AYALA Proyectos y Construccion: Casas de estilo moderno por AYALA Proyectos y Construccion

Como reconstruir tu casa después del terremoto

Joelia Dávila Joelia Dávila
Google+
Loading admin actions …

Los humanos y nuestras obras somos vulnerables a la furia de la Madre Naturaleza. Ciclones, huracanes, vientos y terremotos han azotado nuestro planeta desde su nacimiento y nosotros, con el desarrollo de la tecnología, cada vez tratamos de protegernos más y mejor de aquellos fenómenos sobre los que no tenemos control.

Uno de los fenómenos a los que más tememos y que puede traernos muchos problemas son los terremotos. Un fuerte movimiento de tierra, una sacudida del suelo, puede remover desde la posición de los autos hasta tumbar árboles y destruir los muros y cimientos de nuestra casa.

Después de una tragedia de este tipo, lo primero que hay que hacer es conservar la calma y reunirnos con nuestros familiares y allegados, e inmediatamente después armar un plan de contingencia en donde todos colaboremos para reconstruir el hogar. Poco a poco y con un buen proyecto la edificación puede restaurarse y se puede volver a tener un hogar cálido y protector.

En este libro de ideas te damos algunos tips para reconstruir tu casa después de un daño de este tipo. 

1. Conserva la calma y observa

AYALA Proyectos y Construccion: Casas de estilo moderno por AYALA Proyectos y Construccion
AYALA Proyectos y Construccion

AYALA Proyectos y Construccion

AYALA Proyectos y Construccion

Lo primero que hay que hacer es conservar la calma y mantener comunicación con los seres queridos. Una vez que se encuentren todos reunidos y atendidos de posibles daños físicos, es necesario observar con atención las condiciones actuales de la vivienda. Visualizar qué tanto de la edificación se ha dañado y qué tanto se mantiene en buen estado o al menos rescatable.

2. Cierra tuberías y evita fugas

Después de asegurarte del bienestar de tu familia y comenzar a observar los daños, rápidamente debes revisar las instalaciones y las tuberías de gas, agua y electricidad. Es muy importante que, si detectas que algún tubo se rompió, cierres las llaves de paso que se ubican en el límite del predio: que bajes los apagadores del registro eléctrico, que cierres la llave de paso del agua y la del gas en caso de ser por tubería. Si es gas por tanque, cierra la llave de inmediato.

3. Registra los daños

AYALA Proyectos y Construccion: Casas de estilo moderno por AYALA Proyectos y Construccion
AYALA Proyectos y Construccion

AYALA Proyectos y Construccion

AYALA Proyectos y Construccion

Al observar detenidamente la construcción, comienza un registro de los daños en donde numeres las partes de la estructura dañada, como columnas, muros o losas de cubierta. Sigue con una lista de los elementos a desechar, como puertas, ventanas, tejados, asadores, etc. Y finalmente enumera los daños en acabados, jardines y zonas que no pongan en riesgo a la familia.

Haz también una lista con los elementos y estructuras que se mantengan en buenas condiciones o que sean rescatables.

4. Ubica tu garantía de vivienda

La mayoría de las viviendas, al venderse, cuentan con una garantía de construcción contra vicios ocultos y contra siniestros y desastres naturales. Busca entre tus papeles, ya sea el título o el contrato de compraventa a crédito los teléfonos de las oficinas de atención a clientes y garantía. Muchas veces el trato es directamente con la institución de gobierno responsable del crédito, como Infonavit o Foviste; otras veces es directamente con la empresa desarrolladora si el fraccionamiento aún les pertenece y no ha sido municipalizado. En cualquiera de los casos, institución o empresa deberán responder con dos acciones:

1. Enviar a un perito para que revise y dictamine los daños en la construcción, a fin de programar el apoyo. 

2. Tramitar un apoyo monetario o bien en especie o supervisión para restaurar la construcción, en caso de ser viable. Si el dictaminador lo considera pérdida total, la institución o empresa deberán responder con un pago por garantía.

5. Busca los planos

Casas de estilo moderno por homify
homify

Planta 1er Nivel

homify

Ya sea que cuentes con el beneficio mencionado en el punto anterior o bien que seas tú quien se haga cargo de los gastos completos, es necesario que busques los planos constructivos de la vivienda. Estos te ayudarán a ubicar las cimentaciones, los muros de carga, las trabes y las estructuras que soportan la edificación. 

Con esta información debes comparar si las estructuras de carga se han mantenido estables. De ser así, la vivienda no habrá sufrido daños mayores y sólo será necesario rehacer muros divisorios, pero no estará en riesgo el entrepiso o la cubierta.

En cambio, si elementos de carga han sido dañados, será necesario invertir en un soporte mayor a la estructura original, integrando marcos de acero o construyendo nuevas columnas, o bien tumbando muros y reforzando zapatas de cimentación.

En cualquiera de los dos casos, es muy importante que te asesores con un experto en construcción, ya sea ingeniero o arquitecto, para que haga los cálculos pertinentes y sustituyas lo realmente necesario.

6. Haz un presupuesto

Una vez ubicadas las partes de la construcción que deberán reconstruirse o reforzarse, debes hacer un presupuesto de materiales y mano de obra. Recuerda que, en caso de que el trámite de apoyo por siniestro en la institución, empresa desarrolladora o compañía de seguros haya sido aprobado, éste tarda varias semanas o meses en ser entregado. Deberás cubrir los gastos por tu cuenta mientras el trámite mantiene su recorrido.

Puedes proyectar el presupuesto por prioridades, fechas y costos, manteniendo en primer lugar aquellos gastos que impliquen el mejoramiento de la estructura de carga. Después los muros o elementos que no soportan peso, como los muros divisorios o tejados. Y finalmente los acabados, recuerda que en una contingencia este punto no es prioritario pero lo será una vez terminados los arreglos.

7. Ubica la zona más segura

Con la ayuda del plano constructivo y tu registro de daños, ubica la zona más segura de la casa y haz los arreglos y adecuaciones para habitar en ese espacio mientras se arregla el resto de la casa. Debes revisar muy bien esa zona con ayuda de expertos en el ramo de la construcción, para evitar poner en peligro a los tuyos.

8. Diseña un proyecto

De la mano de un profesional de la construcción y de la arquitectura en general, diseñen una restauración en fases, en donde lo estructural sea lo primordial y los detalles estéticos lo último.

Se trata de un proyecto de reconstrucción que incluya presupuesto, cronograma, materiales y manejo de pagos, así como la mano de obra en caso de que requieras contratar a una cuadrilla de albañiles o bien a un contratista. Junto con el o los proyectistas, elaboren un plan en donde la estructura rescatada se integre a una serie de nuevos espacios y elementos estructurales sin poner el riesgo a nadie. Sigue las fases una por una y prioriza reconstruir primero las zonas más necesaria como el cuarto de baño y la cocina, además de tuberías. Los lugares de estancia y descanso pueden dejarse al final.

Hasta aquí es indispensable que te acerques a un despacho de profesionales, pues daños de esta magnitud no se resuelven de forma casera, deben realizarse estudios de las estructuras y proponer nuevos materiales más resistentes. Por ello, te aconsejamos que a partir de este punto, te mantengas en comunicación con el despacho de tu elección para llevar a buen fin la restauración.

Para tener más ideas constructivas, visita 8 problemas que surgen después de comprar una casa, y cómo resolverlos.

¿Tienes algún tip que puedas compartir con nosotros y nuestros lectores?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!