Una casa de campo ¡que lo tiene todo!

Joelia Dávila Joelia Dávila
Google+
Loading admin actions …

Hoy visitaremos una casa de campo espectacular en Cabreuva, Sao Paulo, en Brasil, y cuando decimos espectacular es porque ¡es realmente sorprendente! Se trata de una casa muy grande, con un generoso terreno cubierto de vegetación, senderos seductores, rincones mágicos y estancias dedicadas única y exclusivamente para el ocio. La prioridad que los clientes solicitaron a los arquitectos de Cactus Arquitetura e Urbanismo fue poder tener visitas y divertirse a placer sin preocuparse por molestar a quienes se encuentren descansando en las habitaciones o meditando en las zonas de estar a lo largo de los jardines. El resultado: una serie de construcciones separadas entre sí en donde cada una está destinada a una actividad en particular, así tenemos una capilla, una sala de meditación, una estancia de convivencia con comedor, un gran salón de juegos, una terraza con jacuzzi separada de los edificios, una casa entre los árboles, en fin… ¡no terminarás de sorprenderte con cada espacio!

El estilo de las construcciones es de carácter rústico, a base de ladrillo rojo y adoquines de barro, techos de madera sin revestimiento interior y mobiliario perteneciente a la familia desde tiempo atrás, materiales que consiguen realizar el sueño del gran patriarca: mantener la tradición de la familia reunida compartiendo momentos de risas y felicidad.

Una fachada de estilo colonial

La casa cuenta con toda la infraestructura necesaria para la recreación y el ocio, incluyendo grandes jardines y patios. La fachada del edificio principal es de un marcado estilo colonial brasileño, techos con teja, arcos en puertas y ventanas y baldosas cerámicas rojas. Al frente, un enorme patio con piscina y una cascada integra los jardines que rodean la casa y reúne a los visitantes al momento de darse un chapuzón.

Una casa en el árbol

Aunque más que una casa es una terraza para disfrutar de los interminables jardines del lugar. A la orilla de un sendero nos encontramos con esta estructura voladiza entre dos árboles, con una cubierta de teja a dos aguas, perfecta para descansar un momento de la caminata y observar las múltiples atracciones con que cuenta la casa.

Visita este libro de ideas ¡y sorpréndete con 7 diseños de casas en los árboles!

Un kiosko con jacuzzi

Y entre tanta maravilla, frondosos jardines, escalinatas y sorpresas, un kiosko detiene nuestro paso para invitar a relajarnos en el jacuzzi que esconde al interior. Alrededor, un lago con un puente de madera, una cascada de piedra y muchos pequeños rincones para detenernos y disfrutar de una maravilla distinta en cada respiro.

Capilla

Y de pronto, caminando absortos en el paisaje, una hermosa capilla interrumpe nuestros pasos con su magia y luz de colores. Construida para enaltecer la fe de los visitantes y la familia, esta capilla destella enigmática y fabulosa entre árboles y rayos de sol, los cuales proyectan infinidad de colores al interior al cruzar los vitrales. Ladrillo, teja y madera le dan un aspecto de exquisita calidez, de magia e infinita paz.

Salón de juegos

La sala de juegos se encuentra separada de la construcción principal de la casa para no importunar al resto de las visitas cuando la euforia de la diversión ataque a los jugadores. Esta gran sala ocupa más de 100 m2 y cuenta con billar, sala de tv, futbolito, mesa de ping pong, área de gimnasio y barra, entre otras cosas. Su doble altura la hace lucir más amplia de lo que ya es y el estilo cálido y rústico de los materiales son el toque perfecto para hacer sentir a los invitados como en casa.

Comedor rústico

En los interiores de la casa predomina el estilo colonial en color blanco y mobiliario rústico. Este es el comedor, espacio que reúne a la familia en un momento de convivencia y charla. Consta de varias mesas y una alacena con vitrina de madera rústica, así como una serie de sillas de madera de bambú que le dan una personalidad única y un carácter acogedor y desenfadado.

Tina y relax

Un baño con tintes orientales nos incita al descanso y la plena relajación mientras disfrutamos del agua tibia en esta tina de madera. Un muro de bambúes decora y refresca el lugar, y la privacidad se mantiene gracias a los muros de madera blanca que delimitan la habitación. Un descanso muy merecido después de tanto juego.

Espiritualidad ante todo

Y la gran casa de campo ¡no deja de sorprendernos! Ahora nos encontramos en la sala de meditación, un espacio dedicado exclusivamente a la relajación, meditación y el encuentro con uno mismo en un ambiente de paz y tranquilidad. Muebles y decoración con motivos hindúes, mandalas, imágenes de mantras, velas, incensarios y tapetes para meditar crean una atmósfera de espiritualidad y misterio.

Hemos llegado al final de nuestro recorrido, aunque seguramente esta gran casa de campo cuenta con muchísimos más rincones maravillosos ¡esperando ser descubiertos! Si quieres conocer otra casa de campo, mágica y llena de sorpresas, visita Una casa de campo ¡para gozar al máximo!

¿Te sorprendieron tantas atracciones en una misma casa? Comparte con nosotros tus impresiones.
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!