoría de expertos en estos trámites. En estas agencias te encuentras un buen agente que puede auxiliarte a lo largo de todo el proceso: primero te  ayuda en el diagnóstico de tus oportunidades financieras, después te  explica el solemne y enrevesado lenguaje del papeleo legal y te evita la fatiga de visitar propiedades que no se ajusten a tus necesidades.

Por supuesto, todo ello tiene un costo. Nada es de gratis en estos trámites. La comisión de una agencia inmobiliaria puede variar entre el 4 y el 10 % del valor total de la propiedad. Y una comisión menor al 4 % no necesariamente es un ahorro; puede ser señal de una agencia irregular.

2. Haz un trato directo: vendedor – comprador

Haz un trato directo. El trato directo te permite hacer negocios cara a cara. Si tienes habilidad para el regateo y disfrutas haciéndolo, puedes obtener una rebaja importante, e incluso negociar con bienes como un carro u otra propiedad, que con el banco imposible hacerlo.

Checa que puedes hacer un intercambio. Recuerda que en México es fácil ver en la calle o en los periódicos letreros como el siguiente: “Vendo o cambio por auto del año”. “Cambio departamento en el DF por casa en Puebla”.

Cuídate en este tipo de transacción porque puede tratarse de una estafa o propiedades que tienen problemas de sucesión, de impuestos o problemas legales en general. Si quien vende lo admite,  puedes conseguir una rebaja.

Antes de que te entusiasmes con este método recuerda: Cuenta con asesoría legal apropiada en todo momento. el contrato de compraventa debes hacerlo ante notario público con el trato directo de tu abogado.

3. Infonavit

Z. M. - Hacienda Los Venados: Casas de estilo moderno por MA5-Arquitectura
MA5-Arquitectura

Z. M. – Hacienda Los Venados

MA5-Arquitectura

Si solicitas un crédito con el Infonavit este te permite incluir en la operación créditos bancarios u otro tipo de préstamos. Si tus comisiones por ventas o en el trabajo que tienes han ido a la alza, algunos programas te dejan incluir en el tabulador, ese tipo de ingresos, a fin de aumentar el monto del crédito que puedes recibir.

La tasa de interés del mismo ronda el 12 % y el portal en línea ofrece un taller gratuito para que decidas qué tipo de crédito es el que más te conviene.

4. Fovissste

Verifica si puedes solicitar un crédito en Fovissste. Si tu eres trabajador del sector público, puedes solicitar un crédito Fovissste. De acuerdo con la modalidad, puedes obtener un crédito de casi un millón de pesos como uno de los beneficiados de un sorteo anual o el 100 % del dinero que tengas acumulado en el SAR (Sistema de Ahorro para el Retiro), sin que tengas que participar en el sorteo.

Ese dinero que consigues con ellos no es un regalo, tendrás que pagarlo, pero tanto el Infonavit como el Fovissste permiten solicitar crédito conyugal; es decir, un crédito sin tope que se otorga a los derechohabientes casados.

5. Fonhapo

Revisa si calificas en Fonhapo. Si no trabajas en una empresa formal ni en una instancia de gobierno y además tus recursos son más bien limitados, valdría la pena que revisaras si calificas para un subsidio Fonhapo (Fideicomiso Fondo Nacional de Habitaciones Populares), que se otorga mediante diversos programas (sobre todo en el medio rural) y se solicita en las oficinas del gobierno estatal o municipal.

6. Un crédito hipotecario

Solicita un crédito hipotecario en un banco, si no consigues un crédito gubernamental. Esto es mucho menos engorroso que los créditos gubernamentales.Es cierto que debes comprobar que tienes un ingreso de un ingreso más alto; además, a diferencia del Infonavit, a los bancos les interesa tu historial en el Buró de Crédito.Lo positivo es que la tasa de interés que deberás pagar puede ser mucho menor (en alguno casos, hasta del 8,5 %): uno o dos puntos porcentuales menos pueden ser decenas o centenas de miles de pesos en la suma total.Hay también en este tipo de financiamiento formas de conseguir el pago inicial no muy alto, obtener un pago mensual menor en momentos que el ingreso sea bajo, además de seguro de vida, enfermedad y desempleo.

- Consejos para ti -

Consulta a tu abogado. Esto te lo mencionamos antes y es bueno recordártelo. Él o ella es quien puede informarte sobre los documentos legales que se necesitan en una operación de compraventa y vigilar que se hallen en orden.

Asegúrate de efectuar las transacciones inmobiliarias ante un notario público.El notario público es quien es el encargado de identificar correctamente el inmueble y dar fe de que los documentos de ambas partes se hallen en orden.En un mundo ideal, el notario llevaría a cabo estas acciones de manera escrupulosa y honrada; en el mundo real, no está de más que tú o tu abogado se informen sobre el titular de la notaría donde se efectuará la operación. 

¿Cual de estos trámites te parecen más fluidos?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!