Santerra Residencial: Casas de estilo minimalista por Pure Design

10 tips para que puedas comprar tu casa (antes de lo que te imaginas)

Joelia Dávila Joelia Dávila
Google+
Loading admin actions …

Poder realizar el sueño de tener una casa propia es por lo que luchamos casi todos. Algún día todos pensamos en dejar de pagar renta, de vivir con los padres, de dejar el sofá del hermano mayor o regresar del internado y tener en dónde vivir, pues la vida con los papás después de vivir lejos de ellos ya nunca es igual.

En otros libros de ideas te hemos dado algunos consejos para buscar la casa de tus sueños y qué detalles tomar en cuenta, o si es mejor construir o comprar una casa ya hecha, incluso hemos hablado de los pros y los contras de las viviendas de interés social y los créditos hipotecarios, pues debes saber en dónde te vas a meter si decides comprar tu casa bajo financiamientos de hasta 30 años, con trámites burocráticos largos y con pagos mensuales que poco a poco se van incrementando. 

En esta ocasión traemos para ti algunos consejos de prevención y planeación, detalles sobre la disciplina financiera que debe aplicarse si queremos algún día materializar ese sueño de la mejor manera. Echa un vistazo, seguro alguno de ellos te será muy útil.

1. Ahorra el 30% de tu sueldo

Con mucho tiempo de anticipación, puedes ir ahorrando una tercera parte de tu sueldo, ya sea semanal o mensualmente, en una cuenta de ahorros personal o bien en una de inversión a largo plazo. La idea es que cuando tomes la decisión de comprar una casa, cuentes con la solvencia económica necesaria para iniciar los trámites, dar el apartado y, de ser posible, correr con los gastos escriturales sin comprometer el monto del crédito. 

Por otro lado, si ahorras lo suficiente, podrías hasta comprarla de contado, te ahorras intereses, trámites engorrosos y mucho, mucho tiempo.

2. Aparta un 20% del costo

Si piensas comprar tu vivienda con crédito hipotecario bancario o de alguna financiera que no sea Infonavit o Fovissste, debes considerar que las instituciones aportan únicamente el 80% del costo que arroje el avalúo de la vivienda. Para poder aprovechar una buena oportunidad y hacer el apartado para iniciar los trámites de compraventa, debes contar con el otro 20% al contado, de esta forma el proceso bancario seguirá de manera regular y no será necesario desfalcarte.

3. Evita los intereses

Insistiendo en el punto anterior, si ahorras lo suficiente para comprar la casa al contado ¡te ahorrarás muchos miles de pesos! En caso de no ser así, de cualquier forma una buena suma de dinero te llevará a dar un buen enganche y reducir los intereses, o bien el tiempo que durará el crédito.

4. ¿Estás iniciando tu carrera?

Si te encuentras iniciando tu carrera profesional o estás en un momento coyuntural, en donde es posible que te muevan en tu puesto, que te asciendan, que tengas que cambiar de residencia, o bien estás comenzando tu propio negocio, no es un buen momento para invertir en una casa. La movilidad, los riesgos de una empresa nueva y la construcción de la experiencia son opciones que debes considerar. Espera al menos tres años para contar con la seguridad suficiente de que tus ingresos se mantendrán estables.

5. Planes de boda

Dicen que el casado casa quiere, pero ¿ya lo hablaste con tu pareja? Si los planes de boda incluyen la compra de una casa, evalúen entre los dos los pros y los contras que ese momento y las circunstancias actuales, tanto laborales como económicas, les presentan. Dos cabezas piensan mejor que una así que tomen en cuenta los puntos anteriores y pongan en una balanza: tal vez lo ideal es ahorrar juntos para una casa más grande si piensan tener hijos, o aprovechar el crédito de alguno de los dos para comprar una casa pequeña mientras planean algo más grande.

6. Ahorra mientras vivas con tus padres

Cuando vivimos con nuestros padres, aunque contribuyamos con una parte de los gastos, tenemos la facilidad de ahorrar un poco de nuestro sueldo o de las ganancias de nuestro trabajo independiente, pues no tenemos la responsabilidad completa de la familia y el hogar. Este es el momento preciso para comenzar a ahorrar. Pocas veces lo pensamos, pero si hiciéramos esto durante tres o cuatro años podríamos llegar a comprar nuestra casa con un buen enganche o de contado a muy corta edad.

7. Los gastos de una casa

No olvides que una casa conlleva muchos gastos: cuentas de electricidad, de agua, de gas, el internet, el cable, el seguro por siniestros o vicios ocultos, el mantenimiento de las instalaciones y de la edificación, los cambios de pintura, las remodelaciones, alarma… ¡Un sinfín de cosas que incrementan el gasto! La inversión no termina al pagarla, apenas comienza… ¡No lo olvides!

Para darte una idea, checa estas 9 cosas que hacen que se gaste más electricidad en casa.

8. Gastos de escrituración

El costo de una vivienda no es el único monto que hay que cubrir. Los gastos de escrituración requieren una lista de documentos, más los traslados, el tiempo y el pago del asesor inmobiliario si es el caso. 

En el caso de los crédito Infonavit y Fovissste, una parte del ahorro durante el tiempo trabajado está destinado a este gasto, previniendo que no sea necesario conseguir dinero fuera del préstamo. Pero en los otros casos, créditos bancarios o al contado, este gasto es independiente.

9. El costo de vida de la localidad

Algunas veces nos enamoramos de un barrio, de una ciudad o de una región y queremos comenzar ahí nuestra vida independiente o nuestra familia. Pero es importante conocer el costo de la vida en ese sitio. Si se trata de la misma ciudad en donde ya has vivido pero es un barrio privado, investiga los montos mensuales por mantenimiento, seguridad privada, la distancia a tus lugares de trabajo y recorridos cotidianos para programar la gasolina, las horas pico del tráfico, etc. 

Si se trata de otra ciudad, con mayor razón debes considerar los gastos cotidianos de alimentación, de transporte, las tarifas de servicios y la seguridad del sitio. Recuerda que es una inversión para muchos años, no pierdas de vista estos detalles.

10. Financiamiento crediticio versus renta

Santerra Residencial: Casas de estilo minimalista por Pure Design
Pure Design

Santerra Residencial

Pure Design

Parece mentira, pero hay ocasiones en donde es mucho más barato pagar una renta indefinidamente que contratar un crédito hipotecario. Es necesario que revises en la zona de tu interés el rango de precios que se manejan en las rentas y los precios de venta, tanto en viviendas usadas como en nuevas. Por supuesto, contar con un patrimonio es importante, pero si no piensas tener hijos a corto plazo, si tú y tu pareja gustan de viajar y vivir en diferentes sitios, tal vez amarrarte a una deuda de largo aliento no sea la mejor opción. Analiza tus prioridades.

¿Habías pensado en estos detalles?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!