Cocinas de estilo moderno por Desig9x Studio

Los 6 errores más grandes que cometemos siempre en la cocina

Xochitl Díaz Xochitl Díaz
Google+
Loading admin actions …

A menudo aprendemos a limpiar la cocina gracias a nuestros padres; ellos aprendieron en su momento de nuestros abuelos; y así sucesivamente. Esto nos conlleva a saber limpiar la cocina pero tal vez a desconocer la mejor manera de hacerlo. 

Por esto, como modo de ayuda en homify hemos identificado las principales áreas de la cocina donde se cometen errores de limpieza; pues no sólo restan belleza a la habitación, pueden tener estragos graves en nuestra salud.

1. No tener orden en las tablas de cortar

La contaminación cruzada de las tablas de cortar es una de las principales formas en que contraemos intoxicación pero, ¿qué es la contaminación cruzada? Es la transferencia de bacterias dañinas de un producto alimenticio a otro. Suena un tanto complicado de que suceda pero en las tablas de cortar es muy común, sobre todo cuando se trabaja con carne animal, y los estragos son delicados, pueden causar enfermedades graves e incluso la muerte.

Por lo tanto, es importante evitar la contaminación cruzada por el uso de tablas de cortar. Una de las mejores maneras de evitar la contaminación cruzada es tener tablas de cortar codificadas por colores. Así, te guiarás mediante los colores para usar la tabla solamente con ciertos alimentos; verde para las frutas y verduras, amarillo para las aves crudas, azul para los alimentos cocinados, blanco para los productos lácteos, marrón para los pescados y mariscos, y rojo para la carne cruda.

2. Mala limpieza en los trastes de hierro fundido

Las cacerolas de hierro fundido son cada vez más populares porque combinan muy bien en cualquier cocina, ya sea clásica o rústica aunque, ¿sabes cómo se supone que debes limpiar estos sartenes?

Primero que otra cosa, nunca coloques estos trastes, ya sea ollas, sartenes o comales, etc., en un lavaplatos, debes de lavarlos a mano, en agua jabonosa tibia o caliente; ahora que si tienen residuos de alimentos quemados en su fondo, usa bicarbonato de sodio para eliminarlos. Y lo más importante, asegúrate de secarlos a fondo porque  dejarlos secar al aire puede oxidarlos fácilmente.

3. Desconocer como limpiar artículos de acero inoxidable

El acero inoxidable es un material que ha ganado enorme popularidad en los hogares modernos. Se utiliza en la fabricación de refrigeradores, microondas, fregaderos y hornos, es decir, que hoy en día hay muchos artículos del acero inoxidable en una cocina y es menester estar enterados de los requisitos específicos de la limpieza de tal material.

Antes que nada hay que aclarar que el detergente promedio y el agua no son suficientes para limpiar el acero inoxidable, éste requiere una solución de limpieza especial, ¿por qué? Porque al igual que la madera, el acero inoxidable tiene poros, por esta razón hay que limpiarlo en una sola dirección y con una solución que lo impregne y deje inmaculado.

4. No tratar con cuidado la cristalería

La cristalería es una de las cosas que a menudo sólo se deja en el lavavajillas al final del día, sin pensar un poco el efecto que tendrá tanto movimiento en el vidrio; y es que aunque la mayoría del vidrio no se dañará de inmediato, con el uso constante muchos objetos muestran signos de daño. Esto puede notarse con rasguños finos o manchas; las segundas pueden quitarse con vinagre, pero el grabado no puede ser borrado, por esta razón puede ser mejor opción lavar a mano la cristalería.

5. No saber como lavar los cubiertos

Para ahorrar el trabajo al lavar los cubiertos, en el lavavajillas se meten todos como un gran cúmulo, y a mano se toma un buen puño de cucharas, tenedores y cuchillos, y se pasa la esponja por todos al mismo tiempo. Este proceder puede ayudar a ahorra tiempo y esfuerzo, pero es una mala idea para limpiar de una manera correcta.

Lo ideal es prestar atención en cómo manipulamos los cubiertos, pues sí se pueden seguir utilizando las técnicas que te describimos pero alternado el orden para que no se sobrepongan y un cubierto cubra la suciedad de otro. Entonces el acomodo de hoy en delante que tendrás que seguir es: el tenedor hacia un lado, el cuchillo hacia otro, y así sucesivamente.

6. Tratar con poco cuidado a los cuchillos

Frecuentemente a los cuchillos los tratamos sin cuidado y eso nos pone el riesgo, tanto a nosotros, porque podemos sufrir cortaduras, como al resto de nuestra cocina que puede ser marcada o rayada. Los sacamos del cajón y los usamos cuando los necesitamos, los colocamos en el lavaplatos cuando están sucios, y los guardamos cuando se les limpia, pero nunca cobramos conciencia de cómo debe ser tomados, limpiados y guardados.

Primeramente hay que saber desplazarnos con un cuchillo, se toma de su cacha y el filo va hacia abajo; para limpiarlos se debe examinar el material con el que está hecho, algunos son tan delicados que deben sí o sí ser lavados a mano; y al guardarse deben de examinarse que quedaron limpios y separarlos de acuerdo al uso que se les da: cuchillos para carne en un lado, para verduras en otro, y los que son de vajilla en otro sitio más.

Sé sincero con nosotros, ¿cuál de estos errores cometes con mayor frecuencia?
Casas de estilo moderno por Casas inHAUS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Pide tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!