Antes y después: ¡un cambio asombroso!

Yadira Espinoza – homify Yadira Espinoza – homify
Google+
Loading admin actions …

Intermoble se dedica a las remodelaciones  interiores de casas abandonadas o descuidadas. A esas renovaciones, que cualquiera de nosotros puede necesitar en un momento determinado: cambiar la bañera por una regadera, sustituir el azulejo porque se ha quedado viejo, o diseñar una nueva cocina porque necesitamos aires nuevos en la casa. En esto, al igual que muchos de nuestros arquitectos registrados en homify, son ellos especialistas, y lo hacen de una forma eficaz, y adaptada a los requisitos de cada uno de sus clientes.

En esta ocasión te compartimos una de las remodelaciones integrales que estos expertos, han llevado a cabo de una cocina y un baño en un departamento de playa que necesitaba urgentemente un lavado de cara. 

¿Quieres ver el resultado? A continuación…

Antes: la cocina

La cocina se había quedado totalmente anticuada. Sus paredes estaban revestidas de azulejos cuadrados de pequeño formato con un dibujo que hacía juego con la loseta del piso, utilizadas en los años 90. Los muebles también lucían algún tipo de textura que nada tenía que ver con los azulejos, ni con el piso, y por si esto fuera poco, aparecían dos colores: el amarillo y el azul, en los cajones y en los marcos de las ventanas. Un diseño pasado de moda y sin armonía. 

Al fondo de la imagen, vemos el lavadero convertido en trastero. Checa lo que pasó con la remodelación de esta cocina…

¡La nueva cocina!

¡Tarán! La principal transformación que ha sufrido la cocina viene por medio de la incorporación del lavadero a su superficie. Se consideraba que este espacio podría ser mejor aprovechado si se cerraba por medio de una puerta corrediza y una celosía, y se diseñaban armarios de almacenamiento. ¡Se hizo así! Este cambio ha servido para que la luz que entra ilumine el interior de la cocina sin toparse con ningún tipo de partición. También por ello, se ha diseñado de forma lineal, a fin de que haya espacio para fluir y moverse.

Antes: el baño

Al baño le pasaba igual que a la cocina. El azulejo de las paredes era muy antiguo y obscurecía la estancia, que ya de por sí, cuenta con poca luz natural. Los sanitarios eran pequeños y su distribución poco funcional, se desaprovechaba mucho espacio.

Después: ¡el nuevo baño!

El nuevo baño ha cambiado completamente su distribución. En el nicho de la pared ahora se ha situado el lavabo, una pieza rectangular de líneas sencillas con un mueble inferior que sirve de almacenamiento. De esta forma ese hueco se aprovecha completamente. El gran espejo contribuye a aumentar la sensación de amplitud espacial.

También los azulejos de las paredes han sufrido una gran transformación: ya no son pequeños, ahora han sido sustituidos por otros rectangulares, blancos y de mayor formato, mucho más actuales. Por cierto, si quieres más ideas de azulejos, echa un vistazo aquí: Ideas para los revestimientos de pared del baño.

Antes: la tina de baño

El baño contaba con una bañera o tina, daba igual el poco espacio del que se disponía, la opción ducha no se contemplaba. Pero en este caso, no se trata de una bañera convencional, sino de una que permite lavarse estando sentado. Algo práctico para personas mayores, pero que ahora, con la remodelación y nuevos inquilinos del departamento de playa, esto ya no era necesario.

Después: ¡una regadera!

Para terminar te mostramos cómo ha quedado la nueva regadera que ha sustituido a la tina. La placa de cerámica ocupa mucho menos espacio y se ha ubicado en la esquina. De esta forma, el espacio sobrante ha podido cederse al resto de la habitación para distribuir mejor los sanitarios y montar armarios de almacenaje.

La nota de modernidad la dan los azulejos color vino que revisten el interior de la ducha. ¿A poco no te encantan?

Más proyectos de antes y después, aquí.

Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!